La Mano de Kim Jong Un “El Gran Sucesor”: - LJA Aguascalientes
22/10/2021

Por Miguel Angel Gutierrez Preciado

Una colaboración del Colegio de Internacionalistas del Estado de Aguascalientes

 

Corea del Norte se ha convertido en los últimos años en la piedrita en el zapato para toda la comunidad internacional y no es precisamente por sus incansables diferencias con su país vecino Corea del Sur que tantos conflictos diplomáticos ha causado, ahora el problema trasciende en dimensiones mayores por la manera tan atípica de gobernar de su dictador Kim Jong- Un quién es la tercera generación de la única dinastía comunista de aquel país y que lleva en el poder 70 años.

Kim Jong –Un inició su mandato tras la muerte de su padre “El Querido Líder” el 17 de diciembre del 2011, el robusto joven de alrededor de 32 años – aún se desconoce su edad correcta-, fue instruido bajo la marcha para ser el líder supremo de Corea del Norte.

Kim III el líder más joven de la dinastía no tardo mucho tiempo en demostrar su inmadurez y se enfilo en demostrarle al mundo entero que su nombre seria recordado con mayor magnitud que sus antecesores. Comenzó con su campaña de engrandecer su persona en donde se hizo llamar “Brillante Camarada y Joven General”, seguido de sus arriesgadas exhibiciones al mundo sobre su capacidad militar realizando el segundo test nuclear en la historia de Corea del Norte y sus lanzamientos de misiles sobre el mar seguidos de sus constantes agresiones navales y artilleras sobre Corea del Sur, que tras años de negociaciones llevaron al punto más crítico las tensiones en la región.

A pesar de las especulaciones iniciales sobre la juventud del “Gran Sucesor” no fue impedimento para que sus ambiciones tomaran un rumbo de poder unilateral en donde se proclamó como líder absoluto al tomar la primera presidencia de la Comisión de Defensa Nacional y comandante supremo del Ejercito Popular, en pocas palabras se adjudicó la jefatura suprema del Estado.

El año de redención de Kim comenzó a lo largo del 2012, con su increíble campaña de enaltecimiento y aclamación sobre su persona impulsando su gobierno internamente con sus intrépidas poses militares guerreras y su gran estrellato mediático incluyendo figuras nacionales de renombre que le aportaban fascinación con grandes escenarios de grandeza en su máxima expresión, que con gran capacidad y poco tiempo lograron darle a Kim el gran prestigio que buscaba entre las masas de población norcoreanas. La urbe comenzó a conocerle como un dirigente con mucha capacidad para dirigir al país con sabiduría y mano dura sobre las demás naciones que se atrevieran asediar su territorio.         

Su primer acercamiento con occidente lo realizo con un prometedor acuerdo con Estados Unidos en donde se comprometió a suspender su enriquecimiento de uranio y sus prácticas nucleares así como los lanzamientos de misiles a largo alcance, por su parte EEUU le otorgaría 240,000 toneladas de alimento, pero como era de esperarse esta avenencia fue una ilusión con el país Norteamericano. En abril del 2012 Kim lanzo un cohete que tenía como fin poner en órbita un satélite con “fines pacíficos” que por supuesto fue mal visto por el país de las barras y las estrellas en el entendimiento que ese misil tenía otros fines más armamentistas que dejaba entrevisto la palabra del joven mandatario, por lo que decidió terminar con el acuerdo en el 2013.

Las reacciones de la comunidad internacional no se hicieron esperar mucho cuando en ese año el prestigiado club de las naciones por parte del Consejo de Seguridad de la ONU, le implemento a la nación de Corea del Norte un paquete de sanciones comerciales, financieras y aéreas, por la comprensión de violación de resoluciones anteriores al usar la tecnología para misiles. Por su parte la reacción de Kim desde Pyongyang fue un claro ejemplo de su inmadurez e insensatez al detonar su tercer test nuclear, pero esta vez con mayor fuerza que las detonadas en ocasiones anteriores.


Dichas acciones ponen en focos rojos a la nación Norcoreana con un ascenso inminente de prácticas hostiles para las demás naciones, y que solo busca impulsar la imprudencia de un líder que no tiene visibilidad más allá de sus muros en donde trata de forzar una “guerra termonuclear” con los Estados Unidos en un intento desesperado de crear el temor necesario para mantener en margen a las potencias de la gran capacidad armamentista que irracionalmente contiene Corea del Norte.

Kim sigue demostrando en la actualidad que para él es más importante la imagen del ser supremo frio y calculador, que con su poder unipersonal sobre su población y a vistas del inaplazable bloqueo de las naciones de China, Rusia, EEUU y Japón pone entrevisto su capacidad de gobernar. Parece ser que a Kim no le ha pasado por la cabeza que su población se encuentra en las puertas de la hambruna y que sin las correctas relaciones internacionales por las que escasea pudiera llegar a sufrir irremediables consecuencias.

Por ahora “El Brillante Camarada” sigue causando temor en los medios internacionales por sus incesantes demostraciones armamentistas y por las múltiples ejecuciones que propina a sus funcionarios por el simple hecho de no pensar como su régimen. Parece ser que Kim III ha dejado de ser aquel joven inexperto y con índices de populista por ser aquel dictador, impulsivo e insensato que puede propinar múltiples dolores de cabeza a los propósitos de la seguridad mundial y que sabemos pende de un hilo en las decisiones de algunas potencias que pertenecen al Consejo de Seguridad de la ONU como miembros permanentes.    

 

 


Show Full Content
Previous Ley Fayad: la ley de conservación de la especie política / Piel curtida
Next Resultados del operativo de Profeco del Día de Muertos
Close

NEXT STORY

Close

Es necesario que el Estado invierta más en resguardo de datos personales 

03/09/2019
Close