Presenta municipio decálogo de demandas a Caasa, no incluye sanciones - LJA Aguascalientes
20/07/2024

  • Pide la creación de una nueva tarifa para beneficiar a la población vulnerable, será 50 por ciento menos de la actual
  • Deberá aportar un pago único de tres millones de pesos que se destinarán al Fondo de Apoyo Social

 

Anunciado en meses pasados, este miércoles por la mañana, Antonio Martín del Campo, presidente municipal, ordenó a Proactiva Medio Ambiente Caasa la implementación de diez puntos, dentro de los cuales se contempla la creación de una tarifa especial para grupos vulnerables, la implementación un seguro de responsabilidad civil contra accidentes, la modificación de rangos del consumo, entre otros; esto sin contemplar ninguna sanción o multa hacia la concesionaria.

En compañía del gerente general, Humberto Blancarte Alvarado, el alcalde leyó ante los medios de comunicación el decálogo de demandas hacia Caasa: “Hemos definido nuevos estándares en la prestación del servicio que le demandamos a la empresa para un mejor desempeño y, por ende, mejores soluciones en el suministro del agua potable a favor de los ciudadanos. Hoy, le ordeno a la Concesionaria la implementación de los siguientes diez puntos…”.

El primero se refiere a la disminución de la tarifa del agua a partir del mes de diciembre, para la población en situación vulnerable: “Se aplicará una tarifa preferencial a las colonias urbanas con mayor necesidad, según los criterios del Coneval, los censos económicos del INEGI y las zonas de atención prioritarias consideradas por la Sedesol”; esta tarifa denominada AA contempla la reducción del 50 por ciento en la tarifa actual y se aplicará en los primeros 15 metros cúbicos que tiene en referencia a la tarifa A. Se estima que cinco mil familias serán beneficiadas.

El segundo punto establece la modificación de los rangos de consumo: “se establecerá un precio único a partir de los 50 metros cúbicos para evitar cuentas impagables; en el mes de diciembre establecerá un rango en esta medida con el objetivo de incentivar el mercado industrial a consumir con la red de agua potable y que dejen de comprar pipas de dudosa procedencia y, por otra parte, disminución de la incidencia de las facturas con montos estratosféricos en el sector doméstico”.

Asimismo, el municipio demandó a Caasa mejorar el suministro de agua, que a partir de diciembre el 80 por ciento de la ciudad cuente con servicio por lo menos durante 21 horas continuas; que consolide el sistema de telemetría: “que permita la medición en tiempo real de lo que es el caudal, la presión y el volumen de las fuentes de abastecimiento y, por ende, tener mayor capacidad de respuesta a las contingencias”.

En cuanto al sistema de facturación, se solicita que cambie de 60 a 30 días para reducir el desfase de las lecturas: “Se estará evitando afectar a los usuarios por altos consumos de fugas no detectadas oportunamente, así la facturación corresponderá al consumo del mes inmediato anterior al que se estará emitiendo”, esta medida deberá entrar en vigor en enero del 2016.

La concesionaria deberá aportar tres millones de pesos por única ocasión al Fondo de Apoyo Social, de acuerdo al alcalde esto será para que “compense el crecimiento del padrón de beneficiarios y se apoye a los que menos tienen”, así como la implementación de un seguro de responsabilidad civil contra accidentes, el cual se aplicará “en el caso de accidentes provocados por la deficiencia que tienen los señalamientos, ya sea a vehículos o a personas en obras que realice la concesionaria en la vía pública”.

El Ayuntamiento pidió que las inspecciones en los domicilios sean más eficientes  y que la facturación inicie una vez se tenga el contrato firmado por los usuarios: “a partir de hoy le queda terminantemente prohibido a la concesionaria generar facturas sin que el usuario formalice la solicitud del servicio mediante un contrato hacia la concesionaria, esto evitará que en los nuevos fraccionamientos se generen recibos a casas sin ser habitadas”.


El último punto exige mejorar la atención al público, específicamente por medio del número 073 y en los módulos de atención. En adición a estas demandas, el presidente municipal propuso la creación de la Procuraduría de la Defensa del Usuario: “instancia que tendrá el objetivo de orientar y proteger a los usuarios ante cualquier contingencia que se presente en el servicio de agua potable, independientemente de quién ostente la concesión del servicio, éste es un compromiso que hicimos en campaña (…).

Luego de leer el documento, el representante de Caasa intervino para comentar que, si bien las nuevas exigencias del municipio ponen a la concesionaria en una situación complicada, están dispuestos a cumplirlas: “Tenemos que reaccionar rápidamente, lo que tenemos proyectado para este año vamos a tener que modificar seguramente recursos, inversiones, tendremos que implementar capacitación a nuestro personal (…). Es un reto muy difícil para nosotros (…) pero como siempre lo hemos hecho, aceptamos el reto y vamos a cumplir con lo necesario para que la prestación del servicio se lleve a efecto, como todos queremos”.

Si al llegar las fechas estipuladas Caasa no ha cumplido con alguna de las peticiones de municipio, Martín del Campo se comprometió a convocar a los medios de nueva cuenta para informar cómo se procederá: “Yo creo que ahorita hemos dado un posicionamiento muy claro, muy contundente y, en ese sentido, por eso aquí está el ingeniero Blancarte, que esto no se dio de la noche a la mañana, fueron días muy tensos, porque hay que decirlo así, fueron días complicados donde a final de cuentas aquí está la posición de lo que es la Presidencia Municipal y esperamos que en tiempo y en forma y vamos a estar muy al pendiente vigilando que eso se cumpla”.


Show Full Content
Previous La Purísima… Grilla: Porras y porros
Next 9 de octubre de 2015