Mujeres orilladas a esconder su embarazo en los trabajos / Si no ahora, ¿cuándo? - LJA Aguascalientes
23/01/2022

Las grandes empresas transnacionales que llegan a Aguascalientes prometiendo fuentes de trabajos dignos y solventes omiten las necesidades de las mujeres trabajadoras y además violan sus derechos humanos, especialmente su derecho a una maternidad segura, protegida de manera tripartita por el Gobierno, el empresario y el propio trabajo de la empleada. Así lo afirman trabajadoras de una de las grandes empresas en el estado que en el área de manufactura reportan que tienen que esconder sus embarazos y aplazar su deseo de ser madres porque tienen miedo de que las despidan: “Tenemos que esconder nuestro embarazo todo lo que podamos. Unas chavas se van al baño y procuramos que no se nos vea la panza. Pero hay un momento en que se vuelve casi imposible ocultarla y si los gerentes te descubren te corren o empiezan a presionarte para que tú abandones tu trabajo.”

“En otras ocasiones nos han pedido pruebas de embarazo para darte el trabajo o nos preguntan si somos solteras y si planeamos casarnos pronto”. A las pláticas de concientización para las mujeres y la igualdad laboral no acuden los gerentes o los jefes de áreas, mucho menos los funcionarios y las principales autoridades con lo que, nos sentimos abandonadas y que en cualquier momento nos pueden correr por ser mujeres y pensar en tener familia, pienso que es nuestro derecho, ¿por qué a los compañeros no les exigen eso?”.

El despido laboral de trabajadoras embarazadas o la petición de prueba de embarazo son delitos, de acuerdo a la Ley Federal del Trabajo en su artículo 133 fracción 12 y 15 que especifica que queda prohibido a los patrones o sus representantes exigir la presentación de certificados médicos de no embarazo para el ingreso, permanencia o ascenso en el empleo. También tienen prohibido despedir a una trabajadora o coaccionarla directa o indirectamente para que renuncie por estar embarazada, por cambio de estado civil o por tener el cuidado de hijos menores.

Además, el despido por embarazo representa una triple agresión a las futuras madres trabajadoras pues lesiona su economía y lesiona su derecho a la seguridad social cuando más necesitan la atención médica. La dificultad para conciliar la vida personal y familiar para las mujeres provoca una laceración en el autoestima de las afectadas en el momento en el que no son contratadas, cuando no se les da trabajo si no presentan pruebas de embarazo, cuando no se les dan promociones a puesto más altos porque se tiene la creencia de que no atenderá adecuadamente las exigencias del trabajo debido a sus hijos: “Si le damos el puesto a ella vamos a salir perdiendo porque tiene hijos y en cualquier momento nos puede dejar tirados con el trabajo”.

A pesar de las leyes algunos patrones se niegan o se ven imposibilitados de ofrecer igualdad de oportunidades laborales a las mujeres al afirmar que no las contratan porque es contraproducente: “No contratamos mujeres porque no le conviene a la empresa porque es doble gasto. Tengo que contratar a otra que la supla en su permiso de maternidad. Para las Pymes es pérdida contratar mujeres porque en Gobierno no apoya nuestras necesidades y no podemos contratar a las mujeres como quisiéramos, con todos los beneficios que les otorga la ley”.

Para que la maternidad y la paternidad se conviertan en “un hecho normal en la vida de las empresas” necesitamos nuevas políticas que tomen en cuenta las características y necesidades específicas de las Pyme. En particular estas disposiciones deberían incluir leyes y políticas nacionales dirigidas a la protección de la maternidad y conciliar la vida laboral y familiar con un costo mínimo, o ninguno, para los empleadores, junto a medidas de apoyo específicas. Es necesario que se comprenda que la no discriminación hacia las mujeres y la igualdad laboral son sinónimo de “buenos negocios”, que impactan directamente en el aumento de la productividad, la innovación y la cultura laboral, generando buenas prácticas que tendrán como consecuencia un mayor compromiso del trabajador y la trabajadora con la empresa al ver que se respetan sus derechos y se atienden sus necesidades básicas de desarrollo humano.

[email protected]

 

Semblanza

Dra. Mabel Guadalupe Haro Peralta (Aguascalientes, Aguascalientes, 1983). Dra. en Estudios de Género por la Universidad de Sevilla, licenciada en Sociología por la Universidad Autónoma de Aguascalientes. Es presidenta de la Asociación Iberoamericana para el Desarrollo de la Igualdad de Género A.C., integrante de la Asociación Universitaria de Estudios de Mujeres de España y secretaria de la Asociación de Derechos Humanos de Aguascalientes A.C.



Show Full Content
Previous Años de Vida Potencialmente Perdidos / El apunte
Next La carta a Carlos Navarrete / Norma González en LJA
Close

NEXT STORY

Close

Con Gabriel Arellano y precandidatos, en Movimiento Ciudadano Aguascalientes arrancan 2021

03/01/2021
Close