LARF: ¿y si es chicle y pega? / Valor público - LJA Aguascalientes
09/08/2022

Gustavo Madero, expresidente del CEN del PAN, en su última visita a Aguascalientes propuso a los dirigentes de su partido deshacerse de “…un chicle que ya no pega, que ya no trae sabor, que trata de usar eso (sic) para pegar al PAN… que es un chicle mal pegado y sin sabor”; tal convocatoria significa que el señor Madero ya pisó esa goma de mascar y distinguió que ya ni huele y ni color tiene.

Usted, amigo lector, tal vez se había preguntado por qué el chicle, o goma de mascar, una vez que fue masticado y se retira de la boca se seca y se hace duro. O por qué al retomar la naturaleza de la gomorresina extraída del tronco del árbol de zapote, esa goma de mascar pierde su color, sabor y aroma, y por qué la vox populi, siempre tan llena de sabiduría, evita pisarlo “¿y si es chicle y pega?”.

Pero hay gomas de mascar, como las motita que tal vez usted ha masticado, que aún dentro de nuestra boca son muy duras y pierden rápidamente su sabor, por lo que más conviene desecharlas antes de perder una amalgama. Esa es la visión dentro del PAN, donde sucede algo similar.

Hoy la misión más relevante en el PAN de Aguascalientes consiste en desechar la imagen del ingeniero Luis Armando Reynoso Femat, su ídolo antes adorado en los altares como el Señor de los Rayos; el hombre fuerte; el enemigo-amigo público de Martín Orozco; el amigo de Carlos Lozano de la Torre; el resucitador de San José de Gracia; el hombre que retiró de la política al doctor Oscar González Rodríguez; el enterrador de Espartanos y los Magníficos; el político que jamás le hizo gestos a las indiscreciones de los muchachos de la prensa; el exsocio de algunos de los Morales; el prófugo de la justicia con más amparos que el Chapo; el enemigo número uno de Carlos Lozano de la Torre; el enemigo número dos de Martín Orozco Sandoval; el neoenemigo de casi todos los que antes fueron sus amigos.

Luis Armando Reynoso Femat es hoy el “chicle que trata de usar eso (sic) para pegar al PAN”; ese es el fajador de la política que una vez expulsado de “su partido” tuvo la osadía de acudir al Juicio de Protección de los Derechos Político Electorales del Ciudadano (JDC) para reclamar sus derechos de militancia en el PAN; ese es Luis Reynoso el hombre indignado que acudió a la sede estatal del PAN acompañado por los chicos de la prensa para confrontar al presidente estatal Paulo Martínez López quien lo había llamado traidor promotor de Carlos Lozano de la Torre; ese es Luis Reynoso, el hombre que apoya lealmente a sus amigos; ese es Luis Reynoso quien hace campaña en favor de otro de sus examigos, el candidato a diputado federal por el distrito de Jesús María, don Gerardo Salas Díaz; ese es Luis Reynoso, el exgobernador de Aguascalientes a quien la élite del PAN repudia en lo público y ama en lo privado.

Dice Gustavo Madero que Luis Reinoso “es un chicle mal pegado y sin sabor”.

Yo simplemente no entiendo ese jueguito de escondidas ¿Usted, amable lector?

 

Face: David Pérez Calleja;  Twitter: davidperezcall1;  


Email: [email protected]

 


Show Full Content
Previous Reuniones y provocación / Taktika
Next Montaje y demolición monetaria controlada / Ciudadanía económica
Close

NEXT STORY

Close

Planean endeudar al estado con 800 millones para construir C5

07/08/2017
Close