Cultura

La educación artística, una necesidad imperiosa para un mundo en crisis

  • El Centro Nacional de las Artes atiende uno de los asuntos educativos prioritarios: la formación de docentes
  • Presentan el libro La aportación del Centro Nacional de las Artes a la Educación Básica

El Centro Nacional de las Artes (Cenart) ha destinado importantes esfuerzos en los últimos cuatro años para atender, a través del Diplomado Interdisciplinario para la Enseñanza de las Artes en la Educación Básica, uno de los asuntos educativos prioritarios en el ámbito nacional: la formación de docentes.

Y es que los desafíos que enfrenta la educación en el contexto actual de México no son ajenos al Cenart, institución del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), que a lo largo de 20 años de existencia se ha encargado de contribuir, en alguna medida y basado en su experiencia, a la construcción del campo de la educación artística en nuestro país.

El viernes 5 de junio, el Aula Magna José Vasconcelos del Cenart registró un lleno total al realizarse la presentación del libro La aportación del Centro Nacional de las Artes a la Educación Básica. Una experiencia interdisciplinaria de formación docente, resultado del trabajo comprometido y entusiasta de diferentes investigadores en el campo de la educación artística.

En el acto, el director general del Cenart, Ricardo Calderón, mencionó que a través del diplomado y la evidencia de sus resultados cualitativos asentados en el libro, queda demostrado el compromiso del Cenart por abonar en el campo de su especialidad: la formación de docentes.

Cristina Barragán, directora de Desarrollo Académico del Cenart, indicó que en el diplomado se vio consolidada de manera profunda y atinada la propuesta metodológica que esa institución ha construido en 20 años, y que por fortuna se sigue haciendo, pues el trabajo no termina ahí.

Mónica Hernández, funcionaria de la Administración Federal de Servicios Educativos en el Distrito Federal de la Secretaría de Educación Pública, celebró la participación de profesoras y profesores que han cambiado sin duda su práctica docente en las escuelas, al formar parte de esta experiencia.

Asimismo, expresó que el diplomado es una acción muy poderosa para educar a los niños, las niñas y los adolescentes; “que el arte sea una propuesta transversal en la educación pública, en la educación básica, sin duda es un regalo para los propios docentes que se están formando”.

Por su parte, Tere Quintanilla, fundadora y directora ejecutiva del Instituto Mexicano de Arte al Servicio de la Educación A.C., refirió que desde su perspectiva ve una fuerte separación entre las instancias culturales y las instancias educativas y celebró esta iniciativa, “pues como dice el libro las artes brindan múltiples herramientas que van más allá de la currícula”.

En su oportunidad, Humberto Chávez, investigador del Centro Nacional de Investigación, Documentación e Información de Artes Plásticas del Instituto Nacional de Bellas Artes en el Cenart, subrayó que el valor fundamental de este libro radica en que es un proyecto de investigación hecho por un colectivo docente que desde un diseño experimental muestra lo que debe ser entendido como una forma académica.

Andrea Giraldez, profesora titular del área de didáctica de la expresión musical de la Escuela Universitaria del Magisterio en Segovia en la Universidad de Valladolid, consideró que la educación artística hoy en día es una necesidad imperiosa, en medio de un mundo en crisis en donde cada vez más jóvenes están desilusionados del sistema porque las escuelas no los preparan para un mundo tan cambiante.

En este contexto, dijo, se requiere de las artes más que nunca porque aportan nuevas miradas, nuevas formas de conocer, conocerse, de vivir y convivir, de tomar conciencia y participar en proyectos colectivos que permitan vivir en un mundo mejor, “educadores y artistas tenemos entonces la obligación de crear espacios para conseguir el fin último de la escuela que es procurar el bienestar y felicidad de todos los ciudadanos”, aseguró la especialista en educación musical.

En la presentación del ejemplar La aportación del Centro Nacional de las Artes a la Educación Básica, se contó con la asistencia de varios de los autores, docentes que al término de la ceremonia vertieron algunas impresiones sobre el impacto de lo aprendido en el diplomado en su formación y en las aulas.

Los participantes en la mesa coincidieron en que es importante dar mayor visibilidad y proyección a este tipo de proyectos, con el fin de empezar a compartirlos fuera de este núcleo de experimentación y aprendizaje, siendo éste, uno de los retos que impone este libro.

Con información de Conaculta

The Author

Redacción

Redacción

No Comment

¡Participa!