Habitantes de El Cerrito culpan al municipio de la contingencia en Pabellón de Arteaga - LJA Aguascalientes
21/01/2022

  • Al menos 50 pequeñas empresas familiares fueron afectadas en la zona de El Cerrito
  • El camino utilizado como vía alterna es viejo y frágil, hace ocho años no recibe mantenimiento

Eran las 4:00 horas del miércoles cuando el municipio de Pabellón de Arteaga emitió su alerta a la población por una grave contingencia de inundación, mientras la autoridad municipal recorría una parte de la carretera y el cauce del río San Pedro, algunos habitantes trataban de evitar que sus casas se inundaran.

Tras horas de preocupación, el nivel disminuyó y los resultados comenzaron a observarse, en la zona de El Cerrito a unos 300 metros del río se encuentran al menos 50 familias entre ganaderos, agrícolas y empresas de diversos rubros como la Unidad Apícola Regional. Para todos, la afectación fue sólo material con mínimo diez mil pesos de pérdida, lo que significa un retraso en sus producciones y baja ganancia.

Los pobladores aseguran que el desborde del río no fue tanto por las lluvias, sino porque en Zacatecas abrieron las compuertas de la presa y como el río viene desde allá no pudo con todo el cauce y se desbordó en diferentes partes, “aquí es la más baja, se empieza a estancar el agua y revienta todo Pabe y parte de Tepezalá”.

A sus alrededores, se observan las parcelas que quedaron por debajo del agua acompañada de basura que arrastró la corriente, uno de los apicultores perdió al menos 30 colmenas, sin posibilidades de reposición. Los habitantes de esta zona lamentan que el Ayuntamiento ni el gobierno estatal hayan atendido la primer alerta (alrededor de hace tres semanas), fecha en la que comenzó la primer grieta e inundación en una parte del municipio.

“Exigimos que las autoridades se pongan las pilas, que en realidad se pongan a trabajar porque esto no es de ahorita”, indicaron que a lo largo del año nunca se observan revisiones ni monitoreo del cauce ni otras zonas de agua, y consideran que la prevención de contingencias no ha sido prioridad en los últimos ocho años para la autoridad municipal.

“Si realmente monitorearan como dicen, no estuviera pasando esto”, tras la inundación del camino principal (carretera) se comenzó a utilizar una vía alterna, que se trata del camino a la colonia López Mateos, mejor conocida como El Chiquihuite, terreno irregular que muestra serios daños en su estructura con baches pronunciados, terracería lodosa, piedras sueltas y árboles viejos a punto de caer.

Los habitantes puntualizaron que en las administraciones anteriores se le daba mantenimiento al camino al menos dos veces al año, pero desde hace casi ocho años no se le ha arreglado nada a pesar de las constantes peticiones en presidencia municipal.

El puente que cruza el camino está viejo y frágil, pues su estructura es de fierro, plástico y tierra, “con esta fuerte corriente de agua, más el transporte pesado que pasa, en algún momento lo va a tumbar”, se mostraron fotografías de varios camiones de volteo con tepetate y material ferroso, sobre este camino a pesar de que la única lona informativa oficial solicita el paso de sólo vehículo de baja carga, “de qué sirve esa mantita si ni hay un solo tránsito o policía que revise que no pasen camioneros”.

En busca de una solución y apoyo gubernamental, se agruparán para buscar al alcalde y manifestarle sus preocupaciones y molestias, en la espera de lograr el diálogo y recibir al menos el apoyo de mantenimiento de caminos y cauce; más allá de que querer dinero de apoyo, los habitantes demandan que el Ayuntamiento atienda las necesidades del municipio y su población en general.

 


Show Full Content
Previous Se sale de control la contingencia en Pabellón de Arteaga
Next Pide el tricolor a la PGR no parar con Reynoso Femat
Close

NEXT STORY

Close

Gran parte de la población sería afectada por la reducción presupuestal del 15% a refugios

23/12/2018
Close