PolíticaSociedad y Justicia

Sólo el cinco por ciento de las mujeres violentadas presentan denuncia

  • El 15 por ciento de los 680 casos que ha atendido el IMMA corresponden a violencia severa
  • La gran mayoría de las mujeres que reciben tratamiento regresan con su pareja por la cuestión económica

 

El día de ayer se conmemoró el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, y fue Martha González Estrada, titular del Instituto Municipal de la Mujer de Aguascalientes (IMMA) quien informó que sólo el cinco por ciento de las mujeres que sufren algún tipo de violencia presentan la denuncia correspondiente ante el Ministerio Público, además de que el 15 por ciento de los 680 casos que ha atendido el IMMA en lo que va del año, corresponden a violencia severa.

González Estrada indicó que es más común que una mujer que ha sido agredida, solicite ayuda y asesoría para así lograr poner límites, o en su caso retirarse del hogar o divorciarse, contrario al cinco por ciento que finalmente decide presentar una denuncia ante el Ministerio Público “pasar a la parte penal es difícil, nos encontramos con el problema de que en el Ministerio Público las desalientan”, esto al decirles que los procesos serán muy largos o hacerlas reflexionar respecto a quién va a mantener a sus hijos, lo que hace que desistan muy fácilmente de las denuncias.

Al IMMA le corresponde el sensibilizar a las personas, para hacerles entender que atender el tema de la violencia no es una opción sino un deber, por lo que para los servidores públicos es una obligación, lo que se hace en el instituto es trabajar en el empoderamiento de las mujeres, para restablecer su autoestima ya que es difícil que vayan a un proceso jurídico cuando moralmente están devastadas; es importante fortalecerlas en este aspecto y lo demás es un segundo paso, consideró la funcionaria municipal, para que además de poner la denuncia se les den alternativas para valerse por ellas mismas económicamente, “mientras eso no suceda van a regresar con los agresores”.

Una constante dentro de los casos que se presentan diariamente, es que si bien la mujer acude a terapia y logra superar de alguna forma la violencia que ha padecido, ésta regresa con su agresor ya sea su esposo o concubino, esto por la cuestión económica aunque la diferencia está en cómo regresa ya que “ponen límites que es la parte del proceso en donde ya no permiten que las agredan, tienen que vivir con ellos porque hay que ver por el sustento de sus hijos”.

Hasta el momento el IMMA ha atendido a 680 mujeres de las cuales el 15 por ciento se puede considerar que fueron víctimas de violencia grave, que ya no pueden regresar a sus hogares y tienen que acudir a un refugio como el de Mujer Contemporánea -el único de este tipo en el Estado- y otra parte hace contacto con algunas redes de apoyo con familiares o en otras ciudades.

También se ha logrado dar terapia a 85 hombres, esto es algo en lo que se está iniciando ya que no es fácil que se reconozcan como agresores sobre todo porque están sujetos a burlas, “el hecho de que ellos mismos pidan ayuda es difícil, hay hombres que acuden por voluntad propia y a otros es la mujer la les pide que atiendan su caso o terminan la relación”, esto es un ejercicio positivo porque se dan cuenta que pueden ejercer su masculinidad de otra manera, en comparación a cómo la habían aprendiendo; se les hace ver que no es necesario que repliquen el machismo que sus padres o abuelos les educaron.

Esto es algo de suma importancia, ya que al reeducar al hombre se puede prevenir que “hoy violente a una mujer y mañana a otra”, esta es otra forma de apoyar a la mujer, en cuanto al noviazgo, la titular del IMMA señaló que el 30 por ciento de las mujeres también son agredidas por ejemplo, al obligarlas a tener relaciones sexuales, controlarlas o incluso al celarlas, “es algo que en la juventud se debe de poner atención, si se puede hacer un ejercicio de reflexión personal, cualquier mujer en algún punto de su vida ha sufrido de violencia y es más frecuente que en el hombre”.

Finalmente, respecto a casos de violencia laboral en el municipio capital, dentro del Instituto de la Mujer sólo se han conocido dos casos, en el que uno era de un hombre hacia otro hombre -que al final la víctima desistió del proceso- y otro de un hombre a una mujer, no se descarta por supuesto que haya mujeres que al ser agredidas, responden con violencia, “es en menos ocasiones pero no estamos exentas, hay mujeres que se asumen como violentas y se atienden en el instituto, ya que la violencia que se les ha aplicado la replican”.

The Author

Alejandra Huerta

Alejandra Huerta

No Comment

¡Participa!