La Purísima Grilla

La Purísima… Grilla: Teatro fantástico

Adiós, amigos… Escribió Cuauhtémoc Cárdenas: “La reunión que hoy sostuve con el Presidente y el Secretario General del partido, CC. Carlos Navarrete y  Héctor Bautista, muy cordial en su desarrollo, lo que agradezco, considero llegó demasiado tarde, al poner de manifiesto, una vez más, que mantenemos profundas diferencias en nuestras visiones de cómo enfrentar los problemas internos del partido, en particular las medidas que debe adoptarse para recuperar la credibilidad de la organización y de manera especial de sus dirigentes ante la opinión pública, indispensables para lograr su reposicionamiento como una verdadera opción política de carácter y alcances nacionales, única forma en la que le sea útil al país”

 

Irrevocable. Tras un cuarto de siglo de militancia en el Partido de la Revolución Democrática, de ser su candidato, su representante, su líder moral, Cárdenas Solórzano dice adiós a todos eso; no sirvió la reunión con la dirigencia (que “moderó” la senadora Alejandra Barrales), pero tampoco se podía esperar mucho de un encuentro que duró menos de una hora, no cuando lo que el ingeniero puso sobre la mesa fue la acusación dura y directa sobre la ausencia del PRD en las luchas sociales en el país, Cuauhtémoc Cárdenas le reclamó a Carlos Navarrete “las ausencias del partido, como institución, de las luchas que están librándose en distintas partes del país”, que lo del sol azteca hubiera guardado silencio sobre la detención (el 20 de noviembre) de once jóvenes que participaron en la manifestación en solidaridad por los normalistas de Ayotzinapa, hoy presos en penales federales.



 

Aún hay más… pero no para Cárdenas Solórzano dentro del PRD, porque además de las ausencias, reprobó la alianza con Acción Nacional en Sonora; de nada sirvió que Héctor Bautista, pecando de institucional, hiciera la grosería de entregar al ingeniero un documento de los acuerdos que sobre candidaturas y alianzas electorales tomó el congreso nacional perredista, como si no fuera evidente que la mano que mece la cuna (Jesús Ortega) está detrás de las negociaciones que han alejado al PRD de su militancia, pero sobre todo de su representatividad; insistente en los gestos inútiles, el secretario general hizo referencia a que el de la Revolución Democrática ya pidió perdón por la postulación y apoyo al gobierno municipal de José Luis Abarca en Iguala, aclarando que pedir perdón “no es suficiente”, pero que ahí está.

 

Pasastes a mi lado, con cruel indiferencia… Si la disculpa de la cúpula perredista no es suficiente, en mucho es por lo tarde que llega; al igual que la renuncia de Cuauhtémoc Cárdenas, sí, el gesto de renuncia es dignísimo, pero, en sus propias palabras, ya no es “útil al país”, por lo menos no para el PRD, llega tarde también, y el ingeniero se va sin más, sin demandar que la complicidad de la que acusó a Carlos Navarrete sea castigada; visto de la peor manera, el PRD pierde a su líder moral porque no pudo cambiar a la dirigencia, sólo eso, quienes quieren equiparar la renuncia de Cárdenas Solórzano hoy, con la declinación que Heberto Castillo hiciera a su candidatura en 1988, olvidan agregar la generosidad y ánimo constructivo que el fundador del PMT tuviera con el movimiento cardenista, con el país.

 

Estas ruinas que ves… ¿Qué deja Cárdenas Solórzano al irse del PRD? Aunque apunte en su carta que no pide que nadie lo siga (como para deslindarse de Andrés Manuel López Obrador y su éxodo para conformar Morena), ese gesto de me voy solo, poco agrega a la menguada militancia perredista. Conserva su “dignidad” Cuauhtémoc, les deja el escombro y promesas sin cumplir, ahí que se las arreglen los que se quedan. Y como ya sabemos cómo se las arreglan, no se puede esperar mucho de lo que ocurra en el PRD, por lo pronto, Carlos Navarrete a bote pronto, ya estableció su posición a través de un tuit (dos en realidad, por la extensión): “Muy lamentable la renuncia del Ing Cardenas. Se cierra una etapa en la vida del PRD. Seguiremos luchando por México junto a… millones de mexicanos que están en nuestras filas y muchos más que nos han dado su voto. Ahora, a seguir trabajando por nuestro país!”. Ajá, ándale, así mero.

 

Prometes y prometes… Bajo esa luz, la de los perredistas, es la misma posición que la de la administración federal, que con el elefante en la sala, sólo busca cómo deslindarse de la responsabilidad a través de promesas, como las de Miguel Ángel Osorio Chong, quien dijo que esta semana Enrique Peña Nieto hará un anuncio importante, que porque “se tienen que hacer acciones, se tiene que modificar lo que no está caminando bien, y se tienen que tomar decisiones que modifiquen completamente este escenario respecto a donde hay debilidad del Estado mexicano, donde hay debilidad particularmente en los municipios”, el secretario de Gobernación remató señalando que Peña Nieto habrá (algún día) de tomar decisiones acerca de lo que “no ha funcionado, a lo que se tiene que renovar, cambiar, será un anuncio importante”… Qué será será, whatever will be, will be…

 

Donde pongo el ojo… En el ámbito local, las promesas de Cuauhtémoc Cárdenas como las de Enrique Peña Nieto, están en el mismo tono que las del presidente municipal capitalino, Antonio Martín del Campo, cuando señala que será hasta después de su informe cuando tome la decisión de hacer cambios en su gabinete, ¿está bien, está mal?, no importa, porque los enroques o relevos que presente, aparte de responder a las renuncias que tendrá en su escritorio de quienes quieren participar en el proceso electoral de 2015 (v.gr. Jorge López Martín), la mancha de una respuesta tardía, si hay funcionarios que no están sirviendo, que atienden más a sus antiguos amos que a la confianza otorgada (como los delegados de la Insurgentes y Pocitos), ya está lista la evaluación que justificará su remoción, entonces, ¿para qué esperar?; en el fondo, la dilación de Martín del Campo lo que ha logrado es que se quite un poco de presión, o por lo menos atención, a quienes se les quemaban las habas por el informe de Carlos Lozano de la Torre y sus (supuestamente tradicionales) anuncios de cambios en el gabinete; el gobernador no pudo haber pedido que le salieran mejor las cosas cuando, por mandato de ley, no se le permitió hacer un magno evento para la presentación de su informe pues se le cruzó su viaje de promoción económica por Asia.

 

Las luces del cañón priista, además, están enfocadas por el hecho de que Lourdes Dávila fuera designada secretaria general del tricolor, son tantos los ardidos que emplean “panista” como si se tratara de un insulto… Ya, que sea para menos; y la petición también va para los de Acción Nacional, los menos indicados para usar la antigua militancia como improperio, nomás hay que recordarles que apenas en 2013, los operadores del blanquiazul se desvivían por allegarse a sabidos militantes del priismo. Que no se nos olvide la manera en que abrieron las puertas a la exregidora Bertha Mares, al exdiputado David Hernández Vallín y a Arturo Ibarra, presidente de la Asociación de Militares Retirados, entre otros. Es en momentos como estos cuando la vergüenza cae sobre las escuelas de formación de cuadros. Si se habla de consentidos presupuestales en la entidad hay que enlistar tanto al PRI como al PAN, los responsables de la fama bipartidista ¿A poco no les alcanza para educar y proyectar militancia propia con las decenas de millones que reciben cada año?, es pregunta.

 

La del estribo. De risa loca, en verdad, ayer los coordinadores del PRI, PAN y PRD en el Senado decidieron que se van a regalar a sí mismos, en serio, cada uno de los legisladores de la Cámara Alta recibirá una caja de chocolates por las fiestas decembrinas, y cada coqueto chocolatito viene con su rostro, así como lo leyó, se darán una caja que contiene 128 piezas de chocolates y en ellas están impresas las caritas sonrientes de los senadores de todas las bancadas. Dijo el presidente del Senado, Miguel Barbosa, que el regalito no será a costa del erario público, que porque saldrá de bolsillo de los coordinadores de bancada… ah, caray, ¿ya no les pagamos el sueldo a los senadores? Como sea, ¿chocolates con la jeta de los senadores?, ¿en serio?… En fin, como decía Cachirulo al final de su Teatro Fantástico: Adiós, amigos, ¡y no olviden tomarse su chocolatote!
@PurisimaGrilla

The Author

La Purísima Grilla

La Purísima Grilla

No Comment

¡Participa!