10 partidos para votar / Hombres (y mujeres) que no tuvieron monumento - LJA Aguascalientes
20/01/2022

1) Si el mismísimo Darth Vader es el candidato que encabeza la lista del partido, ¿cómo no votar por el Partido de Internet de Ucrania? Podría parecer una tomadura de pelo, pero el candidato, en un país donde cambiarse de nombre es un trámite sencillísimo, realmente se llamaba así. Y, a pesar del nombre del candidato y de la extraña denominación del partido, su programa electoral sí resultaba perfectamente serio, algo que les consiguió el 3% de los votos en las pasadas elecciones ucranianas, antes del incidente con Rusia, pero el gobierno decretó todas esas papeletas como nulas y les anuló el registro.

2) Sin embargo, para aquellos que prefieran propuestas que, por así decirlo, estén un poco más fuera de la legalidad siempre existe la opción del Partido Cannabis por la Legalización y Normalización, que alcanzó 54 mil 460 en unas elecciones europeas; o por el Partido Pirata Español, imitado ya en varios países europeos, que propone que “Internet sea un servicio básico, libre, público y democrático de uso universal”, además de la supresión de cánones digitales para evitar la piratería.

3) Y, dentro del mismo mundo digital que el PPE propone, se enmarcan las propuestas, muy semejantes entre ellas, de tres partidos: Democracia Directa Digital, Democracia Directa Electrónica y el Partido del Voto Electrónico Ciudadano. Se trata, según explican, de “sustituir a los partidos políticos por la decisión directa de los ciudadanos” y, aunque no creen en el sistema, se trata de ser un partido para, en un gesto casi trotskista, “participar en las elecciones e infectar el sistema partidista desde dentro con el virus de la verdadera democracia”.

4) Hay votantes que, antes que las propuestas de los partidos, deciden su candidato o candidata por el nombre del partido, algo que funciona para las grandes maquinarias y también para partidos de nombres tan entrañables que no votarles sería desperdiciar una verdadera oportunidad. Partidos como Grupo Político Honradez Absoluta, Higiene Democrática, Gente con Criterio, Orden y Buenas Costumbres, o Partit de les Idees Clares (en catalán, Partido de las Ideas Claras) merecen más que una sonrisa de conmiseración.

5) Dentro de ese grupo de partidos con un nombre que lo resume todo está el inclasificable Partido del Karma Democrático, que se define en su programa como “humorista y hedonista”, liderado por el cómico Bosco San Martín y que en su propio programa anuncia que votar por ellos es un “voto inútil”. Entre sus propuestas estaban las de la revitalización del libre pensamiento en la vida, las comilonas y el tapeo como forma perfecta de participación ciudadana, además de favorecer el amor libre “para liberar las tensiones acumuladas en la población”. También creado por un humorista, en este caso polaco, está el Partido de los Amantes de la Cerveza de Polonia con una sola propuesta: “promover el consumo de la cerveza en lugar del vodka con el objetivo de prevenir el alcoholismo”, bajo el lema de “no será mejor, pero sí será más divertido”.

6) Aunque el mejor nombre de partido político se lo llevaría, sin lugar a dudas, el directo y explícito El Mejor Partido, compuesto según ellos mismos explican, por “varones heterosexuales canosos y cegatos” que proponen, entre otras, la ilegalización de los coches en reversa ya que representa un “factor de regresión social” o que ningún vehículo rebase la velocidad de 300.000 kilómetros por segundo.

7) Y si el votante es un poco más zen siempre queda la opción de que su elección se vaya con el Partido del Mutuo Apoyo Romántico, fundado por un ciudadano chino nacionalizado español, Hong Guang Yu Gao, y que se propone, cumpliendo el tópico oriental, introducir la paz, la reflexión y la filosofía de la meditación en la política. Aunque muchas de las otras formaciones lo consideraban un opción risible, se presentó en Madrid, donde aunque consiguió votos, no logró llegar tener representación en las cámaras. De hecho, el serio Gao ha formado parte de la Junta Directiva de la Cámara de Comercio de Madrid y está directamente involucrado con el voto de los inmigrantes.

8) O, si la cosa se trata de ponerle un poco de belleza a los candidatos, la elección podría ser el Miss Great Britain Party, con ideología basada estrictamente en criterios de hermosura. Robert de Keyser, él mismo bastante feo, propuso una lista integrada exclusivamente por modelos y misses de Gran Bretaña, encabezada por miss Gemma Garrett.

9) Y de la belleza a un partido de siglas decididamente horrible, el PIS, acrónimo del Partido Irreverente Surrealista. Que, al igual que los ingleses, no son “ni de derechas ni de izquierdas, sino surrealistas”, y entre cuyas propuestas están el traslado de la capital europea a Collado de Villalba, la construcción de obras faraónicas para la creación de empleo “especialmente de los aguadores” y un día al mes dedicado a la escucha y el abrazo entre vecinos para fomentar los valores ciudadanos perdidos.

10) Si un partido, fuera de las propuestas risibles y utópicas, merece el voto este año, es sin lugar a dudas el suizo, aunque con miras internacionalistas, Partido Anti PowerPoint (con siglas en inglés, un idioma no oficial en su país, Anti PowerPoint Party). Todas sus propuestas se reducen a una con el fin de mejorar tanto el desempeño escolar como el de los negocios: eliminar de una vez por todas las presentaciones de PowerPoint tanto de la escuela como de las juntas de empresa.

A votar se ha dicho. Aunque sea por el existente y dolorosamente real Partido Ciudadanos Agobiados y Cabreados.



Show Full Content
Previous El voto nulo carece de efectos y repercusiones reales
Next Gómez Portugal, visionario que cimentó las bases de la educación profesional
Close

NEXT STORY

Close

Alerta Profeco por robo de identidad en empresas de telefonía

02/05/2016
Close