Le urge a México políticos honestos / Martín Orozco Sandoval en LJA - LJA Aguascalientes
16/04/2024

Con toda razón, el gran filósofo Séneca decía en su tiempo que  “lo que las leyes no prohíben, puede prohibirlo la honestidad”.  Se trata de un apostolado que debieran seguir quienes pretenden o asumen la administración pública.

Pero también, me parece un legado olvidado y el más claro ejemplo lo tenemos a diario al conocer los actos de corrupción que se da sin excepción en todas las esferas del poder. Una práctica que se volvió común incluso en sectores como los sindicatos y los partidos políticos, por citar algunos protagonistas.

México está urgido de una verdadera transparencia sobre todos los actos que son públicos. Pero esa transparencia no debe ser una moda ni la bandera política de los gobiernos en turno para pretender convencer sobre un trabajo que muchas veces se distingue por la simulación o la discreción.

Está por hacerse realidad la vigencia de la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública  que confiamos no se trate de un intento más en la rendición de cuentas sino que sea asumida por todos como la obligación que tienen las autoridades en caminar por el sendero de la rectitud e informar a la sociedad de manera clara y oportuna sobre su proceder.

En el análisis de esta nueva ley reglamentaria, he encontrado la respuesta a varios de mis insistentes reclamos,  dos de ellos en particular, sobre la forma como vienen operando algunos sindicatos y partidos políticos, que lejos de ejercer una auténtica representatividad,  se vuelven una denigrante y sospechosa  carga financiera para el pueblo.

De prosperar en el pleno del senado de la república la iniciativa de Ley General de Transparencia como se propone,  los sindicatos estarán obligados a reflejar toda su relación económica con las autoridades, los bienes que poseen y en que gastan.

Es deseable que ello implique que sindicatos donde sus líderes han gozado de todo tipo de privilegios y hasta de impunidad, como son el de Petróleos Mexicanos, de los Trabajadores de la Educación y de los Mineros, por recordar sólo algunos, dispongan ya de toda la información pero que además, faciliten a sus propios gremios, así como al ciudadano común su consulta a través del Internet.

Los institutos de transparencia de los estados, estarán jugando un importante papel en esta nueva figura de la transparencia, al estar comprometidos también a extender su nivel de auditoría y sanción, y no seguir observando sólo a las dependencias de los gobiernos estatales y municipales.

El nuevo ordenamiento estaría facultándolos para resolver cualquier hecho de corrupción contra el servidor público involucrado, los integrantes de sindicatos, partidos políticos, persona física o moral.


Su proceder deberá asegurar en todo momento la imparcialidad, con decisiones autónomas, justas y sin sesgos partidistas.

Otros puntos que rescato en la iniciativa que esta misma semana estaremos resolviendo en la cámara alta, es que se elimina el carácter reservado sobre aquellas investigaciones relacionadas con violaciones graves a los derechos humanos, delitos de lesa humanidad y los evidentes actos de corrupción.

Celebro que también se nos obligue a los legisladores federales como a los propios diputados locales detallar los ingresos que recibimos, como son el salario, los bonos, compensaciones, gratificaciones, prestaciones, primas y comisiones. Y que se esté contemplando el castigo a quienes incurran en la omisión, el dolo y negligencia.

Por primera vez, la Ley de Transparencia está considerando medidas más estrictas para los que predican en la opacidad e incurren en la corrupción.  No se dejarían exentos a los gobiernos estatales y municipales, al Poder Judicial,  a las universidades públicas, los fideicomisos y todos que tengan una relación directa o indirecta con la administración pública. Tampoco se desmarca el gasto en los viáticos, honorarios, compras y gastos en servicios.

Esperemos que con ello, se puedan al menos frenar los llamados “moches” a los  que se recurre en los procesos de licitaciones o adjudicación directa de determinada obra o programa gubernamental.

México necesita construir su presente y futuro a partir de la confianza ciudadana en sus gobiernos, situación que prácticamente es por ahora inexistente.

Indudablemente que el marco legal que pretende una mayor transparencia y una menor corrupción, significa un gran avance en la legitimación de los gobiernos y de quienes forman parte de la clase política.

Esta misma semana, la citada reforma culminará su proceso legislativo en el Senado de la república, deseamos que en la cámara de diputados se logren los consensos para que pueda aprobarse.

Pero soy reiterativo en que ninguna ley es más poderosa que la formación individual en valores y la ética.   Cuando tu proceder siempre se ha basado en la honestidad, en trabajar pensando en el bien común y en la rendición de cuentas, estás en condiciones aplicar ese modo de vida a favor de tu comunidad y por el beneficio de México, y seguramente la corrupción será un  tema  que siempre estarás rechazando.


Show Full Content
Previous Asegura municipio capital que irregularidades por casi un millón de pesos del Subsemun ya fueron solventadas
Next Esfera Pública: Sobre un Sistema Nacional Anticorrupción

1 thought on “Le urge a México políticos honestos / Martín Orozco Sandoval en LJA

  1. Completamente de acuerdo con Usted, México necesita políticos honestos y verdaderamente interesados en el pueblo y sus necesidades, por lo que ni Usted ni ninguno otro de los actuales entran en esta esfera, porque ni modo que nieguen que ustedes usan los partidos y los recursos públicos para sus propios intereses verdad Don Martin Orozco, y si quiere que le creamos hay muchisimo que cortar en el PAN

Comments are closed.

Close

NEXT STORY

Close

Acuerdan estado y Federación sobre personal del IMSS y más en LJA.MX, edición 4/4/2024

04/04/2024
Close