Sociedad y Justicia

Sin avance en la entidad en materia de sensibilización sobre la violencia social y de género

  • Se confirman las lagunas de información estadística sobre violencia de género y trabajo gubernamental con perspectiva de género

A pesar de vivir en pleno siglo XXI la situación en materia de respeto a los derechos humanos, en específico de las mujeres, aún no se considera tema general entre las autoridades gubernamentales y ciertos sectores de la población; entre las investigaciones y trabajo de monitoreo del Observatorio de Violencia Social y de Género de Aguascalientes, se observa que en la entidad todavía persisten ideas que degradan la condición femenina.

El equipo de dicha organización civil lamentó que si una mujer es acosada verbal o sexualmente, lo primero que se cuestiona tanto por autoridades como por la sociedad, es lo que hizo la mujer para que le ocurriera; en el caso de los feminicidios, es común que los medios de comunicación los consideren como crímenes pasionales o en asaltos sexuales a mujeres, indicar cuál es su profesión, si “era buena madre, esposa, alumna”, lo cual indica que en Aguascalientes aún no hay un avance en cuanto a la sensibilización sobre estos temas.

Durante el proceso de realización del monitoreo de violencia, realizado durante casi cuatro meses, se confirmaron las lagunas de información estadística sobre el número de mujeres violentadas y asesinadas en la entidad, así como la ausencia del trabajo gubernamental con perspectiva de género.



“Luego de la observación realizada, pudimos darnos cuenta que la sociedad en general carece de información mínima que le permita identificar las violencias que padece”, recordándose la existencia de los diferentes tipos de violencia: la feminicida, económica, sexual y en el ámbito de la salud.

Como organización civil feminista, el Observatorio ha hecho especial hincapié en que dichas violencias son estructurales y por ello pasan desapercibidas, al considerarse formas normales de relacionarse, “aquí está nuestro reto, empezar a informar para que las mujeres exijan el respeto a sus derechos”.

Mariana Ávila, presidenta de esta organización, destaca que las diferencias socioculturales de las identidades de género están tan asimiladas por todos los habitantes de una sociedad, que comenzar a cuestionarlas causa disgusto. Hasta el momento, han observado que desde la visión crítica del feminismo se ha logrado evidenciar tales diferencias socioculturales entre géneros no sólo en Aguascalientes sino en todo el país, por lo que a pesar de las críticas de ciertos actores políticos, el Observatorio seguirá trabajando arduamente en busca de mejorar las decisiones gubernamentales y sociales, todo en aras de la erradicación de la violencia, la diseminación y la violación a los derechos fundamentales de las mujeres.

El primer obstáculo encontrado durante esta primera etapa, y el cual propicia la existencia de las violencias (social y de género), es el escaso conocimiento que se tiene sobre ellas y su repercusión no sólo a nivel privado, sino también político y cultural. Aunado a la poca información veraz que se tiene y la casi nula importancia de las instancias gubernamentales por atender este tipo de problemáticas.

 

The Author

Itzel Acero

Itzel Acero

No Comment

¡Participa!