Sociedad y Justicia

Alrededor de 20 árboles caídos y 30 apagones dejó la lluvia de este martes

  • En poco más de dos horas llovió una cuarta parte de lo que llueve todo el año
  • El municipio capital se dice listo para cualquier contingencia

Informó el gobierno municipal que la lluvia de este martes por la noche ha sido de las más intensas en lo que va del año, ya que en poco más de dos horas llovió una cuarta parte de  lo que llueve en todo un año, el saldo de la precipitación acompañada de fuertes vientos fue casi 20 árboles caídos, 30 apagones y 70 vehículos varados.

Antonio Martín del Campo, presidente municipal, subrayó que el Ayuntamiento cuenta con 184 elementos de Protección Civil en alerta permanente, 150 elementos de Tránsito Municipal, cuatro grúas que están disponibles en caso de que exista algún vehículo varado, 50 elementos de Servicios Públicos que están al pendiente para cualquier contingencia, al igual que 60 personas de Obras Públicas para poder ayudar en caso de que exista algún siniestro.

Puntualizó que la indicación de todos las áreas es estar al pendiente: “todos estos elementos van a estar disponibles en los tiempos más críticos, sobre todo en la noche y en la madrugada, que muchas de las veces algunos de los trabajadores ya no están en servicio (…) comentarles que tenemos el albergue abierto (…) está ubicado en la calle Coba, esquina con Artillero Mier; contamos con una capacidad para 50 personas”; el albergue cuenta con camas, baños, regaderas, alimentos calientes y todos los servicios básicos.



A decir de Manuel Cortina Reynoso, secretario del Ayuntamiento, la lluvia del martes afectó mayormente al norte de la ciudad: “en la estación meteorológica de la Sagarpa (se registraron) 103 milímetros de agua, es decir, llovió una cuarta parte de lo que llueve en todo el año, (…) fue una gran precipitación y muy concentrada, acompañada incluso de vientos muy fuertes, lo que provocó la caída de varios árboles. Ya estamos alcanzando la media anual (…) y apenas estamos a la mitad del año”.

Es por eso que falta ver el comportamiento del clima en los meses de julio, agosto y septiembre, que representan la temporada normal de lluvias, se espera que se lleguen a registrar hasta 600 milímetros de agua, una gran cantidad para el municipio de Aguascalientes.

De los más de 20 árboles caídos algunos llegaron a obstruir la circulación de vialidades como avenida Universidad, Canal Interceptor, San Clemente, e incluso un árbol de 15 metros se desplomó a la altura de Ignacio T. Chávez, el cual causó mucha alarma entre la población: “pero fue atendido con rapidez por Parques y Jardines y Protección Civil y la vialidad fue despejada durante la noche de ayer (martes)”.

Además de los 30 apagones en toda la ciudad, dos postes cayeron en la calle Aquiles Elorduy y se registraron hasta 70 vehículos varados en diferentes vialidades, aunque ningún accidente vial, hubo once cierres de calles y avenidas por inundación: “fueron cierres temporales pero tuvimos que hacerlos para evitar que hubiera más vehículos varados”, asimismo se descompusieron siete semáforos, que fueron arreglados a la brevedad: “fueron descompuestos por variación de voltaje ocasionada por la misma lluvia o por la inundación”.

En cuanto a viviendas, tres reportaron desprendimiento de fachadas: “normalmente las casas viejas hechas de adobe después de mucho se reblandecen y se vienen abajo las fachadas, ninguna de las tres viviendas tenía habitantes y eran más bien casas abandonadas, por lo cual solamente son daños materiales”.

El alcalde señaló que la Comisión Ciudadana de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Aguascalientes (Ccpama) junto con Proactiva Medio Ambiente Caasa están de guardia las 24 horas: “se tienen varios camiones Vactor para poder estar desazolvando algunas áreas conflictivas igual que Servicios Públicos, estamos ayudándole a Caasa para poder evitar encharcamientos”.

The Author

Alejandra Huerta

Alejandra Huerta

No Comment

¡Participa!