Un gallo con muchos huevos / Vale al Paraíso - LJA Aguascalientes
30/01/2023

La talla le distingue. También la sangre liviana que corre por sus populacheras venas. Es estridente. Buena onda. Sencillo. Pecador estándar. Ingenuo en ocasiones. De conversación fluida. Tanta, que en ocasiones le hace tropezarse al desatender la sagrada palabra del Evangelio político: No digas lo que piensas.

Le recuerdo destilando cercanía con la feligresía municipal que algún día gobernó desde la capital, cuando al salir de un acto matinal en el Congreso del Estado, invitó a las gordas de las colonias a comerse unos tacos de colores en el carrito que diariamente se coloca en la calle Colón, frente al palacio rosado. Del pintoresco cuadro salían los olores de la tradicional comida azteca y los aromas de simpatía de este Chucho el Roto nacido en Aguascalientes, hace cinco siglos y años más.

Derrotado, cuando contendió por el PRI en la elección federal del Distrito II en 2007, fue por la revancha con la candidatura a la alcaldía de Aguascalientes. Muy pocos, al interior de su partido, le daban posibilidades de triunfar, inclusive, en aquel entonces, la diputada federal Lorena Martínez y el dirigente estatal Roberto Tavares Medina, le rogaron sin éxito al exgobernador Otto Granados para que compitiera y detuviera a la imparable ola azul que arrasaba -y arrasa- en cada elección federal y local.

Finalmente, Gabriel Arellano Espinosa (GAE) fue ungido y derrotó al panista Arturo González Estrada, contra todos los pronósticos, la poca fe y el modesto apoyo de sus correligionarios.

Recuerdo que durante la campaña, en mi calidad de pluma de El Heraldo de Aguascalientes, recibí una llamada del coordinador de campaña de GAE, Isidoro Armendáriz García, para invitarme a una reunión del candidato con escribanos de texto de opinión. La capacidad de convocatoria fracasó. El periodista Alfredo Barba Chávez y yo fuimos los únicos asistentes a la cafetería del Sanborns del centro en aquella mañana de junio.

Pero eso fue lo de menos. GAE sale victorioso. Los trienios de sequía terminan. Los biafranos priistas sonríen. Entonan el himno a la alegría. Son los rostros de la esperanza. Esperan a las atractivas bubbis presupuestales. Éstas se asoman provocativas. Acechan los oportunistas, los personajes que le hicieron el fuchi  al vía crucis, donde GAE jamás personificó las tres caídas.

Los gabrielistas de temporal levantan la mano. Los lorenistas de riego se agandallan casi todas las posiciones de la administración municipal de GAE. Comer pollito a la leña no era un gusto, sino una inaplazable necesidad en tiempos de panza vacía.

Se viene la sucesión para gobernador en 2010. Carlos Lozano de la Torre es designado candidato. GAE, el aspirante, se queda en la orilla. La espina dorsal de la institucionalidad se mantiene intacta ante el ramalazo. El reconocimiento por haber revivido al PRI Aguascalientes es una triste diputación local.

Para las candidaturas a senadores, en la campaña presidencial de 2012, GAE no fue tomado en cuenta. La fórmula priista de Miguel Romo Medina e Isidoro Armendáriz García perdió de fea manera.


 

Corren los años. Llega el proceso federal 2014-2015. GAE suspira por una candidatura para diputado federal, de las tres en juego. El Comité Ejecutivo Nacional de su partido se la niega. Las costillas de la institucionalidad aguantan. Resisten el golpe del inexplicable desdén. Pero, además, dan muestras de fortaleza al sumarse a la campaña de José de Jesús Ríos Alba, el apabullado candidato del Distrito III, organizándole una cena en su casa con vecinos del fraccionamiento Los Vergeles.

En la lucha por el poder, la liga que se estira demasiado golpea con fuerza los dedos de la mano cuando se zafa o termina por romperse. Las consecuencias se notan en la adolorida piel.

Ante los umbrales del proceso local para elegir gobernador de Aguascalientes 2016-2022, a iniciar la primera semana del otoñal mes que principia mañana, la presa de la concordia priista se desborda al no abrirse las compuertas para desahogar las amenazantes aguas de las aspiraciones legítimas.

Echado para adelante, después de tres desaires, GAE concede una entrevista exclusiva al portal de Gilberto Sánchez, alchileaguascalientes.com, para fijar su postura: “Voy a ser candidato en el 2016”. “Mi nombre estará en las boletas electorales del año entrante”, añade.

La nota publicada el miércoles 2 del mes que hoy concluye, informa que “Esta noche, con el pretexto de afinar detalles de su próximo cumpleaños, Arellano Espinosa sostuvo un encuentro con los allegados que le han externado su apoyo para que compita por la vía independiente al considerar que el PRI está perdido”.

“Algunos de los presentes: Octavio Arellano, Héctor Macías, Sergio Torres Nafarrate, Arturo López Muñoz, Netza López Flores, Gustavo Muñoz, Virgilio Robles, Manuel Zúñiga, Juan Bernardo Manríquez, entre otros excolaboradores durante su paso por la presidencia de Aguascalientes, tal es el caso de Tito Lamas”.

La nota periodística concluye que “Arellano Espinosa decide ir por la vía independiente al ver que no habrá en el corto plazo oportunidad en el Partido Revolucionario Institucional, y no está dispuesto a pedir más limosna a quienes deciden en las siglas partidista”.

Por su parte, el portal Metropolitano Aguascalientes, de Lizeth López Velarde, enteró hace cinco días que “Movimiento Ciudadano no volverá a apoyar al PRI como lo hizo en 2010”, según las declaraciones de su dirigente estatal Vicente Pérez Almanza, quien agregó: “Si Lorena es postulada por el PRI no apoyaremos (…) si bien es cierto que en 2010 no tuvimos candidato a gobernador, hubo quien directamente dio el apoyo al PRI, eso fue a pleno entendimiento de quien dirigía al partido, Luis Enrique Estrada Luévano, y con la dirigencia nacional”. También resaltó que GAE “sigue siendo una opción viable”.

Otto Granados, entrevistado por la revista Líder Empresarial (07/09/2015), opina que “en el caso de Gabriel Arellano, a mí me gustaría, como con todos los demás tengo una muy buena relación y una buena amistad, a mí me gustaría que Gabriel compitiera dentro del PRI por la nominación de la candidatura. Yo creo que esto haría mucho más interesante la discusión interna antes de que haya candidato, le daría oportunidad no solamente a los priistas, sino al electorado de ver esto: cuáles son sus capacidades, qué piensan de la educación, qué piensan de las ciudades, qué piensan del campo, que hubiera un debate mucho más rico (…) Acaba de salir de una experiencia también de alcalde, que algo le habrá ayudado en el aprendizaje de la gestión pública, de la administración pública”.

Un gallo con muchos huevos, el filme que da vida a Toto, el erguido gallo que se prepara para la gran pelea, encabezó recientemente la lista de las cintas más taquilleras del país.

Porque alguien tiene que escribirlo: En el PRI Aguascalientes, la insurrección organizada pretende quemar la puerta del edificio para apoderarse de la dirigencia estatal. La rebelión es contenida por los oficialistas. Primero se afrontará la elección extraordinaria federal en el Distrito I. Enseguida se dará paso al V Informe de Gobierno de Carlos Lozano, en noviembre o diciembre. Después vendrá el destape del candidato o candidata, en enero. Y por último, se concretará la salida de Paco Guel Saldívar y el ingreso del sustituto, gente de absoluta confianza del ungido o ungida, si el jefe político local priista, el gobernador, está de acuerdo. Así lo ordena el viejo  ritual tricolor, donde al 1 le sigue el 2, el 3, el 4 y así sucesivamente.

[email protected]


Show Full Content
Previous Estados Unidos y el Titanic / Ciudadanía económica
Next Encendamos velas / Martín Orozco Sandoval en LJA
Close

NEXT STORY

Close

Fomenta IMSS cultura de respeto e igualdad hacia la población LGBT+

29/06/2021
Close