Opinión

El Partido Verde y  la baja calidad democrática / Norma González en LJA

Mucho criticamos y nos quejamos de los políticos que se resguardan al interior de los partidos, pero en realidad la integridad moral y personal de los políticos es una muestra de lo que somos como sociedad.

Cómo es posible que pidamos que los políticos no roben si en la vida privada no somos capaces de actuar de manera diferente. Si hay oportunidad, nos quedamos con el cambio del amigo, si hacemos un favor, buscamos la manera de tener una ventaja o ganancia de esa acción, no estamos dispuestos a cumplir las leyes y siempre estamos buscando cómo evadirlas.

Creemos que es muy inteligente hacer el menor esfuerzo y lograr la máxima ganancia. Nuestra conducta en la vida cotidiana es finalmente lo que somos como individuos, como sociedad y como comunidad política. Queremos que los representantes en las estructuras de poder sean honestos, cuando nosotros en nuestros actos de la vida cotidiana no estamos dispuestos a tener actitudes diferentes de las que exigimos.

Esta es una premisa para poder entender el comportamiento político de una sociedad en cualquier parte del mundo. Siempre pensamos que México se merece mejores políticos, pero no hacemos nada por castigar las conductas deshonestas y terminamos siendo muy permisivos con aquellos que hacen lo que como ciudadanos criticamos.

El Partido Verde es un buen ejemplo de esto. En sus inicios se funda por el padre del que hoy conocemos como El niño verde. Sin una agenda real con el tema de cuidado del medio ambiente, este partido ha sido desde sus inicios una franquicia familiar que ha utilizado la política para hacer negocios.

Cuando la edad le impidió a Jorge González Torres padre seguir en la política, entró a dirigir el partido Jorge Emilio González a los veinte años . Es nieto del exgobernador de Tamaulipas y dos veces secretario de estado Emilio Martínez Manautou y sobrino del dueño de las farmacias similares. Desde su llegada al partido, invitó a sus amigos juniors hijos de otros empresarios a incorporarse al partido y tener cargos públicos. De hecho Jorge Emilio González no ha dejado de tener un cargo de representación popular (por la vía plurinominal por supuesto) desde principios de los noventas.

Fue captado en actos de corrupción por favores políticos, casi en el mismo tiempo en que se descubrió haciendo lo mismo a René Bejarano, pero sus contactos silenciaron el escándalo  y ha seguido teniendo cargos públicos.

El partido verde de acuerdo a sus cálculos políticos ha hecho alianzas electorales con el PRI y con el PAN. Como es un partido que no está identificado con alguna ideología, puede hacer alianzas pragmáticas con quien obtenga mayores dividendos políticos.

Cuando el PAN accedió al poder, hizo alianza con ellos, cuando el PRI inició su ascenso con Peña Nieto, hizo alianza con el PRI y con el grupo de Atlacomulco al que pertenece EPN.

En su afán por mantener los privilegios como partido político generó una estrategia publicitaria identificando algún tema de interés en la población. Con grandes cantidades de dinero invertido en estudios mercadológicos, hacía intensas e inteligentes campañas publicitarias con planteamientos atractivos, contratando una gran cantidad de spots meses antes de los procesos electorales.

Recientemente fortaleció su estrategia de alianzas y ubicó en lugares seguros en las listas plurinominales a empleados de Televisa y TV Azteca. Incluso la hija de Salinas Pliego, Ninfa Salinas, es diputada federal junto con otros directivos de Televisa para que las televisoras “pudieran tener su propia bancada”

Esta alianza permitió perfeccionar e incrementar la presencia del partido en los medios masivos de comunicación, adjudicándose logros y avances que no existen. Para hacer viable un programa político se requiere un número de diputados suficientes. Ellos tienen alrededor de treinta diputados. Con esto no pueden aprobar ninguna ley ni hacer viable  proyecto alguno. Siempre han violado la ley, pero en este proceso han ido mucho más lejos desafiando a los partidos, las instituciones electorales y a la legalidad. Asumen que lo pueden hacer porque tienen de su lado al duopolio Televisa y TvAzteca y nadie se va a atrever a tocarlos. ¿Hasta dónde van a llegar?

Mi Twitter: @normaglezz.

 

 

The Author

Norma González

Norma González

1 Comment

  1. Héctor
    09/06/2015 at 10:15 — Responder

    Buena reflexión. Ojalá hubieras incluido datos sobre la serie de violaciones a la Ley que sistemáticamente ha realizado este partido y las sanciones. Gracias!

¡Participa!