Chick Flicks, Rom Coms (A la Mala) / Bocadillo - LJA Aguascalientes
21/07/2024

La comedia romántica es tan polémica debido a que demanda, a pesar de lo soso o cursi que pueda ser un guión, un nivel de atención que no todos los espectadores pueden darle. Lo hablamos en la primera columna pero no me canso de repetirlo; aunque no lo creamos, hay gente que no lee prensa sobre cine, no consumen los remolques (je) y en general deciden qué entrar a ver durante el paseo del centro comercial. Por eso las carteleras tan piteras, destacando los músculos (si es Channing Tatum) o nalgas (si es ScarJo) de los protagonistas. También de ahí la razón para títulos tan estúpidos como sobre-explicativos. Las distribuidoras consideran distraídas a las audiencias internacionales, se necesitan colores, cuerpo, cosas muy directas. Tal vez son idiotas, sí (¡la masa!). Al fin y al cabo es un negocio donde se ocupa vender a como dé lugar.

 

Por cliché, genética, prejuicio, realidad, las comedias románticas (no necesariamente chick flicks) van dirigidas a un público femenino. Hay atención al detalle, harto diálogo, muchos personajes y en general una historia frenética que hipnotiza. Es un lenguaje que vemos también en televisión, en cosas como Gilmore Girls o Sex and the City. Al grueso de mis congéneres hombres eso los hace a un lado. Aunque en realidad de Mad Men a Girls solamente hay estilo de diferencia. Es lo mismo. Gente despreciable y privilegiada con problemas profundos (porque, hey, todos sufrimos igual). A mí igual me gusta 27 Vestidos que This is 40 que Iron Man o Die Hard. Pienso que los prejuicios son algo estúpido. Es como en los dos miles, que ocultabas que escuchabas N’Sync y tenía que gustarte Limp Bizkit. Qué puto horror. Ahora a nadie le da el pop. Y vaya pop tan asqueroso que tenemos en el Top 40 (menos Taylor Swift, cuz the internet).

 

El cine mexicano, por alguna idiota razón siente que en 9 de 10 producciones debe dar una lección de responsabilidad social. Pobreza, desigualdad, grupos marginados, abuso, sexo complicado, culpa, discriminación. Hueva. Hay que tocar esos temas pero no son las únicas historias o conflictos que tenemos los mexicanos. Me sorprende que la moda de filmar rom coms haya tardado tanto en llegar a los estudios, director y productores de nuestro país. Es un género perfecto para nuestra industria. Locaciones hermosas, protagonistas atractivos, mucho diálogo (sólo ocupamos un guionista con cerebro) y buena dirección. Eso no es tan caro como una mala película de terror o acción nacional (te estoy viendo, Tony Dalton). Solamente se ocupa ingenio y talento. Tal vez por falta de estas dos cosas, nadie todavía traslada decentemente la gran novela mexicana, Las Batallas en el Desierto al cine.

 

Mientras tanto, hay aperitivos como A la Mala. La historia no nos muestra pobreza ni discriminación, sino simplemente 90 minutos de Santa Fe, la espantosa ciudad del futuro al lado de un muladar en el Distrito Federal. La historia tiene dos o tres giros bastante buenos, así como una población de personajes secundarios muy interesante (sí, por acá también vimos Knocked Up). Y un gag visual relacionado a Timbiriche que me encantó. La protagonista es una de estas mujeres de voz roncota, que por ahí les dicen Guzmán, un cliché y estereotipo de mexicana que existe entre la gente fresa. El mismo caso de la amiga de la protagonista, que habla en inglés sin motivo aparente, pero al parecer es algo grande con los mirreyes el presumir los 18 años de Berlitz (tiraron su dinero a la basura, yo lo aprendí con 10 años de series). Una historia tal vez no tan original pero sí muy entretenida. El pero es esta tendencia tan pitera de ligar una canción popular mexicana con el guión a calzador.

 

Alguna vez en mi segmento de El Bisteck de Benshorts (http://bit.ly/1G4Kbvr) hablaba sobre muchas otras buenas comedias mexicanas. Paraíso, Cásese quien pueda, Amor de mis amores (buenísima, recomendable). Y es lo que mejor nos sale como país. ¿Cuál era nuestro mejor producto de exportación? Cantinflas, claro.


 

@masterq

[email protected] (atrévete a responder)


Show Full Content

About Author View Posts

Avatar photo
Francisco Trejo Corona

Coordinador en LJA.MX y Tercera Vía // @gonodropio en Twitter

Previous Reforma Financiera, nomás no da los frutos prometidos: CROM
Next Con reservas, panistas discutirán sumarse a Legislador Transparente
Close

NEXT STORY

Close

La Banda Sinfónica Municipal en la Autónoma de Aguascalientes

26/03/2014
Close