Opinión

Geishas o estudios para un crimen / La escena

Incapaz de decir lo que es el teatro, sé muy bien lo que yo le niego que sea: la descripción de los gestos cotidianos vistos desde el exterior. Yo voy al teatro para verme en escena, […] tal y como yo no sabría —o no osaría— verme o soñarme y, sin embargo, tal y como sé que soy

 

Jean Genet, Cómo interpretar Las Criadas.

 

Uno de los textos dramáticos catalogado por los críticos de teatro como clave del siglo XX es Las criadas, del dramaturgo francés Jean Genet (1910-1986), llevado a escena por las casas productoras Linterna Teatro y Kamaleónica este verano del 2015. En una versión creativa y llena de simbolismos; se presentó como Geishas o Estudio para un crimen. Les comentaré algo acerca de este genial dramaturgo, del texto y de la puesta en escena dirigida por Alfredo Vargas Ortega.

 

Jean Genet nació en París y su infancia fue un tanto dolorosa, ya que estuvo desde la edad de un año a cargo de la asistencia pública y después fue adoptado por un carpintero y su familia, pero su comportamiento un tanto conflictivo lo llevó a hurtar, hecho que le ocasionó estar en prisiones juveniles. Sin embargo, su ingenio para la literatura estuvo presente siempre y aún estando en esos sórdidos y escabrosos lugares, se daba tiempo para escribir novelas y poemas que fueron leídos por ilustres personajes como Jean Paul Sartre, Picasso y Jean Cocteau, todos ellos influyeron para que el comportamiento de Genet cambiara. Las cuatro obras teatrales que escribió retrataban el crimen y la homosexualidad y una profunda simpatía hacia los marginados, además de ser consideradas como psicoanalíticas; esta ideología marco el movimiento llamado teatro del absurdo.- A finales de la segunda guerra mundial sus obras fueron censuradas tanto para ser publicadas como para llevarse a escena. Aún así, con el paso del tiempo, fue reconocido su talento y en 1984 la Academia Francesa le concedió el Premio Nacional de Literatura; por esta razón, Genet es considerado uno de los grandes dramaturgos del pasado siglo.

 

El título original de Las criadas es Les Bonnes, una obra de teatro escrita en 1947, inspirada por el apogeo de las luchas de clases y la bandera de libertad que agitaban en ese tiempo a los oprimidos y dominados por una clase privilegiada, como el servicio doméstico, en el que se basó el autor para darle voz en su dramaturgia. Se dice, pero no está confirmado, que la historia surge de una nota roja que involucra a dos personas del servicio, quienes matan a su patrona y a la hija de ésta sin premeditación alguna, sino más bien por un arranque de enojo. A propósito de Las criadas, escribió Genet: «No se trata de un alegato sobre la suerte de las domésticas. Supongo que debe de existir un sindicato del servicio doméstico para ello. Eso no me concierne.»

 

Su obra, a lo largo de miles de representaciones en todo el mundo, ha ocasionado debates acerca de las clases sociales, del individuo con la sociedad y del propio autor, pues consideran que sus obras eran hasta cierto modo autobiográficas, con ese juego de palabras de sirvientes con patrones y haciendo un juego de espejos con el que el espectador en algún momento se ve reflejado. Genet en su texto muestra a los personajes como femeninos pero en la mayoría de las versiones que se han montado los directores las trabajan con actores travestidos, quizá ofreciendo un tributo a la homosexualidad del autor y jugando con el sexo de los personajes. Las criadas, por su fuerte contenido social, ha sido presentada en todo el mundo en salas convencionales y alternativas. Incluso en Aguascalientes ya se había representado, a finales de los noventas en la Casa de la Cultura, con los actores Daniel Viveros y Carlos Guemer, que por cierto éste último participó en esta nueva puesta como iluminador.

 

La versión de este año se debe en cierta manera al resultado de un taller que dio el director sobre reescritura actoral, conoció ahí a algunos de los actores y actrices y decidió invitarlos a formar parte del elenco de esta obra. Vargas tuvo la fortuna de ser parte del equipo escénico de la obra Las criadas, dirigida hace tiempo por el maestro Ludwik Margules, y como homenaje a este gran personaje del teatro nacional decide llevarla de nuevo a escena con esta original versión para el estado de Aguascalientes. Fue todo un proceso de investigación en el que se revisaron varios textos de Genet, en los que la sustancia era la criminalidad que movía a los personajes, de esta manera Geishas se fue reestructurando, partiendo de lo humano de unas criadas al sentirse humilladas y desplazadas, hasta llegar a un climax de destrucción y venganza. Es una lectura en la que se reflejan metáforas, paradojas y paradigmas con un resultado estético que mueve las emociones en el espectador.

 

Los artistas Sandra Durán, Víctor González y Heriberto Béjar, acompañados de un equipo técnico profesional, mostraron un montaje actoral y corporal que dejó una grata experiencia en aquellos que lo vimos. Esperamos sean elegidos para la 36 Muestra Nacional de Teatro a realizarse en noviembre y se prevé una segunda temporada este año. Geishas o Estudio para un crimen, versión y dirección de Alfredo Vargas, es una puesta en escena para analizarse y reinterpretarse.

 

 

Fuentes consultadas.

https://es.wikipedia.org/wiki/Jean_Genet

https://es.wikipedia.org/wiki/Las_criadas#cite_note-4

http://aescenateatro.net/ae-entrevistas/geishas

Presentan obra teatral Geishas o estudio para un crimen

http://www.epdlp.com/escritor.php?id=1754

 

The Author

Julieta Orduña

Julieta Orduña

No Comment

¡Participa!