La Purísima Grilla

La Purísima… Grilla: Plantar una idea

Inception. Como le decíamos ayer, sinceramente no sabemos qué intentó Julio Serna Ventura al no depositar de inmediato la fianza para que Luis Armando Reynoso Femat pudiera ser procesado por el delito de evasión fiscal fuera del Cereso, a la mejor buscaba un descuento o la milagrosa aparición de un túnel que permitiera al exgobernador escapar de la ley, todavía por la mañana del lunes se rumoraba que pasaría dos noches más tras las rejas; finalmente, después de las 16:00 horas, los personeros de Reynoso Femat exhibieron dos billetes de depósito expedidos por el Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros, Sociedad Nacional de Crédito, uno por 50 mil pesos (para garantizar obligaciones procesales) y el otro por 7,792.288.29 (siete millones setecientos noventa y dos mil doscientos ochenta y ocho pesos con veintinueve centavos) para garantizar la reparación del daño ocasionado al fisco. Así, el inculpado salió en libertad provisional bajo caución. Lo que sí quedó claro que intentó el abogado Serna Ventura fue implantar la idea de que el panista es un perseguido político… Sí, risas grabadas.

 

Evasión. Si Reynoso Femat pisó la cárcel no fue por sus ideas, si está libre es porque pagó una fianza, la idea de victimizarlo de su abogado Julio Serna es una patada de ahogado. Despreciado por su propio partido que nomás no sabe cómo quitárselo de encima ahora que estuvo tras las rejas, el exgobernador panista intenta desviar la atención sobre la forma en que logró salir del Cereso: asegurando la reparación del daño. Así que tenga por seguro que de aquí en mucho tiempo el panista (aunque no le guste a Paulo Martínez López) se va a guardar un rato en su casa, sin hacer declaraciones, para que los poquitos amigos que le quedan corran el rumor de que es perseguido… político. De hecho, ya empezó, pues ayer fingió una fortaleza que no tiene e invitó a los reporteros a que lo siguieran a su casa para ahí hacer unas fuertes declaraciones… lo que incumplió y alegando que se le había bajado la presión pospuso todo encuentro con la prensa.

 

Que le crea quien lo quiera… “Todo es persecución política”, dijo el presidente estatal del PRD, Emanuelle Sánchez Nájera sobre el asunto, y es que para el líder perredista, aunque Reynoso Femat sí es culpable, la procuración de justicia aquí en Aguascalientes “es más como un target político”, bueno, pues ya son dos los que le compraron la idea a Julio Serna, el otro es David Romo Garza, actual empleado de Antonio Martín del Campo en la Insurgentes, quien considera la salida de Luis Armando Reynoso Femat como una victoria… Quizá habría que explicarle tanto al amarillo como al azul que el pago de una fianza o la promoción de amparos difícilmente pueden ser considerados como un triunfo.

 

La nave del olvido. El estado efervescente del país por la fuga de Joaquín Guzmán Loera hace que el caso de Reynoso Femat pase a segundo plano y como el panista ya garantizó la reparación del daño al fisco lo más seguro es que se nos olvide pronto. De hecho toda la atención está centrada en la respuesta de la administración de Enrique Peña Nieto, quien desde Francia pasó de considerar que el escape sería “imperdonable” a señalar que es una “afrenta al Estado”; ante el imparable y atestado tren del mame, es difícil coincidir con el presidente acerca de si es una afrenta o no, sobre todo porque la condición de reto, en cierta medida, exculpa a los responsables de mantener en la cárcel al Chapo Guzmán.

 

Pico de oro… Cuando fue cuestionado sobre su renuncia, grandilocuente respondió Miguel Ángel Osorio Chong que “los momentos de crisis son para enfrentarlos”. Durante la conferencia de prensa en la que intentó explicar cómo es que se les fugó el Chapo Guzmán, estuvo acompañado de la procuradora general de la República, Arely Gómez, quien se limitó  a rendir un parte burocrático sobre la investigación y anunciar que la PGR ofrece una recompensa de 60 millones de pesos a quien aporte información para la reaprehensión del capo. También estuvieron junto al secretario de Gobernación, el subsecretario de Gobierno, Luis Miranda Nava y el comisionado Nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido… ninguno de ellos renunciará o será renunciado, fue el mensaje; en cambio Osorio Chong ofreció la cabeza de tres funcionarios, como para calmar a las fieras, a quienes para no entorpecer el curso de las investigaciones se les cesó del cargo son Valentín Cárdenas Lerma, director del Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) Altiplano I; Celina Oseguera Parra, coordinadora nacional de los Centros Federales de Readaptación Social, y Juan Ignacio Hernández Mora,  titular del Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social.

 

Nadie sabe nada… Osorio Chong no dijo nada que no se supiera ya por los medios, prometió detalles e imágenes de las condiciones en que Joaquín Guzmán Loera vivía en el Cefereso, pero nada más… Si bien es muy bonita la frase de que “los momentos de crisis son para enfrentarlos”, esa idea y las tres cabezas de funcionarios de segundo nivel que ofreció, no calman la exigencia de su renuncia, sobre todo desde las filas de Acción Nacional, que no les perdonan a la administración de Peña Nieto el que presumiera que el PRI sí fuera capaz de aprehender al narco que se le escapó, por primera vez, a Vicente Fox. Así que por la tarde, los del PAN hicieron una pausa momentánea en el desgarramiento de medias entre Ricardo Anaya y Javier Corral, para presentarse como bloque, el actual dirigente de los blanquiazules, Gustavo Madero, acuerpado por el senador Fernando Herrera Ávila, exigió la renuncia del secretario de Gobernación, así como la de Monte Alejandro Rubido García y la de Eugenio Ímaz, titular CISEN. No parará ahí la cosa, a pesar de que ayer Osorio Chong se haya llevado una comitiva de legisladores a que atestiguaran cómo es que se escapó Joaquín Guzmán; la movida resultó benéfica para la administración peñista, pues ya no sólo Omar Fayad Meneses, senador priista y presidente de la Comisión de Seguridad Pública, justifica que el narco se les haya podido escapar del penal de máxima seguridad; ahora hasta Alejandro Encinas, senador perredista que también estuvo en el recorrido por el penal y la zona, admirado por el trabajo de ingeniería necesario para cavar ese túnel, tímida pero constante, hace una defensa de la autoridad. El problema no son las instituciones entonces, no es la “afrenta al Estado”, sino a los hombres, pues quienes justifican las omisiones cometidas, desde el presidente hasta los zalameros columnistas, lo que no quieren decir en voz alta es reconocer que el problema es la corrupción… Aunque pensándolo bien, tampoco vale mucho la pena que lo reconozcan, si al final salen con que es un “problema cultural”, Peña Nieto dixit.

 

La del estribo… y para no irnos sin una nota local: no es de extrañarse que los actores que se encuentran en cargos de elección popular, y pretenden saltar a otros en las próximas elecciones locales, prefieren evitar la discusión de temas, aunque no podrán hacerlo, y pese a las presiones de los grupos conservadores y al interior de los mismos grupos parlamentarios, tendrán que avalarlos. No sólo el PRI y las huestes de Jorge Varona Rodríguez se han resistido a dar el aval al matrimonio igualitario dentro del Código de Procedimientos Civiles, también los panistas se han visto muy calladitos y sin emitir postura alguna; eso sí, ya hasta salieron a decir que insistirán en temas relacionados con la protección de la familia, pero aunque busquen evadirlo, sabemos que se refieren a la defensa de la “familia tradicional” y la crítica a los nuevos esquemas que vienen aparejados con el matrimonio igualitario, ¿verdad, Martha Márquez?

 

@PurisimaGrilla

 

The Author

La Purísima Grilla

La Purísima Grilla

No Comment

¡Participa!