La Purísima Grilla

La Purísima… Grilla: Adiós a la sana distancia

Al que buen árbol se arrima… Ahora sí el Instituto de Transparencia del Estado de Aguascalientes (ITEA) deberá pasar por una prueba de fuego, y quién sabe si califique como un órgano de verdad autónomo y en serio transparente… y es que los panistas ya empezaron a realizar las solicitudes de información para conocer el nombre del misterioso propietario del ya tan famoso Progrebús, además de que –como todos– quieren saber de dónde es que se paga el combustible para que el camioncito ande paseando a los candidatos del PRI, quién le paga al chofer y de dónde sale la lana para darle mantenimiento al vehículo, lo anterior para lograr que se sancione al gobernador Carlos Lozano de la Torre por andar utilizando el bus en las pasadas elecciones. Todas esas preguntas se le harán a la comisionada presidente del ITEA, María Cristina Díaz León, ¿qué se puede esperar de un organismo que hasta ahora se ha dedicado a la aprobación sin ton ni son?, ¿a quién debería cobijar esa buena sombra?

 

Nel blu, dipinto di blu… Hoy, hoy, hoy, los panistas, irremediablemente, exhibirán sus desencuentros con motivo de la elección de la dirigencia nacional y el relevo de Gustavo Madero, con la idea de que quien pega primero pega dos veces, el senador Fernando Herrera cita a conferencia de prensa tempranito, para entre papayita y cottage deslindarse de las acusaciones de que su equipo fue el que ayudó en Aguascalientes a recopilar las firmas que permitieron a Javier Corral presentarse a la contienda por la grande de Acción Nacional; y si se nos sale por la tangente, habrá oportunidad de preguntarle al mismísimo Corral Jurado pues Paulo Martínez López ha citado a conferencia con el candidato en la sede estatal blanquiazul; así que por la tarde se podrá saber quién está con quién y por qué en este pleito absurdo; pero el que se esclarezca si Sylvia Garfias y Arlette Muñoz están con melón o con sandía no servirá de mucho, al menos no para limar asperezas entre los aspirantes aguascalentenses a una candidatura en el 2016, pues el equipo de Fernando Herrera ha transformado la respuesta a su cuestionado apoyo a Ricardo Anaya en una diatriba contra Teresa Jiménez Esquivel y Martín Orozco Sandoval, ya que con la bandera del sistema anticorrupción, a la diputada federal se le señala por estar involucrada en el escándalo de los moches, mientras que del senador se remarca que ha sido objeto de un proceso “por haber delinquido en la extraña adquisición de unos terrenos”. Desde el bunker de Herrera Ávila se apunta con dedo de fuego que a propósito de la visita de Javier Corral la agenda privada incluye reuniones que sostendrá con Martín Orozco, “a quien le agradecerá el apoyo otorgado para completar las firmas para su registro, algo así como mil 200 firmas que contribuyeron a garantizar el registro”. Todavía más, para ahondar la brecha, desde la oficina del coordinador de senadores se indica que Arturo González, Antonio Martín del Campo, Javier Luévano y Antonio Arámbula tendrán que comenzar a preocuparse “pues habrá sorpresas el próximo domingo y Corral obtendrá algo más que los 500 votos que los fantásticos han presupuestado para la formula contraria a Ricardo Anaya. La intención, dicen expertos, es que Orozco y Teresa quieren medir su real capacidad al interior del blanquiazul de cara a los siguientes procesos. Léase candidaturas a gobierno y alcaldía”. Y si cree que abusamos de las comillas, adelantamos una disculpa, pero así se les retuerce la sintaxis a los del azul cuando echan sal en la herida, no se dan cuenta de que cuando señalan a Martín Orozco y Teresa Jiménez como una pareja sólo interesada en las candidaturas, difícilmente se podrá dejar de pensar en que Fernando Herrera y Sylvia Garfias andan en la misma ruta; eso sí, al pobrecito de Rubén Camarillo, quien hasta canceló su “tradicional” rueda de prensa de los lunes, ni un lazo le echan, mientras que a Arturo González Estrada lo mencionan antes que a los alcaldes panistas, ¿a río revuelto ganancia de pescadores?

 

Domingo tricolor. Todos los del PRI se pusieron de acuerdo para tundir duro y a la cabeza a los magistrados de la Sala Regional Monterrey del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, todos salieron a declarar para defender el triunfo de Gregorio Zamarripa Delgado, desde Miguel Romo Medina, quien se comprometió a “desenmascarar” que en la anulación de la elección del Distrito I “hubo influencias no jurídicas, no de reflexión normativa”, hasta Lorena Martínez, quien también habló del asunto en una inesperada conferencia dominical. La ofensiva contra quienes acusaron a Lozano de la Torre de abiertamente violar el proceso electoral, se ha dedicado contra Reyes Rodríguez Mondragón, magistrado por seis años acusado de haber sido director general en la subsecretaría de Gobierno de la Secretaría de Gobernación en el sexenio de Felipe Calderón; coordinador de Asesores de Roberto Gil Zuarth, cuando fue secretario particular del presidente de la República, y luego secretario técnico de la Comisión de Justicia del Senado de la República, cuando la presidía el senador Gil Zuarth… Cuando se difunden estos datos, lo único que nos viene a la mente es recordar las declaraciones del grupo parlamentario del PRI en el Congreso local desestimando que la militancia priista de Guillermo Rafael Escárcega Álvarez, designado por Óscar González Mendívil como fiscal especial en delitos electorales, pudiera afectar su labor. Auch, ¿no que la militancia no importaba?

 

¿Gobernadora, gobernadora? Con ese grito, pero sin la interrogación, se recibió en el Hotel Marriot a Lorena Martínez, quien antes que nada desestimó la anulación de la elección (y el golpe al gobernador) señalando que viajar en plena jornada electoral en un camión oficial no viola la ley ni conflictúa al electorado, “no es algo grave, yo creo que derramaron un vaso que ni estaba lleno”; enseguida vino el elogio a Manlio Fabio Beltrones, según la titular de Profeco, es el líder que tanto necesitaba y esperaba el partido en todo el país. Así retomó Martínez Rodríguez la etapa ruda para tratar de que los otros aspirantes a la gubernatura declinen en su favor, aunque Romo Medina ya dijo que no dará un paso atrás pues “como priista de corazón merezco el cargo”. La rueda de prensa con “tema político” la cerró Lorena Martínez con una verdad evidente, pero no por eso menos dolorosa, cuando reconoció el trabajo de Enrique Juárez y Roberto Tavarez al interior del partido, pero eso sí, dejó claro que ninguno tiene el perfil para ser el sucesor de Francisco Guel Saldívar, primero porque son sus amigos y segundo porque nunca han trabajado como líderes independientes, siempre han estado detrás de las espaldas de la exalcaldesa. Auch y recontra auch.

 

El 1 de diciembre 1994, Ernesto Zedillo dijo que “como presidente de la República, no intervendré, bajo ninguna forma, en los procesos ni en las decisiones que corresponden únicamente al partido que pertenezco”, para establecer así los términos de lo que sería llamado “la sana distancia”, misma a la que el próximo dirigente nacional del PRI ya le dio carpetazo, Manlio Fabio Beltrones Rivera ya aceptó que no le queda otra salida que la máxima cercanía, a través de su cuenta de Twitter señaló que “Los tiempos de la sana distancia del Partido del gobierno con el Presidente, quedaron muy atrás. La ‘sana’ distancia nos hizo perder!”. Y durante un encuentro con la Confederación Nacional de Organizaciones Populares (CNOP) prometió que sería un presidente del PRI “muy cercano al presidente de la República y consultaré con él, sin ninguna inhibición, cuantas veces sea necesario”. Más claro mensaje no se puede, Manlio Fabio Beltrones, porque así le conviene, será más peñista que Peña Nieto… ¡Yisuscrais!

 

La del estribo. “Al llamar nosotros atendemos de inmediato a lo mucho 15 minutos tienen el apoyo”, esto es lo que dice el secretario de Seguridad Pública Municipal cada vez que se le cuestiona sobre el tiempo de respuesta de las solicitudes del servicio 066, línea de emergencia, ¡palabrerío! Ayer se hizo una llamada para solicitar servicio médico para un hombre de edad avanzada que se encontraba deambulando sin alguna orientación a causa de un golpe fuerte en la cabeza, a pesar de explicarle al operador que la persona se encontraba ensangrentada y sin rumbo, la respuesta fue: “ya va la patrulla para allá”, un oficial de policía en lugar de médico, sólo porque se trataba de una persona indigente sin familia que reclame. Así nada más cuelga y nos deja con la preocupación de qué pasará con este hombre sin hogar. Terrible la respuesta institucional.

@PurisimaGrilla

 

The Author

La Purísima Grilla

La Purísima Grilla

No Comment

¡Participa!