Los medios ya no sirven / Política for Dummies - LJA Aguascalientes
06/12/2022

Hasta a mí me dio miedo leer el título de esta columna, pero es cierto, hoy los medios ya no sirven. En teoría los medios de comunicación son eso, un medio, un intermediario entre ciudadanos y políticos y muy necesario, según los teóricos de la comunicación, como Dominique Wolton, la comunicación ideal se da en tres aristas, la de los ciudadanos que dan y reciben información de los medios, la de los políticos que reciben información de los medios de comunicación y dan información a la ciudadanía mediante los medios y por último la más importante, la de los medios de comunicación que hacen fluir la información.

En este esquema los medios de comunicación tienen el poder enorme de dar la información como ellos quieran, es decir reciben información de ciudadanos y políticos y ellos la presentan y dan como les convenga o como crean que es lo mejor. En el plano ideal, los medios de comunicación son solo intermediarios y no actores, no manipulan la información y la entregan como es, si un político roba dicen que roba, si un ciudadano se manifiesta sale en los medios, sin embargo, hay varios factores, sobre todo en México que influyen para que los medios no hagan bien esa chamba.

En primer lugar los medios son manipulados por los gobiernos, principales proveedores de los ingresos de publicidad, es decir coloquialmente, “tienen los pelos de la burra en la mano” controlan a su antojo a los medios, condicionándolos con no pagar los ingresos mensuales de publicidad. Por otra parte, también los empresarios que patrocinan tienen vínculos con tal o cual actor político que condiciona el contenido libre de los medios de comunicación.



 

Por eso afirmo que bajo ese modelo condicionado y el que México vive hoy, los medios no sirven. No sirven porque no solo se trata de esa presión económica, se trata también de constantes ataques y amenazas a los periodistas. La amedrentación del gobierno veracruzano a los periodistas es un claro ejemplo. Un periodista es incapaz de fotografiar al gobernador en una mala postura porque ya es amenazado, un periodista no puede investigar cierto tema porque le quitan la acreditación. Los medios así no sirven.

No solo lo afirmo por afirmar, un reciente estudio de Parametría presenta que el 100% de los mexicanos conocemos Televisa y TV Azteca, pero de ese 100% su opinión positiva se reduce a menos del 50%, nuestros medios así no sirven y los ciudadanos lo sabemos, necesitamos medios de calidad. Necesitamos figuras que cuiden la información y periodistas veraces que no la manipulen.

Cuando hablamos de manipulación de información podemos hablar de muchas cosas, por ejemplo, hablemos de manera hipotética de la fuga de un delincuente por un túnel: si la nota la presentamos al final del noticiero con tan solo 30 segundos y sin imágenes estamos mal informando. Es decir, es claro que no queremos que la ciudadanía se entere de la fuga. Si la misma nota la presentamos con un tono agresivo como “las autoridades ineficientes dejaron escapar al delincuente” es claro que también estamos desinformando y perdiendo la parcialidad al atacar, muchas veces sin pruebas y fundamentos a las autoridades responsables.

Una cobertura ejemplar sería presentar detalle por detalle la fuga, con imágenes, con testigos, con hechos y sin duda el periodista tiene derecho a cuestionarse lo extraño, a cuestionar lo increíble pero no a acusar ni juzgar. No se vale violentar el derecho a una buena reputación y a la dignidad como afirma Salvador Camarena, periodista mexicano.

Un claro ejemplo es el tratamiento que hizo el periódico Reforma al caso Narvarte, acusó de drogadictos, borrachos y fiesteros a las personas asesinadas. Sin duda manipulando la información e intentando manipular a los lectores. ¿Cómo lo hace? De esa manera logra que los ciudadanos en vez de ver a unas víctimas que merecen justicia, ven a unos borrachos maleantes que se lo merecían, a ese grado han llegado nuestros medios de comunicación, que sin duda no son medios, son actores.

Nuestros medios así no sirven, pero nuestros ciudadanos así tampoco. Necesitamos figuras ciudadanas como defensores de audiencias capaces de cuestionar a los directores de periódicos y periodistas de televisión sobre el contenido que dan a los ciudadanos, una propuesta puede ser establecer estándares de calidad en los noticieros: mismo porcentaje de tiempo a actores políticos, presentar lo que se sabe de las noticias, sin inventos, sin exageraciones y sin acusaciones de valor, claro con cuestionamientos que permitan forjar ciudadanos críticos.


Muchos afirman y hasta es un lugar común que el gran problema de nuestro país son las televisoras, sin embargo, no es el único y no es el mayor, México tiene muchos problemas, necesitamos mejores contenidos y podemos exigirlos, necesitamos televisoras imparciales que informen y debemos exigirlas. No solamente somos televidentes, audiencias o clientes, somos actores de lo que pasa en la ciudad, actores protagonistas, asumamos ese reto.

 

@pochaquito

[email protected]

 


Show Full Content
Previous Presentan hoy resultados del examen de oposición para plazas de educación pública
Next Asegura ex líder nacional panista que no hay conflictos entre aspirantes, sólo debate político
Close

NEXT STORY

Close

Presentan reglamento de Parques, Jardines y Áreas Verdes

18/08/2015
Close