Opinión

Un día, un hombre, Jorge Galván

El teatro es un fenómeno irrepetible que se está trabajando en la cuerda floja, sin red de salvación, esa función es única

Jorge Galván

 

En Aguascalientes podemos jactarnos de tener a grandes personalidades que han sido plasmadas en los libros de historia y con su sapiencia han contribuido a la transformación y divulgación cultural de nuestro terruño. En la actualidad, en el rubro de las artes escénicas, hay un hombre que siempre ha sido admirado por su trayectoria teatral en Aguascalientes y ha sido reconocido en todo el país. Me refiero al maestro Jorge Galván, quien este año acaba de cumplir sus 63 años de carrera profesional y 80 años de vida. A manera de agradecimiento por este gran legado artístico que sigue dando a la comunidad, realicé una investigación de su trayectoria teatral, sin dejar a un lado lo televisivo y cinematográfico, puntos importantes de su carrera.

Su primeros pasos en la actuación. El nombre completo del maestro Galván es Christos Jorge Papadimitriou Galván, director, actor, dramaturgo, escenógrafo, productor y guionista. Nació el 14 de julio de 1935 en el Distrito Federal. Su acercamiento al teatro fue desde pequeño al participar como actor en montajes de su escuela y en juegos infantiles con títeres; además de su asistencia continua a las funciones de teatro escolar en Bellas Artes. Su madre fue un impulso importante para que el maestro tuviera esa afición al teatro, ya que lo llevaba dos veces por semana, por lo que durante su infancia vio obras de reconocidos autores como José Revueltas con El cuadrante de la soledad, La muerte de un viajante, de Arthur Miller, y Un tranvía llamado deseo, de Tenesse Williams.

En su etapa de adolescente, cuando sólo tenía 17 años, se inscribió  en el Instituto Cinematrográfico, Teatral y Radio-Televisión (ICTR), perteneciente a la Asociación Nacional de Actores y que dirigía don Andrés Soler, especializándose de 1952 al 54 en cine, teatro y radio. Debutó como actor en La fuerza bruta, de Steinbeck (1953) y le siguió Luces del crucero de Blanca de Retana (1954), en teatro comercial se estrenó con la obra Un muerto inoportuno, de Maugham, dirección de Julio Taboada en 1956. Ya para la década de los 80 participó como actor en la temporada de aniversario del Teatro Arlequín (1988-89): “La actividad teatral es siempre muy compleja, dedicados a ella vivimos nuestro problemas y los problemas del personaje. Al mismo tiempo, vivimos vidas que se desarrollan en paralelo. Si es difícil la vida es más difícil cargar con el costal de los personajes”.

Toma la batuta de director. La dirección vino a la par con sus trabajos como actor, y siendo muy joven tuvo a su cargo la obra La cuerda, de Hamilton, en 1957. A partir de esa fecha no dejó de dirigir hasta su más reciente montaje en Aguascalientes, La mandrágora, de Maquiavelo (2014). También dirigió a otros grupos del país como la Compañía Teatro Portátil No. 2 con cinco obras de repertorio clásico (1963-64). En 1969 fundó el grupo Los Teatristas de Aguascalientes, dirigiéndolo hasta 1985. Posteriormente lo retomó a inicios del siglo XXI. Su repertorio está integrado por espectáculos de teatro, poesía coral, teatro para niños, teleteatros y radioteatros: “Los más importantes años de mi carrera teatral los realicé en Aguascalientes, con un grupo extraordinario, con apoyo institucional y con un público muy sensible al arte”.

Como gran hacedor del arte escénico, el maestro Galván no se conformó con actuar y dirigir, sino que además propuso y fundó sus propias compañías en varios estados del país en donde radicaba, como fue el caso de la Escuela de Teatro de Querétaro y luego Escenario, Promociones Teatrales A.C. (1958-1964). Por otra parte, en los 70 también dirigió tres brigadas para el programa Teatro de Orientación Campesina (1973-76) y las Jornadas Alarconianas en 1988. Todo esto lo llevó a obtener en dos ocasiones el Premio Nacional de Teatro (1985 y 1990) con más de 175 puestas en escena.

Con la pluma teatral. Las letras fueron parte de su vida y al estar en contacto con el teatro decide escribir sus propias historias como Requiem por una esperanza (1975), la cual obtiene Mención Honorífica Premio Salvador Novo; Para burlar al tiempo (1989), Premio Nacional de Literatura Conaculta-INBA, Rama Teatro, y La cuadrilla (1985), Premio Sogem. En Aguascalientes fue galardonado como El dramaturgo del año en 1988. Como escritor ha publicado ocho obras, algunas en la capital y otras en ciudades de provincia, varias llevadas a escena como El cuchara de oro, 1929 y Clase a medias. Es en el 2001 cuando publica su libro autobiográfico De memoria: “El libro es una celebración de mi vida escrito con testimonios y notas informativas, es un libro de consulta para estudiantes”.

Cine y televisión: una dupla perfecta. El maestro Galván no solo se inclinó por la actividad teatral sino que a la par trabajó en televisión y cine. Comenzó en el mundo de la televisión en los 50 escribiendo guiones para teleteatros (1952-55): “En el 52 ya estaba haciendo programas para Canal 4, que fue el primer canal de país”. Poco después fue asistente de director en los canales 2 y 4. Como utilero conoció a grandes figuras del cine y teatro nacional como Prudencia Grifell (que fue su maestra), Salvador Novo y Manolo Fábregas; de ahí nació su inquietud por estar en los escenarios más importantes. En 1976 fue el fundador de la televisión cultural de Aguascalientes, Canal 10 (posteriormente Canal 6 y hoy Radio y Televisión de Aguascalientes) y en los ochentas produjo el programa más visto en aquel tiempo: Un día, un hombre, que tuvo una vigencia de ocho años. En el séptimo arte incursionó como actor en la película El anzuelo, de Ernesto Rimoch, comenzando así una fructífera carrera que en 1988 le daría el Ariel, la Diosa de Plata y El Heraldo como mejor actor del cine mexicano, por su trabajo en Por si no te vuelvo a ver.

Son ya 63 años de carrera profesional, un camino largo, exitoso y lleno de satisfacciones, ¡Muchas felicidades, maestro Jorge Galván! Es usted un ejemplo de constancia, profesionalismo, talento y amor al teatro.

 

TEATROLOGÍA

*Algunas obras de dirección y actuación

Actor

  1. La fuerza bruta, de Steinbeck.
  2. Luces del crucero, de Blanca de Retana.
  3. Un muerto inoportuno, de Maugham.
  4. Macbeth (El asesino del sueño), de Shakespeare.
  5. Vestir al desnudo, de Luigi Pirandello.

Dirección

  1. La cuerda, de Hamilton.
  2. Fuenteovejuna, de Lope de Vega.
  3. Picnic en campaña, de Arrabal.
  4. El juego sagrado, de Wilberto Cantón.
  5. El censo, de Emilio Carballido.
  6. El burgués gentilhombre, de Moliere.
  7. Moto en delegación: Acto social y la señora de gris, de Reynaldo Carballido.
  8. DF, bis, de Emilio Carballido.
  9. El médico a palos, de Moliere. Ags.
  10. Dos docenas de rosas color escarlata, de Aldo de Benedetti. Ags.
  11. La mandrágora, de Maquiavelo. Ags.

Dramaturgia

  1. Requiem por una esperanza. Mención Honorífica Premio Salvador Novo.
  2. Clase a medias.
  3. La cuadrilla. Premio Sogem.
  4. Para burlar al tiempo. Premio Nacional de Literatura Conaculta-INBA. Rama Teatro.
  5. Te quiero lo mismo.
  6. 1929.

1994-2000. El cuchara de oro.

  1. Los años sin cuenta.

 

Fuentes consultadas:

Ceballos, Edgar. Diccionario mexicano de teatro, siglo XX, Escenología, Conaculta, INBA, México, 2013.

Engel, José Luis. Diccionario general de Aguascalientes, tomos N-O-P, Instituto Cultural de Aguascalientes, México, 1997.

Galván, Jorge. De memoria, UAA, Casa Juan Pablos Centro Cultural S.A. de C.V., ICA, Ciema, México, 2001.

El Universal en “Reúne Jorge Galván medio siglo de vida teatral”, 2001, disponible en: http://goo.gl/6NDN5p

Producción Aguascalientes TV, en “Comenzamos: Jorge Galván”, disponible en: https://goo.gl/MXBLM4

 

The Author

Julieta Orduña

Julieta Orduña

No Comment

¡Participa!