Aumenta la demanda en la Casa de Animación Cultural Oriente - LJA Aguascalientes
20/02/2024

  • En respuesta a las solicitudes de los usuarios, prevén aumentar talleres matutinos
  • El IMAC consolida la CACO como un centro cultural que trabaja en busca de agentes de cambio social

Si bien la Casa de Animación Cultural Oriente (CACO) ha tenido varias etapas (tanto altas como bajas) para llegar a su consolidación, el Instituto Municipal Aguascalentense para la Cultura (IMAC) agradece la postura que han tomado los talleristas al ser sensibles con la situación personal de algunos menores pero sin llegar a convertirse en guardería, ya que la finalidad de este centro cultural es desarrollar las habilidades artísticas y difundir la cultura.

Alejandro Vázquez Zúñiga, titular de esta dependencia municipal, asegura que el éxito de la CACO se debe no tanto al vínculo de autoridad sino a que el espacio está cubriendo una demanda que estaba olvidada, el oriente de la ciudad es una zona donde se concentra la mayor parte de la población, al estar alejada del Centro Histórico, en donde generalmente se efectúan los servicios culturales y artísticos, los habitantes quedaban divididos de estas experiencias.

“Los niños y jóvenes ven en la CACO una alternativa muy atractiva para no estar en la calle ni en vicios que pueden llegar a afectar su vida, poco a poco se está logrando alejarlos de estos malos actos, teniéndolos ocupados en actividades artísticas y culturales”, que a largo plazo no sólo beneficiará a su persona sino a todo el entorno familiar y social. La Casa se ha convertido en un espacio para la demostración de habilidades y desarrollo de inquietudes.

El funcionario detalla que los registros indican un crecimiento importante de padres de familia que confían en la institución para que sus hijos desarrollen sus aptitudes, convivan con más niños y descubran sus habilidades, “también vemos que más niños está optando por la CACO para sus ratos libres”, inclusive ya se encuentran analizando la apertura de más talleres en el turno matutino porque la demanda ya superó a los que se tenían en un inicio; esto debido a que además de los niños y jóvenes de los alrededores, el IMAC atiende mediante este centro a los alumnos de un bachillerato público y un par de secundarias cercanas a las instalaciones, “esto se ha vuelto muy orgánico, la relación vecinal con la Casa es lo más sorprendente; ahora a nosotros como institución nos toca responder a esa demanda”.

Aunque a un año de haber abierto la CACO ya puede considerarse como consolidada, aún le restan ciertos proyectos por concretar, tal es el caso de la biblioteca propia que pretenden conjuntar antes de concluir la administración; así como un laboratorio de cómputo para que los jóvenes puedan asistir a realizar sus tareas con talleristas que los ayuden.

Para Vázquez Zúñiga todos los proyectos pueden caminar cuando las administraciones se plantean retos interesantes y relevantes, todos basados en las necesidades reales de la sociedad, proyectos diseñados desde el terrero verdadero y no desde los escritorios.

“Realmente es un espacio cultural muy afortunado, me atrevo a decir que no hay uno en la ciudad como éste”, ya que no sólo se toca el tema de la cultura como entretenimiento y recreación, sino como un agente de cambio social que permite a los talleristas observar por qué un niño le gusta tanto asistir a la Casa, por qué tiene tanto potencial pero tapado de temores; ser sensibles a la situación interna de las familias en busca de generar un cambio en el entorno social.


Show Full Content
Previous Seminario sobre Arte y ciudadanía en la época de la web 2.0
Next Deja municipio capital más de tres obras pendientes
Close

NEXT STORY

Close

Nuevas generaciones de personas trans trata de romper con los esquemas machistas

13/07/2020
Close