Sociedad y Justicia

Tres sanciones económicas resultan del operativo decembrino de Profeco

  • Superama, Massimo Dutti y un estacionamiento deberán pagar una multa por afectaciones al consumidor
  • Llega a cobrarse la multa hasta 6 meses después de la resolución de la dependencia

Como parte del cierre del año, la Procuraduría Federal del Consumidor en todas sus delegaciones presentó los resultados de su operativo decembrino, el cual inició desde el 5 de diciembre del 2014 con verificaciones a artículos navideños, religiosos, regalos, ropa, calzado, electrónicos y juguetes, así como salones de fiesta, hoteles antros, bares, restaurantes, panaderías y tiendas de autoservicio.

En la delegación Aguascalientes se realizaron 43 visitas en total, de las cuales 35 fueron correctas, cuatro circunstanciadas (que el negocio cambió de giro o ya no existe) y cuatro informativas (corrección de la falta sin multa).

La delegada Patricia Valadez Bustamante, especificó tres casos de afectación al consumidor que concluyeron en sanciones al proveedor. La primera fue a la tienda de ropa Massimo Dutti (ubicada en el centro comercial Altaria), donde se comprobó que el consumidor había sido afectado por un cobro mayor al que se promocionaba en exhibición, “el precio que decía en el paquete que vio -y demostró con fotografía- era de 859 pesos y al momento de pagar en caja se le cobró 3 mil 300 pesos”.



De manera inmediata, la Profeco suspendió la comercialización de varios productos (relojes, lentes y mancuernillas) por no contar con la etiqueta correspondiente, según los encargados de la tienda, las etiquetas no se ven elegantes conforme al concepto de la marca, sin embargo, la ley especifica que el proveedor debe adecuar su forma de trabajo conforme a las normas oficiales.

La sanción fue por comportamiento comercial incorrecto, que va desde 600 hasta dos millones y medio de pesos, por ahora el proveedor debe emitir su recurso donde especifique cómo se subsanará las irregularidades encontradas, “recibimos un oficio pero no dice cómo corregirá su error, sólo dice que sí colocan las etiquetas y que no entienden por qué se les está sancionado”. Una vez presentado su recurso, Profeco analiza la documentación para concretar la resolución y emitir la sanción correspondiente a finanzas del estado.

La segunda verificación mencionada por la delegada fue denunciada vía redes sociales, donde se quejaba el consumidor de que la tienda Superama constaba con producto líquido caduco; al hacer la verificación se encontró una unidad de jugo orgánico en presentación de un galón con fecha de vencimiento de un mes.

El producto fue inmovilizado y la tienda se hizo acreedora a una sanción de al menos 50 mil pesos, ya que es un acto que pone en riesgo no sólo la economía del consumidor, sino su salud, según la Norma Oficial 051, la cual indica qué especificaciones debe tener un producto como la información nutricional y la fecha de caducidad, “se revisó jugo por jugo tanto en exhibición como en almacén y sólo se encontró un producto caduco”.

Durante el primer semestre del año pasado, la tienda de autoservicio Chedraui se sancionó por la cantidad de 200 mil pesos al haberse encontrado 21 productos lácteos caducados (leche, yogurt y queso); en ese caso la resolución fue impugnada por la empresa al exponer que es una cantidad excesiva, “en Profeco creemos que si no hay sanción que realmente les pegue, las malas acciones seguirán de su parte, la salud del consumidor no puede estar en juego”.

Por último, la delegación obtuvo una visita de verificación en negativa por parte de un estacionamiento de la calle Hospitalidad en la zona centro, por lo que fueron acreedores a una sanción directa de 23 mil 500 pesos, “no permitieron que los verificadores trabajaran y esto suele pasar a veces, lo lamentable es que de todos modos después regresamos ya con la fuerza pública”. Este tipo de verificaciones consisten en que el reloj checador esté debidamente calibrado, que no exista alguna alteración al momento del pago, que los precios estén  al vista y la información sobre la tolerancia.

Ya que este negativo fue en la última semana del mes de diciembre, la dependencia cuenta con 22 días para recibir una explicación de la empresa y emitir la resolución, mientras tanto para el lunes o martes, aproximadamente, llegarán los verificadores acompañados de elementos de Seguridad Pública para realizar la verificación correspondiente.

Tiempo  para hacer valer estas infracciones

Normalmente los consumidores no presentan una queja hacia esta dependencia por lo tardado y pesado que puede llegar a ser el proceso de resolución, sin embargo, Valadez Bustamante aseguró que en el último año han logrado fortalecer el área administrativa para lograr acortar los tiempos de respuesta.

El procedimiento normal para hacer valer las infracciones o sanciones ya resueltas en oficio por las dos vías, Servicios al Consumidor y Verificación y Vigilancia, son tres meses. Posterior a dicho plazo, algunos proveedores pueden impugnar la resolución por medio de acciones jurídicas; de tres a seis meses posteriores al oficio final, la Profeco ya emite la sanción para que el área de Finanzas del estado pueda ejecutar la multa.

 

The Author

Itzel Acero

Itzel Acero

No Comment

¡Participa!