La Purísima Grilla

La Purísima… Grilla: Intensa Mente

En esta esquina… Vaya teatrito el que se ha montado en el Congresito con motivo de la última sesión ordinaria del segundo periodo de sesiones. La batalla entre panistas y priistas ha alcanzado niveles de vociferamiento insospechables. El guión de la telenovela no ha sufrido cambio alguno: invariablemente los priistas se salen con la suya, designaron fiscal general del estado a Óscar González Mendívil, quien impulsó a Guillermo Escárcega Álvarez como fiscal especial para delitos electorales sin que importara su evidente militancia tricolor; no sólo eso, la falta de transparencia en el proceso de nombramiento del contralor del Instituto Estatal Electoral, José Armando Bajos Rodríguez, y la ratificación de Miguel Ángel Nájera Herrera como representante de los diputados ante el Consejo de la Judicatura del Estado… En la cuenta final de este segundo periodo ordinario de sesiones, el Revolucionario Institucional se lleva de todas, todas.

 

Trenzados. Aunque al final ganen los del PRI, no se van sin, por lo menos, una patada en las espinillas de parte de los panistas. Han sido dos las que se han trenzado en las palabras, por un lado la líder de los diputados del PAN, Martha Márquez, y en la otra esquina, nada más y nada menos que la antes apacible priista Rosa Elena Anaya Villalpando; se han tundido en la defensa de sus argumentos y la crítica de las mezquindades políticas, pero al final del día han terminado tan compañeras de legislatura como siempre. No ha faltado quien se haya querido montar a la discusión, como el joven maravilla, Eduardo Rocha Álvarez, y el de las gimnasias y las magnesias, Mario Álvarez Michaus, o hasta el viejo lobo del mar rojo, Jorge Varona Rodríguez, que se han puesto a discutir y reclamar por la decisión de Óscar González Mendívil, quien les hizo caso a los priistas y terminó nombrando al compadre Rafael Escárcega en la titularidad de la Fiscalía Especial de Delitos Electorales. Por lo pronto ya podremos descansar de sus peleas estériles porque se viene el periodo de receso, que aunque breve, se antoja para hacer el balance de una legislatura que se ha mostrado interesante en momentos pero sumisa y tan adormilada, como siempre, en la mayoría de los casos.



 

Yo sí regreso, y cumplo. Cumplidora (como de sí mismo dice Rubén Camarillo) María de los Ángeles Aguilera quiere jugar a la profecía autocumplida y hacer realidad su eslogan de campaña “Yo sí regreso”, la próxima semana la candidata priista que perdió el Distrito II ante Arlette Muñoz Cervantes dejará sus vacaciones e intentará retomar su cargo como diputada del Distrito V; el anuncio de I’ll be back no fue bien recibido, la parlanchina triada tricolor (Norma Guel, Verónica Sánchez y Lourdes Dávila) se ha encargado de esparcir el rumor de que Jorge Varona Rodríguez no está nada contento por la pretensión de María de los Ángeles Aguilera, al grado de citarla en un café para recomendarle que no regrese al Congresito, enarbolando que los acuerdos internos con Carlos Lozano de la Torre ya no podrían tomarse parejo en la bancada por aquello de las supuestas desavenencias del gobernador con Javier Aguilera. La presión al interior de la bancada ya comenzó, no sólo entre las tres diputadas antes mencionadas, ahora resulta que ya le agarraron cariño a Rosa Elena Anaya Villalpando, tanto, que los tricolores no pierden oportunidad de hacer chistes en torno a la derrota de la candidata al Distrito II… con esos amigos para qué quiere compañeros de bancada, o visto de otra manera: aguas, Gregorio Zamarripa Delgado, a quien de la nada se le han triplicado las solicitudes de amistad en redes sociales y ahora hasta hacen fila para que los deje participar en sus foros, cuando en tiempos de campaña la frase más usual entre los priistas capitalinos era: aysh, ¿hasta allá?

 

Despabílense. Como para que no llegaran adormilados los diputados a la última sesión de este segundo periodo, ayer se les plantaron afuera de Palacio Legislativo los enviados de José María de la Torre, los grupos laicos conservadores llegaron con enjundia y niños por delante (cómo no, para eso lo parí, pa que cargue su pancarta, ¿no?) para reclamar el que se pretenda legislar el matrimonio igualitario; agresivos como de costumbre, pero eso sí, vestidos de blanco, se presentaron los voceros de Dilo Bien, Ameda, Cristianos Evangélicos, Provida y la Diócesis de Aguascalientes. Con la certeza que les da la ignorancia, le gritaron a cada uno de los diputados por haber apoyado al divorcio incausado (divorcio exprés, pues) y por “querer afectar las familias naturales con ideologías liberales”, el tono se fue haciendo más agresivo y pasó a lo físico, a Anayeli Muñoz, a quien empujaron y levantaron la mano por “ser una floja que nunca atendía a la ciudadanía de bien en su oficina”; así profesan el amor al prójimo estos grupos.

 

Porque soy tu padre… El colmo de la intolerancia, mientras unos sacerdotes declaraban sobre la importancia de que a los niños se les dé una educación de bien, la chiquillada comenzó a llorar, por desesperación, aburrimiento y calor, por lo que un participativo padre de familia hizo valer su patria potestad con un sonoro: “ya callen a ese chiquillo que ya me tiene harto”. Ya luego los distrajo el arriba de Adolfo Suárez, a quien sí saludaron de becho y abacho, incluso le celebraron su participación en tribuna (aunque jamás habló del tema). Quizá lo que le festejaron es el dislate del panista cuando intentó minimizar el poder que tiene la Suprema Corte de Justicia de la Nación, bilioso dijo: “La Suprema Corte no es infalible, son seres humanos y se equivocan, nunca podrán tener la razón universal” y remató con que “se ha equivocado tantas veces que no la deberían de tomar como punto base para legislar”. Ay, Adolfo, ay, nos dueles.

 

Evasivas. Mientras familias enteras sufren la pérdida de un ser querido por desaparición forzada o asesinato, los legisladores prefieren pelear su poder político en materia electoral; se le cuestionó sobre la claridad de los protocolos de investigación y atención a víctimas en la ley a los integrantes de la Comisión de Justicia, y se hicieron majes. Luis Fernando Muñoz prefirió seguir la versión oficial y propuso que el Congreso debería celebrarle a Óscar González Mendívil el haber clarificado el caso de María del Cristal Acevedo Gómez, sonó como calumnista pagado, de esos que ayer se apuraron a difundir los frutos de las intensas investigaciones; el único que respondió en contra fue Leonardo Montañez, quien en un  momento de claridad reconoció que Aguascalientes no está listo para atender los casos de desaparición forzada y feminicidios. El tema dormirá el injusto sueño de los justos, pues hoy es la solemnísima sesión de clausura del periodo, pasearán la bandera, le harán honores, nombrarán una dedicada comisión para recibir y acompañar al gobernador Carlos Lozano de la Torre los poquitos metros que hay de banqueta, se harán exaltadas proclamas sobre el vigoroso estado de salud de la economía estatal y el progreso para todos, y a vacacionar. De los protocolos y la ineptitud de las autoridades ante las desapariciones, ya habrá oportunidad, algún día, de hablar…

 

Y sigue el ople dando… Nos emocionamos con el Congresito, pero también en el Instituto Estatal Electoral se esparció el chilladero panista, el representante del PAN en el IEE, Jorge Tachiquín Gómez, aprovechó la sesión ordinaria del Consejo General para lamentarse por el nombramiento de Escárcega Álvarez, que tiene muy molesto a los panistas: “Esta figura del fiscal especial de delitos electorales es importantísima para el proceso electoral que tenemos en puerta, hacer mención de que no estamos conforme con la designación, pero esperemos que en realidad el trabajo del fiscal sea en beneficio de todos los partidos y no solamente de uno”… Fue tanta la enjundia que ya se habla de acciones concretas por parte de las huestes de Paulo Martínez López, al parecer van a organizar un grupo de WhatsApp y mandar muchos memes, pero muchos, tantos como para que parezca que es trabajo en comisiones… Ouch.

 

La del estribo. Se nos acabó la semana, se nos acaba el espacio, no queremos dejar pasar la oportunidad de agradecer y reconocer el profesionalismo de nuestro compañero José Fermín Ruiz Esparza, reportero de La Jornada Aguascalientes, quien se despide (esperamos que temporalmente) de esta casa editorial para continuar sus estudios. Periodista de la integridad, inteligencia y humildad, Fermín nos hará falta, hoy como nunca. Siempre gracias, amigo. Esta columna y este periódico son tu casa, todos te vamos a extrañar.

 

@PurisimaGrilla

 

The Author

La Purísima Grilla

La Purísima Grilla

1 Comment

  1. 01/08/2015 at 12:52 — Responder

    ¿Supuestas….desavenencias, del intolerante Gobernador, con, el,Licenciado Aguilera?….anda mal Don Varona, debe regresar a ( su puesto) Angeles Aguilera, su Papá es quien saco adelante este sexenio,Sonsos Sonsos

¡Participa!