Cuando sale el arco-Iris / Cocina Política – LJA Aguascalientes
23/09/2020


¿Qué representa para usted el arcoíris, estimado lector, apreciable lectora? Quizá un cofre con monedas de oro al final del mismo. Quizá la esperanza de que a pesar de la lluvia, puede salir el sol. Quizá como católico o católica le simboliza la alianza de Dios con la humanidad. Para los que amamos los animales es un trayecto entre la vida material y la vida esencial. Y para los muy realistas es simplemente un fenómeno meteorológico.

Si tomamos el arcoíris como esa representación de fe; podría decirle a usted que a mitad de la semana anterior, en un cafecito en Paseo de la Feria a la media tarde; brilló para esta cocino-política el arcoíris de la esperanza.

Desesperanza. A los auténticos priistas de Agüitas, a veces nos entran unas ganas e-nor-mes de simplemente “tirar la toalla”, como se dice en el argot pugilístico. Y es que cuando no nos arremeten panistas tránsfugos, son juniors políticos cuyo más grande talento es su ilustre apellido o son una pléyade de cuasi políticos que cuasi dirigen, cuasi legislan, cuasi coordinan y ¡bueno! Gracias a ellos y ellas el PRI local se ha ganado el mote del ya merito ¡Hágame usted el favor!

Una campeona: una esperanza. En esas estaba cuando por intervención de un fino amigo, me senté a tomar un café con la campeona del más reciente certamen de oratoria de El Universal, uno de los más prestigiados en el ámbito nacional y uno de los más rigurosos en cuanto a cultural de los participantes y la calidad literaria del discurso. Se lo voy a decir de esta manera, apreciable lectora, querido lector: Iris Cardona Pérez es la única campeona de ese concurso que hemos tenido, ciento por cien originaria de Agüitas ¡Ándele pues’n!

¿Qué haces campeona? Pregunté a Iris Cardona, ¿A qué te has dedicado tras ganar El Universal? Insistí. Pues mire, maestra -algunos jóvenes me llaman así, aunque sólo soy orgullosa profesora normalista- vengo a presentarme con usted; recién he sido electa presidenta de la mujeres del PRI en Aguascalientes.

En ese preciso momento, brilló para esta cabizbaja cocino-política ese arco-Iris Cardona. ¿Una joven con compromiso social en el PRI? ¿Una chica formada en una normal, hija de profesores? ¿Una jovencita estudiosa del fenómeno social en México, que sí sabe lo que es un partido político y sí conoce la vocación del social del tricolor? Mire usted, en ese momento ¡Hasta la dieta se me olvidó! Y de plano me pedí un helado doble de chocolate, para olvidar el mal sabor de boca que las recientes derrotas morales-electorales nos han dejado a los priistas de corazón y para sacarme de ahí mismo (de mi maltrecho corazoncito), las frustrantes experiencias que tenemos que pasar en el intento por enderezar una nave cuyos atolondrados capitanes nomás no entienden a los ciudadanos y los electores hidrocálidos.

Arco-Iris Cardona. La flamante dirigente de las mujeres del PRI en Aguascalientes quiere formar un equipo de mujeres con causas. Particularmente le preocupa el fenómeno creciente de embarazos adolescentes. Le disgusta el papel de bajo perfil que con frecuencia se otorga a mujeres destacadas -ella misma con ese extraordinario campeonato bajo el brazo escasamente difundido, es un ejemplo-. Trabaja incansablemente por construir una imagen positiva de las mujeres en política, ante las acciones afirmativas que están incorporando oportunistas vanas en los espacios públicos. Trabaja mañana, tarde, noche y madrugada. Calladamente recorre día con día el trayecto de su querido Cosío a la capital de Aguascalientes para cumplir con su encomienda.

Iris Cardona trabaja. Luego trabaja. Y luego vuelve a trabajar. Esa es su mística y ese será (ya lo verá usted) su legado.

Al final del arcoíris. No pierda usted de vista, querido lector, apreciable lectora, a Iris Cardona Pérez. ¡Va pa’ largo! Diría el sabio anciano. Ella llegó para quedarse y llegó porque tiene con qué. Cuando alguien como ella, con esa dilatada formación social se integra a cualquier partido político, quienes ganan son los ciudadanos.

Como jurado en oratoria, yo había observado la participación de esta jovencita Cardona en los certámenes locales. Jamás creí verla integrada a las filas de mi propio partido político. Yo no tenía el gusto de tratarla personalmente y hoy no me cabe el orgullo de tenerla como correligionaria. Segura estoy que la bella estela de colores de su brillante arcoíris tendrá para la democracia en Agüitas y para los ciudadanos priistas en particular, un enorme cofre con monedas de oro para prodigar a favor de la sociedad.

Nos vemos en la próxima. Invitación abierta a tomar el cafecito de olla a la abogada pabellonense Micaela Sánchez, que hizo favor de escribir a esta su cocina, en donde se come, se lee, se estudia y se conversa de todo, particularmente de política.

CODA. Iris Nayeli Cardona Pérez, campeona y subcampeona nacional de oratoria, es hidrocálida. Del meritito Cosío. Hija de profesores normalistas. Ella misma es licenciada en Educación. Sólo tiene veintidós añitos y ahora, en fecha reciente, acaba de ser nombrada dirigente del Organismo de Mujeres Priistas de Aguascalientes.

[email protected]

Vídeo Recomendado

Show Full Content
Previous Vivir más… pero en la pobreza / La fórmula del café con leche  
Next Ese libro no sirve / País de maravillas
Close

NEXT STORY

Close

Ensayando el Grito

13/09/2013
Close