Sociedad y Justicia

El robo de combustibles cuesta al país 15 mil millones de pesos

  • Creció el número de tomas clandestinas detectadas; de 700 en 2010 a mil 900 el año pasado
  • Se contemplan penas de 37 años de cárcel para ladrones de combustible: Romo Medina

 

Los asuntos concernientes al robo de combustibles serán de abordaje prioritario en la Cámara de Senadores, dijo el vicecoordinador de la bancada del Revolucionario Institucional, Miguel Romo Medina, quien mencionó que en comisiones ya hay dictámenes en curso.

Uno de ellos, cuya iniciativa fue generada por Romo y su copartidario Omar Fayad Meneses, habla sobre una ley de delitos en contra del patrimonio nacional en el ambiente de los hidrocarburos.

El otro dictamen procede de la Cámara de Diputados. Está enfocado a la modificación del Código Penal Federal.

“Ambas iniciativas se van a cruzar seguramente en la discusión, para ampliar los tipos penales en materia de robo de hidrocarburos, implica también los temas de destrucción, deterioro, afectación a instalaciones como gasoductos, oleoductos, plataformas, delitos que no están contemplados en el contexto y en el conocimiento nuestro, como los fraudes que se generan en el pesaje” y facturación de productos transportados en pipas y barcos.

La tendencia, mencionó Romo, es la de ampliar sanciones: hasta 37 años de prisión.

–¿Se castigaría con cárcel?

–Efectivamente. Actualmente los tipos penales en materia de hidrocarburos se contemplan en el Código Penal Federal, son penas muy reducidas que andan en un rango promedio de cinco a siete años.

“La Secretaría de Energía ha señalado que al país le ha costado más de 15 mil millones de pesos este tipo de delitos, representa más de siete millones de barriles de petróleo.”

En 2010 había un registro de 700 tomas clandestinas. De enero a julio de 2014 el conteo llegó a mil 900.

El senador consideró que cifras como éstas obligan a legislar con prontitud: “Nos impacta a todos porque son menos recursos los que recibe la Federación, menos dividendos petroleros que se distribuyen a los estados y municipios”.

El robo de combustibles es un fenómeno con implicaciones de seguridad de las personas, las comunidades y el medio ambiente, pues la horadación de ductos ya ha causado accidentes.

 

The Author

Carlos Alonso López

Carlos Alonso López

No Comment

¡Participa!