EducaciónSociedad y Justicia

Profeco suspende a colegio particular y tienda de uniformes por abusos

  • Tienen diez días para subsanar irregularidades, de lo contrario el castigo será mayor
  • Con la suspensión de ventanillas no se afectó a los alumnos

 

La delegación de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) en Aguascalientes confirmó que en el marco del operativo de regreso a clases, se colocaron sellos de suspensión en un colegio particular y una tienda de uniformes escolares por actos violatorios a la Ley Federal de Protección al Consumidor (LFPC).

La titular delegacional, Patricia Valadez Bustamante, detalló que se procedió a la inmovilización de la ventanilla de inscripciones del Instituto Octavio Paz tras confirmar el uso de publicidad omisa, toda vez que no se no exhibía el acuerdo que establece las bases mínimas para la comercialización de los servicios educativos que prestan los particulares publicado en el Diario Oficial de la Federación el 10 de marzo de 1992.

También se suspendió la comercialización de productos en el interior del mismo plantel educativo ubicado en avenida Francisco I. Madero no. 441-A en la zona centro de la ciudad, debido a que no se estaba informando a los padres de familia sobre precios, y características de las tabletas que se vendían dentro del establecimiento, donde obligatoriamente debían ser adquiridas.

La funcionaria federal añadió que en atención a una denuncia presentada ante Profeco, se clausuró la terminal de cobro del establecimiento Uniformes Jardín, ubicado en la calle Carlos Sagredo no. 1705 de la colonia San Cayetano, debido a la aplicación de cargos adicionales de hasta tres por ciento sobre el importe cuando el pago se realizaba mediante tarjeta de crédito o débito. El vendedor de prendas escolares tampoco estaba informando a sus clientes sobre los montos totales a pagar.

En ambos casos, las sanciones económicas oscilan de 600 pesos a un millón y medio de pesos por tratarse, en ambos casos, por violaciones a la LFPC, reveló la funcionaria federal y aclaró que ambas empresas tienen diez días hábiles para presentar, por escrito, un documento en el que se demuestre la corrección de las irregularidades señaladas por esta Procuraduría para poder realizar el levantamiento de sellos.

“Si después de este plazo no presentan el recurso en el que subsanan las irregularidades se les pueden dejar los sellos de suspensión hasta por otros tres meses”, advirtió la delegada de Profeco en la entidad.

Finalmente, Valadez Bustamante aclaró que con esta medida no se afectó a la comunidad educativa del Instituto Octavio Paz, que -según la funcionaria- este lunes inició clases con normalidad para los alumnos que ya se encontraban matriculados con anterioridad: “A partir de que se suspendió no puede hacerse ninguna inscripción ni ningún otro trámite administrativo”.

The Author

Hilda Hermosillo

Hilda Hermosillo

Periodista en ciernes. Contestataria y suspicaz por naturaleza, un tanto caprichosa, algo distraída, siempre aprendo de todo, vivo a pleno cada centésima de segundo y no podría vivir sin música. Equidad de género. Medio Ambiente. Derechos humanos. Justicia. Política y elecciones.

No Comment

¡Participa!