Opinión

Cosas que quedaron sin decir / El banquete de los pordioseros

En 1987 Pink Floyd editó su disco “A Momentary Lapse of Reason”. Fue el regreso del grupo británico después de algunos años de ausencia. Su disco anterior “The Final Cut”, que a decir de David Gilmour, fue “el peor de Pink Floyd”, pero el mejor de Waters como solista”, marca la salida de Rick Wright de la agrupación. Para el siguiente álbum, justamente el “Momentary Lapse of Reason”, y ya sin la presencia del bajista Roger Waters, Richard Wright regresó a Pink Floyd, aunque sólo como músico invitado, todos los créditos son para Nick Mason y David Gilmour.

En ese mismo año, 1987, se formó, por iniciativa del entonces Gobernador del Estado, el Ingeniero Miguel Ángel Barberena, el Organismo Público Descentralizado de Radio y Televisión de Aguascalientes integrando en un solo sistema a las dos identidades de comunicación que hasta ese momento pertenecían al Instituto Cultural de Aguascalientes, Canal 10 de Televisión que entonces se llamó Canal 6, hoy Aguascalientes TV, y XENM Radio Casa de la Cultura que a partir de ese momento se llamó “La Voz del Estado” y de ahí una serie de nombres que cambian cada sexenio impidiendo así la identidad que tuvo cuando nació el 12 de octubre de 1973 y que fue la primera estación de radio cultural de nuestro estado, e incluso, una de las primeras a nivel nacional en ofrecer una programación más comprometida con las causas culturales, vocación que poco a poco ha perdido hasta llegar al vacío y abandono total en que ahora se encuentra, al parecer la van a cambiar a la frecuencia modulada, pero considerando las tendencias de la actual administración de RyTA, más le valía quedarse como está y no ridiculizar más a la que en otro momento, fue el gran orgullo de la radio local con una programación de altísimos estándares de calidad para un público exigente, conocedor e inteligente… ¡¡¡ah, qué tiempos aquellos!!!

Bien, pues todo esto lo menciono porque cuando el disco de Pink Floyd “A Momentary Lapse of Reason” conoció la luz pública, David García (q.e.p.d.), uno de mis tres maestros de radio, los otros son Ulises Zamora y José Dávila, fundador de la radio cultural en Aguascalientes, y un servidor, teníamos un programa de radio que se transmitía todos los sábados de 10:00 a 12:00 de la noche, lo hacíamos en vivo y se llamaba “En el Aire”, recuerdo que llegó David con el disco en cuestión en sus manos y me dijo: “vamos a ser los primeros en transmitir completo el disco nuevo de Pink Floyd en toda la República, bueno, al menos en Aguascalientes”. Y sí, en efecto, fuimos los primeros en difundir este material a través de las ondas hertzianas.

Todo esto lo menciono porque el destino quiso que yo me encontrara en la cabina de transmisiones, ahora de Radio Universidad, el único bastión que nos queda de la auténtica radio cultural en nuestro estado, concretamente en el programa “Dimensión Ótica”, especializado en rock progresivo y que atinadamente conducen Pablo del Valle y Fernando López, para participar como invitado en la nueva, no sé si la última, producción discográfica de Pink Floyd. En efecto, el pasado miércoles 12 de noviembre a las 20:30 horas., con los titulares del programa y otros invitados que como un servidor son convocados eventualmente para hacer un ciclo de especiales: Luis Ariel Sifuentes, Héctor Saavedra y Enrique Campos Ceccopieri, tuvimos la fortuna de transmitir como primicia en nuestro estado y seguramente de los primeros en hacerlo a nivel nacional, el disco: “The Endless River” que salió al mercado el pasado 10 de noviembre, es decir, todavía calientito, recién sacado del horno, nosotros ya lo teníamos al aire en el 94.5 de FM.

El disco “The Endless River” es un disco instrumental excepto por la última canción “Louder Than Words”, y es material que quedó enlatado durante las sesiones de grabación del disco “The Division Bell” que se lanzó en 1994, es decir, han pasado 20 años desde la última producción discográfica de Pink Floyd, y se presume que hay en existencia poco más de 20 horas grabadas con música de estos legendarios músicos ingleses, cintas y cintas llenas de materia que captura, desde canciones bien estructuradas, hasta improvisaciones y sesiones de ensayo, sin duda, testimonios muy interesante para quienes Pink Floyd es algo más que una simple banda de rock progresivo, así que no estemos tan seguros de que este pueda ser el último disco.

En las 18 pistas de este nueva producción encontramos la más pura y fina esencia de la música que ha caracterizado a Pink Floyd, con esas inmensas y profundas atmósferas musicales logradas por Rick Wright en los teclados que forman el lienzo ideal para que David Gilmour pinte sus finos trazos con sus inconmensurables solos de guitarra.

Es Pink Floyd de principio a fin, de eso no hay duda. El otro día conversando con un amigo a través de las redes sociales me decía que esto no sería más que material de desecho, y que se haría lo mismo que con Michael Jackson, editar material verdaderamente desechable. Yo le decía, respetando su opinión, que no podemos juzgar el asunto con el mismo criterio, en realidad, todo lo que hace Jackson, para quien esto escribe, es justamente material de desecho, en cambio Pink Floyd no puede hacer algo sin calidad, es su esencia, hacer buena música es connatural a Pink Floyd, no pueden ir en contra de su naturaleza.

La primera canción del disco se llama: “Things Left Unsaid”, y aquí está ese discurso que recopila todas esas cosas que quedaron sin decir.

rodolfo_popoca@hotmail.com

 

The Author

Rodolfo Popoca Perches

Rodolfo Popoca Perches

No Comment

¡Participa!