Estudiantes de la UAA cursarán como currícula ordinaria la materia de Nutrición y fomento a la salud - LJA Aguascalientes
23/04/2024

 

 

  • Actualización de plan de estudios y nuevo esquema de Formación Humanista, grandes trabajos para Salud Pública de la UAA
  • Cambios bruscos de temperatura y niveles de contaminación deben atenderse por la Salud Ambiental

 

Como parte de las reformas al programa de Formación Humanista en la Universidad Autónoma de Aguascalientes, todos los estudiantes tendrán como parte de su carga curricular ordinaria la asignatura de Nutrición y fomento a la salud, la cual recaerá en su mayoría en el departamento de Salud Pública; informó el rector, Mario Andrade Cervantes, durante la inauguración de las Jornadas de Actualización en Salud Pública, acto protocolario que estuvo a cargo del director general del Instituto de Servicios de Salud del estado.

Además de esta nueva tarea que emprenderá el departamento de Salud Pública de la UAA, Andrade Cervantes comentó que actualmente se está realizando la revisión y rediseño del plan de estudios de este programa académico, y así se oferte nuevamente este programa académico para estudiantes de nuevo ingreso, y se fortalezca la salud integral en el estado.

Al respecto, manifestó que los profesionales de Salud Pública contribuyen de manera sustancial para alcanzar mejores niveles de bienestar en las naciones, por lo que también deben aportar al desarrollo de políticas públicas integrales que promuevan la salud; ello con base en la investigación científica, como las que genera la Autónoma de Aguascalientes para mejorar la calidad del aire, suelo y agua en el estado.

Andrade Cervantes hizo mención especial de la salud ambiental, eje temático de estas jornadas de actualización, e indicó que ante el panorama actual es menester generar acciones que impulsen el equilibrio ecológico y su saneamiento, pues también esto impacta en la salud de la población.

En su momento, el decano del Centro de Ciencias de la Salud, Raúl Franco Díaz de León, dijo que durante cada año, durante estas jornadas, estudiantes, profesionistas e investigadores discuten con expertos nacionales de reconocimiento mundial áreas temáticas que requieren incorporarse a las prácticas de la salud pública; misma que se enfrenta actualmente a un reto muy importante: el medio ambiente y el desarrollo sostenible.

De esta forma, mencionó que la salud es clave para las políticas y el desarrollo sostenible, además de jugar un papel trascendental en la disminución de la pobreza, ya que los individuos al estar saludables son más productivos y pueden competir en igualdad de oportunidades. Por ello, destacó el papel de los profesionales de salud pública, quienes pueden generar evidencia de impacto de salud mediante mediciones de desarrollo sostenible, establecer objetivos, indicadores y monitorear cómo las políticas públicas contribuyen a la mejora de la calidad de vida de la sociedad.


Como parte de estas Jornadas se presentó la conferencia Enfrentando los retos en salud ambiental en México, a cargo de Sandra Leticia Rodríguez Dozal, coordinadora de la maestría en Ciencias y Salud Ambiental de la Escuela de Salud Pública de México, del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP). La catedrática mencionó que ciertos contaminantes en agua, aire y suelo pueden potencializar el broto o riesgo de enfermedades, como el caso del lindano y el DDT en plaguicidas, los cuales generan efectos en el sistema pulmonar; por lo que se están generando mecanismos para regular, erradicar o poner límites a la producción de diversos deshechos y prácticas nocivas.

Así expresó que los profesionales de la salud pública están incidiendo en el desarrollo de políticas públicas, como los investigadores del INSP que han logrado evidenciar diferentes problemáticas para la regulación del plomo en la loza vidriada y su prohibición en la gasolina, por mencionar algunos ejemplos.

Otra ponente fue María Guadalupe Garibay Chávez, coordinadora de la maestría en Salud Ambiental de la Universidad de Guadalajara, quien destacó que las temperaturas y la contaminación, así como sus cambios bruscos, impactan en el desarrollo de enfermedades; por lo que es necesaria la realización de investigaciones para identificar áreas de oportunidad para beneficiar a la población.

Por ejemplo, dijo que en el ámbito mundial se reconocen doce enfermedades sensibles al calor y con un patrón muy marcado ante cambios bruscos de temperatura y contaminación, por ejemplo las respiratorias, isquémicas del corazón, alergias, asmas y algunos tipos de cáncer, por mencionar algunos. Por ello, es necesario que los profesionales de la salud pública se capaciten y estén atentos a estos fenómenos, pues con las variaciones climáticas que se han presentado durante los últimos años es necesario prevenir y generar estrategias de adaptación para reducir enfermedades, muertes prematuras y otro tipo de problemas.

Con información de la UAA

 


Show Full Content
Previous Realizan primer recorrido por el perímetro ferial
Next Candidatos a diputados no presentan información curricular ante el INE
Close

NEXT STORY

Close

Confirma Sala Monterrey validez de la elección en Cosío, Aguascalientes

19/09/2019
Close