Cultura

Ensamble vocal Sutti Studio di Canto, la historia de sopranos, tenores y barítonos

  • Alumnos particulares de María Eugenia Sutti insistieron en la creación de un grupo operístico
  • Aguascalientes podría convertirse en un centro de canto operístico internacional

“Aguascalientes tiene ya un nivel para convertirse en un centro vocal operístico a nivel mundial, mientras se siga contando con el apoyo gubernamental y de la comunidad artística”, aseguró María Eugenia Sutti, especialista en canto artístico y musical, originaria de Aguascalientes, que junto a un grupo de jóvenes amantes de la ópera crearon el ensamble vocal Sutti Studio di Canto.

Después de haber ejercido su vida académica y profesional fuera del país y en el Instituto Nacional de Bellas Artes, Sutti regresó a su estado natal para “pulir esos diamantes en bruto” que encontró hace poco más de dos años, cuando la contactaron varios alumnos en busca de asesorías técnicas: “yo me hallé con un grupo de chicos que no tenía ninguna noción de lo que era el canto, ahora veo a grandes cantantes artísticos de alto nivel”, tras trabajar un año con técnicas de los teatros internacionales, con conciertos de música mexicana y óperas emblemáticas, decidió entregarles las partituras de una de las zarzuelas que más público ganaba durante sus participaciones en el INBA, con la finalidad de sumar el movimiento teatral con el canto.

Sutti no se había percatado que el autor de De Re-vista y algo más era originario de Aguascalientes, fue hasta que el grupo de jóvenes investigaron del autor cuando se percataron de su origen: “es tan olvidado Jesús F. Elizondo a pesar de que hizo grandes obras, por eso le pusimos más empeño en el espectáculo, para difundir a nuestros artistas”. Detalló que la música rivaliza al espectador porque a la vez de que es un poco cómica y sarcástica, es profunda y con un final reflexivo sobre cómo la situación política y social no ha cambiado a pesar de los años.

Fueron meses de investigación y trabajo previo a los ensayos; los últimos tres meses decidieron dedicarse al montaje de voces y con ayuda de Roberto Belmont, un joven director teatral, se montó en el escenario para presentarse en la inauguración del V Festival de Canto Operístico.

Durante los ensayos previos al estreno, Belmont mostró su cercanía y conexión con el ensamble, lo cual considera como vital en cualquier proyecto escénico: “primero teníamos que conectarnos, saber cuáles eran sus ideas y que conocieran las mías, porque no es lo mismo un actor que un cantante”, al cantante no lo puedes cansar pues deja de rendir vocalmente, por lo que debía iniciar con encontrar ese punto medio para comenzar a desarrollar todo el trabajo teatral.

“Ha sido un proceso de mucho aprendizaje, sólo tuve un mes para trabajarlo porque ya habían tenido la asesoría de Lalo Orozco, lo que hicimos fue ponernos las pilas para montarlo ya en el teatro”, finalmente hizo un equilibrio entre el entrenamiento de un actor y el de un cantante.

El obstáculo más difícil de vencer fue el tiempo: “la verdad me hubiera gustado tener más semanas para darles distintas herramientas”, pues los ensayos tuvieron que ser cortos y directos, a pesar de ello consideró haberse logrado el punto focal de la zarzuela, hacer que el público se divierta y se ría pero que también se fuera del recinto con una reflexión sobre qué han hecho por su nación y qué ha pasado con ella, formar una especie de reclamo social desde las voces y poder escénico del ensamble.

De sueño a realidad, la historia de sopranos, tenores y barítonos

Jazmín Guerra (soprano), Alfonso Mora (barítono), Teresita López (soprano), Emmanuel Sabas (tenor), Daphne Rubio (soprano), Georgina Trujillo (mezzosoprano), Daniel Cruz (tenor), Monserrat Paz (mezzosoprano) y Tania González (mezzosoprano); nueve voces que se unieron hace dos años, llamadas por su pasión musical y la sed de aprendizaje.

Jazmín es considerada la coordinadora del grupo, ella asegura que la unión fue principalmente para abrirse las puertas a escenarios locales, regionales, nacionales e internacionales, pues en Aguascalientes no hay una carrera profesional en canto operístico: “formamos nuestra propia escuelita con maestro de música, de canto y de teatro, así poco a poco creceremos más y podremos tener nuevas oportunidades”.

“Lo mío fue incidental, yo no sabía que me gustaba el canto sólo había estado metida en la música, pero se nos presentó la oportunidad de conocer a la maestra Sutti y sus clases particulares me hicieron ver lo maravilloso que es”, señaló la mezzosoprano Montserrat.

Emmanuel Sabas es de los que cuentan con una mayor experiencia musical, es pianista y compositor, además de tenor, al llegar del Distrito Federal a este estado fue invitado por Jazmín a participar en el grupo como asesor musical: “tengo 13 años en la música y no creo poder hacer otra cosa, vivo de ella y para ella”.

Teresita inició hace siete años en el mundo musical, para ella el estar en un grupo le permite compartir esa pasión por el arte y el canto y al mismo tiempo difundir el canto operístico para que más personas lo conozcan y sepan lo interesante que es desde lo histórico, lo cultural y lo artístico.

Para Dafne, el ensamble no sólo los ha mejorado como músicos y cantantes, sino que los ha ayudado a ser mejores personas; al igual que Georgina, una joven soprano que piensa que la música toca la sensibilidad de las personas: “queremos llevar este canto a la gente como un reclamo de todo lo que pasa en el país”, lo más importante en el arte es poder dar una opinión y crear conciencia de las cosas que pasan alrededor desde el escenario.

Para Sutti, este equipo tiene a la par de un quinto semestre del Conservatorio Nacional de Música, lo que es de reconocerles pues apenas tienen dos años de trabajo técnico: “son diamantes en bruto que sólo ocupan la buena técnica y la buena dirección”, prevé que en máximo dos años tengan lo suficiente para trabajar en cualquier escenario del mundo.

Aunque se reconoce tener un buen apoyo del gobierno estatal para el área cultural, el Ensamble Sutti Studio di Canto aclaró que deben de encauzarse para lograr más apoyos y que más jóvenes como ellos apasionados de la música tengan una preparación de grado internacional para continuar posicionando el canto operístico mexicano en todo el mundo.



The Author

Itzel Acero

Itzel Acero

No Comment

¡Participa!