Opinión

La ciudad de ceda / Análisis de lo cotidiano

Aguascalientes comenzó a ser llamada La Ciudad de Ceda a finales de los años setenta. Yo no sé exactamente de quien fue la idea ni como se implementó. Me consuela un poco el hecho de que lo he preguntado a varios conciudadanos y tampoco lo saben. Lo realmente importante es que en algún momento una persona tuvo la idea de proponer a la sociedad una conducta y ésta fue aceptada. Por esas fechas tuve la necesidad de estar en varias ciudades de nuestro país y recibí el comentario elogioso de quienes se enteraban de que en nuestro terruño cedíamos el paso a un automóvil y lo hacíamos de buena manera. Aristóteles (384-322 a.c.) dijo que el hombre era un zoon politikon, ya que desarrolla habilidades y destrezas para convivir en sociedad. Propuso algunas normas de convivencia que fueron aceptadas debido a su enorme prestigio como filósofo y educador. Habrían de transcurrir varios siglos para que se establecieran las normas de tránsito vehicular por las ciudades, cuya fecha de inicio se pierde en el tiempo, ya que resulta ocioso preguntarnos ¿Quién estableció las primeras reglas para el tráfico de los carruajes en la antigua ciudad de Menfis? Seguramente la necesidad de implementar normas para conducir comenzaron cuando apareció el automóvil. En 1870 Sigfried Marcus en Viena lanzó a rodar el primer auto con motor a gasolina. Pero fue Henry Ford en 1908 quien produjo autos en serie y comenzó a complicar su paso por las calles. Lo interesante es que el primer reglamento de tránsito se estableció en la ciudad de Nueva York en 1901 para regular el paso de carruajes de caballos y después se extendió a los autos. Fue la ciudad de México en nuestro país la primera que tuvo una regulación de tráfico en 1903, aunque se comenzó a aplicar formalmente en 1922. Desde entonces aparecieron las señales de tráfico, si bien es cierto que eran operadas por policías que se situaban en el centro de las calles más socorridas, subidos en un banquito de madera y levantando los carteles de pare y siga. La costumbre de Ceda el Paso apareció en Estados Unidos y en Europa al mismo tiempo después de la segunda guerra mundial, o sea a inicios de los años cincuenta. Tal vez se tardó demasiado tiempo en llegar a nuestra ciudad y tal vez nuestra ciudad no fue la primera en implementarlo en nuestro país, pero lo importante es que existe. Ahora que ya funciona y lo hemos integrado a nuestra conciencia social ¿Qué sería bueno que hiciéramos? Tomando en cuenta que los seres humanos somos tendientes a imitar conductas, particularmente las que crean bienestar ¿Cuál será la medida que nos haga mejorar todavía mas nuestra convivencia citadina? Campañas para no tirar basura, para no desperdiciar el agua, para ahorrar energía eléctrica han ido y venido con mayor o menor fortuna ¿Qué sigue? ¿Reducir el uso del automóvil y favorecer la bicicleta? Resulta difícil de creer en una ciudad que aumenta sus vías rápidas, construye pasos a desnivel y aumenta la compraventa de autos. Tampoco parece que tendría éxito la búsqueda de reducir el ruido, cuando existen los conciertos masivos, los altavoces en los comercios y se venden equipos de sonido de gran poder. Quizás tendríamos que comenzar por extraer de la consulta ciudadana ¿Cuál es en estos momentos el primer gran problema para la armonía urbana? La vivienda, el tráfico o los desplazamientos. Si es un gran problema seguro necesitará una gran solución. Aguascalientes ¿necesita un metro? O ciudades dormitorio con un excelente tren suburbano? Cerrar zonas al tráfico de autos?  Abundan las ideas y seguramente algunas se convertirán en realidades. Lo que resulta claro es que la actitud de Ceda el Paso es muy satisfactoria y civilizada, pero comienza a ser insuficiente.

 

hecgrijalva@hotmail.com



The Author

Héctor Grijalva

Héctor Grijalva

No Comment

¡Participa!