Opinión

Las mejores portadas en el rock. Segunda parte / El banquete de los pordioseros

Hoy continuamos con el tema que la semana pasada dejamos inconcluso y, sin duda, hoy también quedarán cosas sin decir, así que desde estas primeras líneas me hago a la idea de que esto es inagotable. En efecto, platicar acerca de las mejores portadas en el rock es, además de indiscutiblemente apasionante, igualmente polémico, así que si tú, amable invitado a la mesa de este Banquete, tienes una mejor propuesta, no dudes en compartirnos tus preferencias, siempre es interesante considerar diferencias y coincidencias entre las portadas de esos inmensos discos con los que hemos crecido.

Recuerdo con especial cariño, cuando escuché por vez primera el disco “Deja Vu”, producido en 1970 por Crosby, Stills, Nash & Young, con el percusionista Dallas Taylor y Gregor Reeves en el bajo, y la siempre afortunada participación en el tema: “Teach your Childern” del guitarrista de Grateful Dead, Jerry García, y por cierto, ya que hablamos del Muerto Gradecido, vale la pena mencionar que esta banda del área de la bahía de San Francisco, tiene algunas muy buenas portadas, recuerdo por ejemplo, la del disco “Blues for Allah”, o aquella de “American Beauty”, en fin, pero regresando al disco “Deja Vu”, cuando yo lo conocí, éste era ya uno de los indiscutibles clásicos del rock. No recuerdo exactamente la fecha en que lo conocí, pero debió ser alrededor de 1980, yo tenía 17 años y estaba viviendo esa época en la que cada nuevo disco entre mis manos representaba la promesa de una increíble aventura sonora. Estaba yo sentado en mi cama, creo que un viernes en la tarde noche cuando coloqué el disco en el equipo de sonido, me recosté en un cojín lo más cómodamente posible para disfrutar de aquella música, una a una las pistas fueron sucediéndose con el lento paso del brazo de la tornamesa, 33 1/3 revoluciones por minuto: “Carry on”, “Teach your children”, “Almost cut my hair”, “Helpless” mi favorita del disco y original de Neil Young, “Woodstock”,” Deja Vu”… en fin, todo el disco, mientras observaba con atención la portada que muestra en un elegante y rústico, al mismo tiempo color sepia, a los cuatro integrantes de este ensamble, además de los dos músicos invitados, una guitarra acústica recargada en un tronco y un perro en primer plano viendo hacia la cámara.

Hay otros buenos discos que recuerdo, además de la razón obvia que es la música, por sus portadas, por ejemplo, aquel de John Mayall de 1966 llamado: “Blues Breakers, John Mayall with Eric Clapton”, con Mayall al piano, órgano y armónica además de la voz, Clapton en las guitarras, John McVie en el bajo y Hughie Flint en la batería. Cómo disfruté aquel disco allá a principios de los 80, creo que esa fue la época de mayor asimilación musical para quien esto escribe, fue cuando empecé a descubrir algunos de los más influyentes discos en la historia del rock, entre ellos, claro que pasaré por alto varios, está el “British Steel” de Judas Priest, desde la portada tiene la más pura esencia del más fino metal. El “Live After Death” de Iron Maiden, para mí, uno de los mejores discos de rock en vivo, con el famoso “Eddy” Iron Maiden, la mascota del quinteto de metal inglés saliendo de una tumba en un tétrico cementerio en medio de una tormenta con una vista lejana de la ciudad que duerme plácidamente ignorando las cosas extrañas que suceden en aquellas sepulturas. También recuerdo con un agridulce sabor a nostalgia el disco “Toys in the Attic” de 1975, mi favorito de Aerosmith, con aquella portada mostrando juguetes arrumbados en un baúl, juguetes viejos y me imagino que empolvados y con un par de llaves viejas que con toda seguridad son las del ático, ésta es una de mis portadas favoritas, además, claro, de la música muy tocada por el blues.



51xFs5iPwDL

 

Primus tiene excelentes portadas, acorde a su inteligentísima propuesta musical. Creo que del grupo de Les Claypool, Tim Alexander y Larry LaLonde, las portadas que más me gustan son “Sailing in the Sea of Cheese” de 1991 y “Frizzle Fry”, con aquella grotesca figura como de plastilina o de cera o no sé de qué, friéndose en una sartén.

primus_1372066267_crop_550x550

Primus-Frizzle_Fry

Indiscutiblemente Frank Zappa es un genio, hasta para sus portadas, como la de “We’re only on it for the money”, que todavía no entiendo si es una parodia o un homenaje, o en todo caso, ambas cosas, al “Sgt. Pepper’s” de The Beatles. Como sea, es un disco impresionante, tanto por la música como por el trabajo gráfico.

sadfghsdf

Discos como el “Sticky Fingers” de los Rolling Stones, o de este mismo quinteto británico el que da nombre a esta columna que amablemente aceptas leer cada viernes, “Beggars Banquet” (El Banquete de los Pordioseros). De Zappa el primero, “Freak Out”, aunque el disco en vivo “Does humor belong in music?” tiene también una tapa genial. Jimmy Hendrix nos ofrece portadas llenas de vida y color, además de la comentada la semana pasada, me gusta la de su primer disco, “Are you experienced?”, muy representativa de la época. El “Animals” o “Dark Side of the Moon” de Pink Floyd. De los Beatles hay muchos, pero inevitable mencionar dos, el “Revolver” y “Abbey Road”, posiblemente la portada más famosa del rock.

20130521_rolling-stones-sticky-fingers_91

92d5e1587d75cad3d158c9dbba95eda73d4bbd00594d1e2aa017b4f7

 

Ya pasaron los años en donde acomodábamos nuestros discos con portadas parchadas con cinta adhesiva, aquellos acetatos que ocupaban tanto espacio, ahora los CD’s ahorran lugar y se conserva mejor, tanto la portada como el contenido musical; pero, ¿no extrañas tu colección de LP’s?, yo sí, y mucho.

rodolfo_popoca@hotmail.com

 

The Author

Rodolfo Popoca Perches

Rodolfo Popoca Perches

1 Comment

  1. sergio
    16/01/2015 at 13:12 — Responder

    ¿en donde puedo leer la primera parte?

¡Participa!