Montaje y demolición monetaria controlada / Ciudadanía económica - LJA Aguascalientes
01/10/2022

El clima que domina en el mundo es de crisis. Nadie la pone en duda: hoy por hoy están de acuerdo los bancos, empresas, la gente común, todos coinciden en que crisis es lo que define las relaciones internacionales, el estado de la economía y la geopolítica. En las reuniones cumbre, los cancilleres, presidentes, jeques, califas y demás gobernantes, gestionan la crisis y adecúan la agenda preestablecida moviendo la dirección, el ritmo y la velocidad de sus decisiones conforme al clima de emergencia global.

Pero imaginemos por un momento que tal vez que la crisis no fuese real. Que sólo fuera resultado de un montaje, de la escenificación de un drama. De hecho seguiría habiendo la misma riqueza física en el mundo que cuando no había crisis. Las personas contarían con sus mismas habilidades, capacidades y aptitudes y poseyendo medios de comunicación e información eficientes como nunca antes.

Se habla de crisis climática, pero se esconden, se acallan las evidencias de que el cambio climático no es provocado por la acción del ser humano, además de que el bióxido de carbono no es nocivo para la vida. Se habla de crisis energética, pero se acallan, se esconden, los métodos que el ser humano en distintas épocas ha descubierto para obtener energía libre. La crisis energética justifica la guerra, la invasión de territorios que poseen yacimientos petroleros. Se habla de crisis cuando el dinero se produce en demasía y cada día, consecuentemente, aumenta el valor del Producto Interno Bruto de todos los países.

Todo ello porque el sistema bancario continúa emitiendo dinero sin respaldo real. La emisión creciente de dólares provoca el crecimiento explosivo de la deuda de los Estados Unidos y el sistema bancario mundial permite de manera similar la emisión de euros y otras monedas.

Abunda el dinero, se produce masivamente a partir de la nada, sin relación alguna con la disponibilidad de oro. Por eso, esa abundancia de dinero no genera riqueza. Al menos no lo hace para la mayoría de la población mundial, mientras que sí alimenta crecientemente las arcas de los bancos y del imparable complejo industrial militar. La guerra es el indispensable resumidero del exceso de dinero que se está produciendo. La enorme burbuja monetaria que hace unos meses decíamos que haría crisis con una mega devaluación que hundiría a la economía de los EUA, no ha estallado gracias a que se destina a alimentar guerras, a fabricar municiones, misiles y armas, es decir a producir destrucción, si cabe la expresión. Pero la era del dinero fiduciario, como se le llama al dinero que se produce en el sistema bancario mundial sin respaldo en oro u otro sustento real, está por llegar a su fin.

A partir de los atentados en París, el Papa Francisco intensificó su campaña de denuncia del sistema económico capitalista. Afirma que destruye la vida, no sólo a través de la guerra, sino también por la desigualdad e injusticia que genera. Y como quien no quiere la cosa, de pronto en estos días se filtra a los medios de comunicación un vergonzoso fraude bancario que involucra al Vaticano, marcando así la decisión papal de provocar la desaparición del sistema monetario que ya no es sostenible.

El Papa no es sólo el Sumo Pontífice de la Iglesia Católica, sino representa el poder milenario que favoreció la creación de las monarquías europeas, la Corona inglesa, por ende del Imperio Británico y la Unión Americana y, consecuentemente, del actual orden mundial. De esta manera, cuando marca el arranque de la agenda de sustentabilidad global – con la encíclica “Laudato Si”-, y anuncia que el mundo se halla en los albores de la 3ª Guerra Mundial y el fin del sistema bancario global, los poderes visibles del mundo se alinean con ello.

La crisis que hoy vive el mundo parece no ser el terrorismo como fenómeno aislado e independiente. Porque a final de cuentas, los terroristas no existirían sin ayuda de alguien.  El ex agente del servicio de contrainteligencia ruso Daniel Estulin afirma que “la llamada guerra global contra el terrorismo se ha convertido en uno de los mayores engaños criminales de la historia moderna”… “La amenaza terrorista local es una invención. Sí, los terroristas existen, y sin embargo ¿quién los puso ahí en primer lugar?”. .. “La guerra contra el terrorismo”, es un pretexto para que, a través del dinero, “las élites que consideran suyos los recursos de la Tierra continúen adueñándose de ellos.” (http://www.mil21.es/noticia/307/3-guerra-mundial/daniel-estulin:-estados-unidos-y-sus-socios-arman-financian-y-protegen-al-estado-islamico.html)

Todo parece señalar al conjunto de  la banca como los malos del mundo, los depredadores de la vida humana y los recursos naturales del planeta. El Papa, el bueno en esta historia de guerras y crisis, los ha denunciado desmarcándose de una vergonzosa y larga historia financiera del mundo y del propio gobierno de la Santa Sede. Pero bueno y malos, aparentemente antagónicos, parecen orillar al mundo a la misma solución: la desaparición del sistema monetario global que resulta incompatible con la “Agenda 2030”, que conjuntamente han anunciado desde Nueva York hace apenas dos meses.


A final de cuentas parece ser que el mundo se encuentra sumergido en una crisis que no es del todo real. Aunque la gente sufre realmente por los estragos de la pobreza -impuesta por la voracidad de algunos-, o por la violencia derivada de un odio ideológico/racial útil para mantener vivo el negocio de la guerra, la crisis parece ser el medio para lograr objetivos ulteriores. A fin de cuentas (¿casualmente?) su desenlace coincide con el programa previsto en la nueva agenda global de los próximos 15 años: el nuevo orden mundial, emanado del caos, “Ordo ab chao”. Un orden distinto soportado, probablemente, en un nuevo sistema monetario que surgiría de la demolición controlada del actual.

 

[email protected]        Twitter: @jlgutierrez


Show Full Content
Previous LARF: ¿y si es chicle y pega? / Valor público
Next Miércoles Ciudadano en Pocitos
Close

NEXT STORY

Close

Inician 29 cadetes de Jesús María y Calvillo formación como policías preventivos en Aguascalientes

21/08/2019
Close