Familiares de personas desaparecidas de Aguascalientes exigen tener justicia - LJA Aguascalientes
27/11/2022

  • Se realizó un convenio para agregar en los recibos del agua un volante con las fotografías, nombres y características de tres personas
  • Están saliendo cuerpos y cuerpos pero no dicen de quién y nosotros estamos desesperados

Sergio de Lara, padre de Sergio de Lara Quezada, quien desapareció el 30 de agosto del 2011 en una visita que realizó a un amigo en Villa Hidalgo; “al día siguiente que no llegó mi hijo fui con las autoridades pero no me ayudaron en nada, nunca tuve ninguna llamada de rescate o extorsión, nada. Yo empecé a investigar en Jalisco, Aguascalientes y en Zacatecas, he ido todos esto años a ver cuerpos cuando me avisan pero ninguno ha sido mi hijo”.

Desde un inicio, destacó que las autoridades en Aguascalientes le manifestaron que no existía ninguna pista para seguir con la investigación y que seguramente su hijo pertenecía a algún cártel de narcotraficantes y que por lo mismo “había sido un ajuste de cuentas”, las procuradurías de Jalisco y Zacatecas han apoyado a la familia en la investigación, pero sin ayuda de Aguascalientes el caso no ha tenido ningún resultado.

Hace año y medio fue la última vez que el señor Sergio de Lara tuvo contacto con la Procuraduría General de Justicia de Aguascalientes, “me dijeron que no sabían nada, que no había hebra para una investigación, es injusto que cuando se trata de un hombre siempre dicen que pertenece al narco y si es mujer que se fue con el novio, como sea, son nuestras autoridades, para eso están, para buscarlos, no para criticar y levantar falsos. Cuando pasó lo de mi hijo, fui inmediatamente a la Procuraduría y no me ayudaron, al contrario se burlaron”.



 

El año pasado, el padre de Sergio de Lara Quezada fue llamado por la Procuraduría de Jalisco para que reconociera tres cuerpos aparecidos en el Rancho El Rosario ubicado entre Teocaltiche y Villa Hidalgo, pero ninguno era su hijo, “Jalisco y Zacatecas me han hecho el favor de enviar el ADN a varias entidades porque los de aquí nunca lo enviaron y creo que ni lo enviarán”; con un intenso dolor mostrado en el rostro, el padre del joven desaparecido desde hace tres años, reclamó el caminar que han tenido que hacer porque las autoridades de su propio estado olvidaron el expediente de su hijo.

María del Rocío Mota Soto, madre de la joven de 18 años llamada Sara Estefanía Muñoz Mota, que desapareció el 19 de septiembre del 2014 cuando salió de su casa en busca de empleo, “fui al día siguiente como a las 3:00 de la tarde pero me dijeron que aún no se cumplían las 24 horas, que me esperara, y ya desde ahí siempre que voy me dicen: pues qué me cuenta señora; siendo que yo voy a que me digan qué han investigado porque quiero a mi hija de regreso”.

Hace 15 días le indicaron que una excompañera de la preparatoria de su hija señaló haber tenido contacto con ella vía whatsapp donde le dijo que estaba viviendo en Torreón, pero que por cuestiones de burocracia se tardarían aproximadamente tres meses en lograr que las autoridades de allá apoyaran en la investigación, “yo no sé cómo se basan en una sola cosa si su celular está apagado desde el 17 de octubre, en sí ellos no han investigado nada”.

La madre cree que el desinterés de las autoridades por este caso es debido a que hace un año su hija le comentó que tenía un pretendiente en Estados Unidos, pero desde un inicio la madre se negó a tal relación amorosa, “yo le pedí que no siguiera en comunicación con él porque era peligroso, ni lo conocía ni nada, estamos seguros que no está con él porque ella dejó hablar con él, ellos dicen que ya es mayor de edad y que por lo mismo no pueden ayudarme porque se fue por su propio pie; cómo saben si ni siquiera han investigado nada”. A partir de que observó el trabajo de las asociaciones civiles como Tanuc A.C. y Colectiva Feminista, la señora decidió comenzar la búsqueda de forma independiente, destacando que desde un inicio en la Procuraduría le dijeron que si quería resultados favorables y rápidos hiciera el trabajo por su parte, porque con ellos se tardaría mucho.

Selene Acevedo, hermana de Crystal Acevedo, joven adulta de 29 años de edad que desapareció el 26 de julio del presente año, explicó que tras haber tomado una semana de incapacidad, Crystal se presentó el sábado 26 de julio a su trabajo, a la salida, ya en la noche, no regresó a casa, “ya que vimos que era muy noche mi papá intentó localizarla pero su celular ya estaba apagado”; después de tres días el padre empieza a recibir llamadas de extorsión, pero la Procuraduría les aseguró que no tenían relación con la desaparición de la joven, sino que se trataban de personas aprovechándose de la situación para sacar algún beneficio económico.

“Hasta el momento, ya cuatro meses de que desapareció mi hermana, nos dicen que no hay nada, ni pistas ni comentario alguno, porque las cámaras que estaban cerca sólo graban ese día y las de la gasolinera no dejan ver nada que diga algo del paradero de Crystal”, hace dos meses fue la última vez que la familia de la joven tuvo reunión con las autoridades.


Para cualquiera de los casos, la Red de Organizaciones en Búsqueda de Personas en Aguascalientes realizó un convenio con la concesionaria del agua en la capital (Proactiva Medio Ambiente CAASA) para agregar en los recibos del agua un volante con las fotografías nombres y características de estas tres personas, así como el número de contacto para cualquier información.

 


Show Full Content
Previous La Purísima… Grilla: Me dijo La vestida, me dijo mariquita, me llamó mandilón…
Next Estudiantes sometieron a ATUSA, se integran dos rutas
Close

NEXT STORY

Close

Quistes en las mamas no siempre representan riesgo para cáncer

30/04/2017
Close