Sociedad y Justicia

25 de noviembre, no hay nada que celebrar: La Libres

 

  • Al día, la organización recibe 10 mujeres que solicitan ayuda por ser violentadas
  • Las víctimas de violencia de género sufren de una combinación de todo tipo de violencia

 

25 de noviembre, fecha en que todo el país y el mundo comienza a hablar y conmemorar del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, sin embargo. para Las Libres A.C. no hay nada que celebrar, sino por el contrario hay mucho que lamentar y reclamar; esta organización feminista fue fundada en el año 2000 para promover y defender los derechos humanos de las mujeres, principalmente en el estado de Guanajuato por los casos de mujeres arraigadas por supuestos abortos sin cumplimiento de la ley, aunque al haber tenido éxito en el trabajo de la defensa en todo el país han actuado en la exigencia del cumplimiento y garantía de todos los derechos para las mujeres mexicanas.

Desde su experiencia, en el trabajo que han hecho día a día con mujeres víctimas de violencia de género y con el fenómeno del feminicidio, Verónica Cruz, presidenta de dicha organización civil, asegura estar consciente de que el gobierno mexicano no ha hecho lo suficiente para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres, siendo que tiene una obligación y mandato constitucional, por lo menos para la aplicación de políticas públicas con perspectiva de género.

A pesar de que México cuenta con la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, las leyes estatales en cada una de las entidades mexicanas no garantizan que realmente las mujeres estén libres de violencia, “no hay un solo gobierno ni estatal y mucho menos federal, que haya tomado en serio su trabajo en esta materia, incluso, al Estado mexicano le vino bien la ola de violencia generalizada porque así pudo invisibilizar los feminicidios”, y con ellos la muestra de que las autoridades no están enfocándose en el verdadero problema.

Es por ello que la activista enfatiza que “a estas alturas, el 25 de noviembre de cada año no tenemos nada que conmemorar ni celebrar, las leyes que tenemos son discursos políticos, letras muertas” ya que las acciones efectivas no existen con esa normatividad burda y sin trabajo de fondo.

La realidad, según Las Libres, es que la violencia contra las mujeres va en aumento, todos los días -por lo menos en la organización- se atienden al menos diez mujeres que se acercan a pedir asesoría, apoyo emocional, acompañamiento jurídico, todas ellas mujeres víctimas de algún tipo de violencia de género.

Con mucha claridad, esta organización destaca que las instituciones que procuran y administran la justicia en el país no están haciendo su trabajo con perspectiva de género ni basado en los derechos humanos de las mujeres; en ninguna entidad se ha encontrado que exista alguna política pública efectiva de prevención, atención y sanción a la violencia contra las mujeres, ni tampoco para la reeducación de aquellos hombres violentos que afectan la integridad de la mujer, hasta las autoridades en su actuar revictimizan a las mujeres víctimas de violencia.

La Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, por ejemplo, tiene un mecanismo de alerta de género, siendo Las Libres A.C. la organización que más veces la ha solicitado, en el estado de Guanajuato la han sugerido en tres ocasiones, de las cuales en este año apenas se avanzó con las recomendaciones al Estado, que por cierto este 15 de enero del 2015 se le vence el plazo que se le dio al Estado para cumplir a cabalidad los derechos humanos en sus instituciones.

“No ha cumplido y ni cumplirá porque no pone el suficiente esfuerzo y la preocupación sobre la vida de las mujeres, estamos seguras que el gobierno de Guanajuato y el Gobierno Federal -así como ha sucedido en otras entidades federativas- se unirán y asegurarán que sí han cumplido con todo, pero la realidad es que la violencia y los feminicidios van a la alza”.

La sociedad civil organizada es quien tiene la batuta para continuar en la exigencia de que las autoridades utilicen el recurso del erario público para hacer políticas públicas eficientes y efectivas, “nada de eso vemos ni en Guanajuato ni en Aguascalientes ni en toda la República mexicana; el problema de la violencia contra las mujeres no les es suficientemente grave a la federación como para atenderlo”.

Desde la experiencia de la asociación, la mayoría de las mujeres que viven violencia de género está combinada, es decir, no sólo está afectada por un tipo de violencia sino varias o todas en un mismo instante; recordemos que la violencia de género se expresa de las siguientes áreas: física, sicológica, sexual, económica, patrimonial e institucional. La modalidad que más se repite es la de la física y sicológica al interior de la familia, aunque también hay constantes abusos sexuales en las escuelas, acoso sexual en los trabajos, violencia comunitaria y violencia institucional en las dependencias gubernamentales.

Verónica Cruz lamentó que las estadísticas en México siguen siendo las mismas, inclusive van a la alza, “se supone que con las leyes, los programas, líneas telefónicas, todo lo que los gobiernos nos han dicho, deberían de haber disminuido las cifras pero en caso contrario se están elevando”, hay más violencia contra más mujeres tanto en cantidad como en términos de edad, anteriormente la violencia de género se ejercía sólo en mujeres adultas, hoy no sólo es a ese sector sino también a las de edad media hasta niñas de menos de once años.

En 1993 la Organización de las Naciones Unidas (ONU) estableció en todo el mundo que “violencia contra la mujer se entiende, todo acto de violencia basado en la pertenencia al sexo femenino que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o sicológico para la mujer, así como las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de la libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la vida privada”.

Para dar cuenta de la extensión y gravedad de la violencia contra las mujeres en los estados, el INEGI realiza encuestas en todo el país, la última fue efectuada en el 2011, donde los datos muestran que 63 de cada 100 mujeres de 15 años y más han padecido algún incidente de violencia, ya sea por parte de su pareja o de cualquier otra persona.

A finales de ese año, el INEGI colaboró con el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) para llevar a cabo el levantamiento de la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (ENDIREH), obteniéndose que de una muestra de 152 mil 636 mujeres de 15 años y más, 63 de cada 100 mujeres de 15 años y más han padecido algún incidente de violencia, ya sea por parte de su pareja o de cualquier otra persona; 46 de cada 100 mujeres de 15 años y más que han tenido al menos una relación de pareja, matrimonio o noviazgo, han sido agredidas por su actual o última pareja a lo largo de su relación.

The Author

Itzel Acero

Itzel Acero

No Comment

¡Participa!