Cultura

Luis Mario Schneider, un estudioso de los escritores de nuestro pasado inmediato

  • Alejandro García presentó su libro Luis Mario Schneider y la literatura mexicana
  • La obra obtuvo el Premio Bellas Artes de Ensayo Literario Malcolm Lowry 2012

 

El libro Luis Mario Schneider y la literatura mexicana es un análisis de la obra del escritor, ensayista e investigador argentino fallecido en Tenancingo, Estado de México, el 18 de enero de 1999, obra que fue presentada por su autor, el investigador Alejandro García en la Sala Adamo Boari del Palacio de Bellas Artes, acompañado por el escritor Felipe Garrido y Daniar Chávez.

El título, que obtuvo el Premio Bellas Artes de Ensayo Literario Malcolm Lowry 2012, en opinión del cuentista Felipe Garrido, hace un análisis minucioso de los trabajos que Luis Mario Schneider hizo para rescatar un buen número de escritores mexicanos, cuya obra estaba dispersa en suplementos culturales, diarios y revistas.

El editor, ensayista y narrador Alejandro García explicó por qué el trabajo de Luis Mario Schneider es tan significativo en la literatura mexicana y lo describió como una persona curiosa de inquietud hacia el conocimiento: “En este libro lo que logré dilucidar es que Luis Mario Schneider tenía una idea clara de la literatura mexicana, la cual debía ser cuestionada, analizada, no dar por hecho y difundirla”.

Agregó que Schneider tuvo contacto con grandes autores, como García Ponce, Salvador Elizondo, Amparo Dávila. “Él se quejaba con ellos de cómo era posible que no conocieran la figura de los estridentistas, lo cual ocasionó que bajo la tutela de Maricarmen Millán hiciera su tesis de doctorado sobre este movimiento y lo diera a conocer”, explicó Alejandro García. Dijo que el poeta y narrador también se quejó de que no se ubicara a autores como Jorge Cuesta, Xavier Villaurrutia, Carlos Pellicer, por lo que junto con Miguel Capistrán se dedicó a recopilar la obra completa de autores de quienes sólo se conocían fragmentos.

Mencionó que en los años sesenta tenía un gran amor por las hemerotecas y se sepultaba en ellas; era paciente y convirtió la disciplina bibliográfica en vital. “Luis Mario Schneider dio a conocer a autores que estaban sepultados en anaqueles de bibliotecas”, agregó.

Alejandro García indicó que Luis Mario Schneider decía que realmente la riqueza de la literatura mexicana estaba en los suplementos culturales; se quejaba de que el surrealismo estuviera olvidado en México y de por qué no se podía hablar del armadillo o la quesadilla.

También descrito como un promotor de la cultura mexicana, explicó que la curiosidad de Luis Mario Schneider lo llevó a analizar y estudiar Metepec, se dijo que fue un hombre generoso y excelente editor que dio a conocer en publicaciones, como Cuadernos de Malinalco, a autores como Beatriz Espejo y Jorge Volpi, así como un rescatador de autores del siglo XIX que presentó en diferentes revistas.

Para Alejandro García, Luis Mario Schneider dio paso a los grandes contemporáneos, estridentistas y autores jóvenes del siglo XIX que son los grandes escritores que se tienen ahora.

Daniar Chávez expuso que el libro Luis Mario Schneider y la literatura mexicana, editado por la Universidad Nacional Autónoma de México, en la serie El Estudio, de Textos de Difusión Cultural, de la Coordinación de Difusión Cultural, es un proyecto de recuperación y rescate del trabajo del poeta y narrador nacido el 12 de abril de 1931 en Santo Tomé, provincia de Corrientes, Argentina: “Él era un visionario, un investigador que puede detectar el documento perdido, Schneider tenía la visión de ver un documento y conservarlo”.

Para Felipe Garrido, Luis Mario Schneider ocupa un lugar indiscutible en la literatura mexicana, como resucitador y estudioso de los escritores de nuestro pasado inmediato.

“Además de estudioso fue también un importante descubridor y animador de autores jóvenes, desde algunas revistas como Pájaro cascabel, y en colecciones de libros, como los Cuadernos de Malinalco”, pero en México, dijo Felipe Garrido, Schneider de ser alguien plenamente valorado, también como autor de poemas, teatro, ensayo, cuentos y novelas.

Luis Mario Schneider rescató, junto con Miguel Capistrán, obras esenciales de Jorge Cuesta; reunió una bibliografía exhaustiva de Xavier Villaurrutia y encontró la correspondencia entre José Gorostiza y Genaro Estrada. En su libro México y el surrealismo hay una amplia recopilación de las primeras noticias de este movimiento en el país.

 

Con información de Conaculta

 

The Author

Redacción

Redacción

No Comment

¡Participa!