Adicciones en el siglo XXI / Análisis de lo cotidiano - LJA Aguascalientes
06/12/2021

El siglo XXI ha traído a nuestras vidas maravillas no imaginadas. Progresos considerables en la Medicina, la convivencia internacional, los logros deportivos de los atletas y la mejoría de las condiciones de la vida cotidiana están mejor que nunca. Sólo que los milagros nunca vienen solos, suelen traer detrás de sí una cadena de tragedias y desventuras que parecer ser el costo por los dones recibidos. Y uno de estos elevados precios es la adicción. Así como los alcances son variados y novedosos, también las adicciones se han  diversificado. Por principio de cuentas las viejas adicciones al alcohol, el tabaco, la mariguana, la cocaína y la morfina nunca se fueron, siguen vigentes y cada día más fuertes. No comentaremos en esta ocasión las nuevas drogas como el krokodil y las complejas modalidades de las metanfetaminas. Hay una adicción más peligrosa cuanto más difundida y además no identificada como tal. La dependencia a las redes sociales y particularmente al uso del celular. Recientemente en el consultorio del psicoterapeuta han aparecido nuevos conflictos, problemas de pareja o dificultades entre padres e hijos. Los papás no logran comprender qué tanto hace el adolescente, o incluso el joven con la mirada atenta y los dedos ágiles en el diminuto aparato, contactando con cientos o miles de amigos reales o imaginarios. El Facebook, el chat, el Whatsapp, el Twitter y demás sistemas resultan un enigma para lo padres de familia. Incluso aún cuando las conocen y la utilizan en su oficina. Lo que les sorprende es que sus hijos no vean en los aparatejos una herramienta de trabajo sino un elemento indispensable de sus existencias. Los terapeutas recibimos algunos casos de conflicto de pareja porque uno de los cónyuges, en igual número de hombres y de mujeres, es adicto al celular y su pareja le reclama la falta de atención. Por supuesto que se han dado casos de infidelidad cibernética, en ocasiones llevadas a la realidad y en otras se han quedado en el adulterio virtual. En ambos casos el problema de los casados suele llevarlos al divorcio. Pero lo más sorprendente es que ésta no es la mayoría de los casos. Muy superior es el caso de los adictos al teléfono que están en constante búsqueda de amigos imaginarios o en latitudes inalcanzables, con los que establece diálogos banales. Una mujer joven que vive en un pequeño poblado rural se ufanaba ante su esposo de que tenía 400 amigos y el marido solamente una docena. Lo triste del caso, es que estos casos de infidelidad fantástica e irreal también devienen en divorcio. A nivel psicoterapéutico establecer el origen es fácil, se trata de una carencia obtenida en etapas muy primarias de la infancia donde la persona sufrió abandono, carencia de afecto, soporte emocional y seguridad. Niños deprivados de alguna de las figuras paterna o materna, hambre, maltrato e incertidumbre, son los que se obsesionan con esos amigos etéreos que les da el celular con una absoluta desconexión de la realidad. El problema es la solución del conflicto. La terapia psicológica suele ser muy difícil de establecer, porque quitarle la adicción al celular es sentenciarlo de nuevo a la soledad emocional de la que venía huyendo desde niño y que se alivió con los amigos imaginarios. Para su alivio definitivo se requiere un trabajo psicoterapéutico continuado, una gran apoyo familiar y una fuerte voluntad de los pacientes. Lo cual es posible, pero lamentablemente no muy frecuente. Incluso los estudios de neuroplasticidad nos han mostrado que nuevos canales neuronales de recompensa y placer se han establecido en un cerebro que tenía esas áreas deficitarias. Por ello es aún más difícil romper la liga carencia-adicción-placer-adicción. Todas las adicciones son curables. Para ello se requiere de un intenso trabajo realizable por un programa, a nivel individual, familiar, social e institucional. Sólo que en este momento no tenemos ese programa. Las adicciones no han remitido ni un solo milímetro en todo el mundo. No solamente eso, ahora tenemos las adicciones del siglo XXI.

 

[email protected]

 


Show Full Content
Previous Algunas reflexiones sobre candidatos independientes / Cinefilia con derecho
Next Reforma Fiscal ha generado más resultados que la Reforma Energética
Close

NEXT STORY

Close

El 1 de abril los diputados panistas de Aguascalientes que busquen reelegirse habrán de abandonar su curul

22/02/2018
Close