La juventud puede decidir a dónde vamos / Jorge Varona Rodríguez - LJA Aguascalientes
30/03/2023

 

El poder de elegir y tomar la decisión de quién nos represente, es invaluable. Cerca de 45 mil jóvenes de Aguascalientes, menores de 19 años, han obtenido recientemente su credencial para votar. Si sumamos a los jóvenes de 18 a 24 años que por cualquier circunstancia nunca han ejercido su derecho al voto y cuentan con credencial, contaremos a más de 100 mil jóvenes en el estado. Ellas y ellos tienen en sus manos la oportunidad de conducir al Congreso de la Unión a las candidatas y candidatos de su elección.

La mitad de la población de Aguascalientes tiene 24 años o menos. Los jóvenes representan también la primera generación que está interconectada, que interactúa con sus círculos sociales y con información generada en todo el mundo, a través de una gran variedad de instrumentos tecnológicos creados exclusivamente para la comunicación humana.

Todos sabemos que la juventud tiene acceso a su cuota de poder con el uso de la red de internet. Pero además, en Aguascalientes y en todo el país, los jóvenes tienen el poder de transformar todo, enriqueciendo nuestra democracia a través de la participación ciudadana y ejerciendo su derecho al voto. Si combinan estos dos elementos, el uso de las nuevas tecnologías y el ejercicio de sus derechos democráticos, pueden además tomar decisiones mejor informadas. Incluso tendrán mayores elementos informativos que los que habitualmente usa gran parte de la población adulta.

En todo México aproximadamente 18 millones de jóvenes tienen la oportunidad de votar por primera vez en esta elección. Cerca del 30 por ciento del padrón electoral está integrado por mujeres y hombres jóvenes. Más allá de la virtualidad, ese es el tamaño real del poder de transformación de la juventud.

En este contexto, también debemos reconocer que existe una gran desconfianza de los jóvenes en la política. Hay que preguntarnos por qué nuestro sistema político no está respondiendo adecuadamente a sus expectativas. Debemos cuestionar por qué un gran número de jóvenes no se sienten representados. Veremos que México no es una excepción, la democracia se está transformando en el mundo. Habitamos el tránsito de la antigua estructura del sistema político a la configuración de algo nuevo.

Las nuevas tecnologías hoy nos permiten facilitar y ampliar el acceso a la información pública y arraigar en el país la cultura de la transparencia. Para fortuna de la sociedad, la opacidad, el secreto y la falta de transparencia en los asuntos públicos quedarán muy pronto en el pasado. Y la juventud está haciendo un aporte fundamental al poner en práctica innovadores instrumentos tecnológicos para la vigilancia ciudadana sobre la actuación del gobierno y sus representantes. Pero aún son pocos los instrumentos y quienes participan activamente. En este sentido, tenemos que ampliar el ancho de banda de la participación democrática.

Probablemente, la apatía de los jóvenes encuentre su mayor barrera entre sus expectativas como interactuantes y las formas centralistas e insuficientemente flexibles del sistema político. La juventud siente que los actores políticos tradicionales no cuidan sus intereses ni se preocupan por generar lazos de confianza mutua.

El Informe País sobre la calidad de la ciudadanía en México (IFE-Colmex, 2014) señala que los partidos políticos no han tenido la habilidad de generar representatividad y construir confianza ciudadana. Principalmente, “52 por ciento de los jóvenes de 18 a 29 años de edad no se identifica con ningún partido”. En dicho estudio alientan a las instituciones políticas a ser receptivas de la amplia diversidad ciudadana, indicando que “hay que innovar en la constitución de espacios institucionales donde se encuentren con movimientos sociales u organizaciones civiles”.


Aguascalientes está llamado a seguir ampliando la plataforma de oportunidades para la juventud. En ese sentido, reitero que no se trata de brindar una respuesta, sino varias; y que estas sean contundentes, flexibles, extensas, transversales, multifocales y diversas. Recordemos que esta década inició con un profundo déficit en materia de atención a la juventud.

En pocos años, los gobiernos emanados del PRI han obtenido importantes resultados a través de los cuales se está ampliando el horizonte de oportunidades para nuestros jóvenes. No obstante, nuestro deber es enriquecer y robustecer nuestra capacidad para hacer que la juventud cuente con mayores niveles de educación, salud, bienestar, desarrollo y participación.

Los candidatos del PRI a diputado federal por Aguascalientes tienen la encomienda de impulsar un gran despliegue de ideas, consensos y acciones en beneficio de la juventud.

Su programa político promueve un estado abierto, incluyente, acorde a la vasta pluralidad y rica diversidad social, en el cual el mecanismo de trabajo colaborativo nos permitirá resolver y encauzar localmente los retos de cada uno de los municipios y los estados del país. Y en esta tarea, la coparticipación de la juventud será fundamental para alcanzar mejores resultados.

Nuestros candidatos Gregorio Goyo Zamarripa, María de Los Ángeles La China Aguilera, el doctor Ríos Alba, Dennis Ibarra y Abner Ramos, conforman un equipo plural en el cual vemos representada la equidad, la experiencia, el liderazgo y la juventud. Están comprometidos y trabajan con y para los jóvenes. Quien no quiera votar por un partido, puede votar por los mejores candidatos.

Nadie en su sano juicio daría sus contraseñas de correo y redes sociales a desconocidos. Podemos evitar que las decisiones importantes sobre nuestros bienes comunes las tome quien nadie conoce. Hay que ir a lo seguro, informarnos y votar el próximo 7 de junio.

 


Show Full Content
Previous 25 de mayo de 2015
Next Pronósticos a la baja / Desde Aguascalientes
Close

NEXT STORY

Close

La labor de los biólogos es un gran aporte para la consolidación del estado verde

26/01/2015
Close