Política

A dos años de su gobierno tenemos un presidente desgastado

  • Difícil que aprobación de Peña Nieto repunte en lo que queda del sexenio
  • Solo ha cumplido 13 de sus 266 compromisos: Pérez Almanza

 

A decir de Vicente Pérez Almanza, coordinador de la Comisión Operativa Estatal de Movimiento Ciudadano (MC) en Aguascalientes, a dos años de que Enrique Peña Nieto tomara la Presidencia de la República, se ha convertido en uno de los presidentes más desgastados y no ha cumplido sus promesas -sólo se han concretado 13 de sus 266 compromisos-, además de que no tiene idea de cómo enfrentar la crisis por la que está atravesando el país.

El representante de MC dijo en la rueda de prensa semanal del partido que en comparación con otros presidentes, que mostraron declives a partir del cuarto o quinto año de gobierno, al comenzar este tercer periodo, este desgaste “ni siquiera es raro, porque al final de cuentas no ha dado las respuestas, no ha cumplido las promesas, no ha sabido atender una sociedad. A dos años no se vislumbra una mejora”.

Esto lo dicen los líderes de opinión -no sólo la oposición-, parece que todo mundo tiene una mala opinión de él, “creo que eso no se veía desde Zedillo y eso por la latente economía mala que había dejado Carlos Salinas y en esa gran devaluación que tuvo, sin embargo, repuntó”, cosa contraria con el actual presidente, con quien parece difícil que esto suceda.

De acuerdo a un portal de internet (http://bit.ly/1zIXqyr), el presidente de la República llega a su segundo año de gobierno con 13 compromisos cumplidos de los 266 que firmó ante Notario Público durante su campaña electoral, asimismo, en otra nota (http://bit.ly/1ygHKEe) se indica que su aprobación “llegó a su punto más bajo en noviembre de 2014, justo al cierre de su segundo año de gobierno, según dos encuestas realizadas por diarios de circulación nacional… en la primera 58% de los ciudadanos encuestados desaprobó a Peña Nieto, mientras sólo 39% lo aprobó; en la segunda, elaborada por la encuestadora Buendía & Laredo, también señala que el porcentaje de ciudadanos que aprueban la gestión del mandatario llegó a su nivel más bajo en dos años, al situarse en 41%, mientras el de personas que la desaprueban está en 50%”.

 

Ante el anuncio y cancelación de la visita que haría Peña Nieto al estado de Guerrero, frente a la crisis por la desaparición de los 43 normalistas de la escuela rural Isidro Burgos, para Pérez Almanza, lo que le ha faltado al mandatario de los Pinos, es un sentido humanista y social “de saber escuchar y de saber hablarle a la ciudadanía, decía Denisse Dresser que era un presidente que le hablaba al teleprompter y no a los ciudadanos y creo que tiene mucha razón”, ya que parece que sólo lee los discursos que le escriben sus asesores.

No tiene control de lo que está pasando y es claro y notorio que “no tiene la idea de cómo enfrentar los problemas, creo que en su gran medida si hubiera escuchado, si hubiera tenido esa apertura para solucionarlos, no los dejaría avanzar, pero cada vez son más las cosas que empieza a desgastar”; es por eso que esta nula o deficiente respuesta es señal de que o no hace caso a sus asesores, no tiene o los que tiene son muy malos, basta observar el mensaje que dio su esposa Angélica Rivera a la nación para explicar la compra de la llamada Casa Blanca, “pretendiendo engañar a los ciudadanos con su gran video, es una clara muestra de que ni idea tienen en qué país viven”.

El miembro de Movimiento Ciudadano aseveró que esta situación por la que está pasando el presidente se ve reflejada en su partido el Revolucionario Institucional (PRI), “si al menos se vislumbrara que vamos por buen camino -porque toda transición es difícil-, pero en ésta no se ve ni siquiera por dónde seguirle, y si continúa de esta forma, en donde lejos de agarrar el control en su máxima expresión y realidad en donde son los hechos, sale enojado, molesto y amenazante, menos lo va a lograr”.



The Author

Alejandra Huerta

Alejandra Huerta

No Comment

¡Participa!