Clausura del Festival de Jazz 2015   - LJA Aguascalientes
22/07/2024

  • Durante siete días participaron alrededor de tres mil asistentes en los conciertos nocturnos
  • Para los docentes fue gratificante percatarse del gran entusiasmo y sed de aprendizaje entre los ensambles participantes

Casi tres mil asistentes, 45 músicos originarios de Aguascalientes, Colima, Jalisco, Guanajuato, Michoacán, Nayarit, Querétaro, San Luis Potosí y Zacatecas, cinco maestros experimentados, siete días de actividad, y tan solo un millón 200 mil pesos del Fondo Regional para la Cultura y las Artes; crearon al Festival de Jazz Aguascalientes en su séptima edición, el cual fue clausurado la noche de ayer en el Teatro Morelos con la intervención especial de la Orquesta Nacional de Jazz, bajo la dirección del estadounidense Tim Meyer.

Durante toda la semana, grandes referentes del jazz y de otros géneros como Agustín Bernal (en el saxofón), Héctor Rodríguez (en la guitarra), Roberto Verástegui (en el piano), Diego Franco (en los metales) y Gabriel Puentes (en la batería) compartieron su experiencia musical mediantes clases individuales y grupales así como en el concierto nocturno.

Según los organizadores del evento, Alexa Torres y Carlos Velasco, los conciertos mantuvieron una afluencia de al menos el 85 por ciento de la capacidad del Teatro Víctor Sandoval; exceptuando el del jueves con Francisco Lelo de Larrea Trío y Adrián Oropeza Trío, que logró la máxima capacidad del espacio con poco más de 400 asistentes.

“Este es resultado de conjuntar voluntades entre gobiernos, comunidad artísticas y el público, por eso consideramos que este festival tiene mucho futuro”, además de ser una muestra de que la cultura está ahí para todo público, sin importar estratos sociales ni educativos.

Las clínicas fueron divididas por ensambles y asesorías por instrumento, las cuales los participantes aseguraron haber sido una experiencia efectiva al escuchar y conocer consejos de expertos y además poder compartir sus estilos propios con otros jóvenes músicos de distintos puntos geográficos. Para los docentes fue gratificante percatarse del gran entusiasmo y sed de aprendizaje entre los ensambles participantes: “En cada clase se percibió la vocación de estos chicos, algunos están iniciado como maestros y por eso tenían esa sed de aprender todo lo que se pudiera”.

La fusión en el jazz fue la característica de esta edición, pues a comparación de otros años, los participantes fueron mayormente ensambles de jazz fussion con mezclas interesantes de estilos, lo que para Héctor Rodríguez es estimulante pues permite crecer las expectativas del público común.

Después de asistir a la charla ofrecida por el director invitado, Tim Meyer, los ensambles participantes se presentaron puntuales para el concierto de cierre de la Orquesta Nacional de Jazz, proyecto creado por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) y el Instituto Mexicano de la Radio (IMER), que busca la promoción en el país de la música contemporánea y el jazz.

Este es una orquesta integrada por 20 instrumentistas y cinco compositores provenientes de diversas entidades, que van desde los 18 hasta los 35 años, jóvenes considerados como los mejores músicos del país: “Originalmente nace como una organización civil para generar proyectos que promocionen el talento nacional”, indicó su director, Gerry López, quien celebró el fortalecimiento de la comunicación entre instituciones y niveles de gobierno en beneficio de los músicos tanto emergentes como consolidados. Este apasionante músico amó el jazz desde que tuvo la oportunidad de escuchar a figuras como Diego Maroto, Héctor Infanzón, Enrique Nery (…) músicos de origen mexicano que han ofrecido mucho al mundo musical.

Al igual que su director, los integrantes de la Orquesta Nacional de Jazz consideran que la música (en especial el jazz) es un elemento vital para sus vidas, pues la sensibilidad que les ha generado les permite ser además de buenos músicos, mejores seres humanos: “Creemos que es lo que necesita el país, más jóvenes enfocados en la música o en la cultura en general, y menos chicos en la calle sin hacer nada”, el incrementar la plantilla de músicos, bailarines, pintores, escritores y demás actores culturales, más público se puede acercar hasta crear una sociedad más sensible.


Durante casi dos horas, esta agrupación compartió su música ante el Teatro Morelos en su máxima capacidad, con un repertorio amplio que va desde el jazz clásico y la música popular mexicana hasta la contemporánea.

 


Show Full Content
Previous Un director es el culpable de todo: Tim Meyer
Next Kendor Macías sigue despachando en el Fovissste
Close

NEXT STORY

Close

Niega Atusa, en Aguascalientes, que no estén dispuestos a adquirir nuevos camiones

14/06/2018
Close