Santos Inocentes… de Aguascalientes / Análisis de lo Cotidiano - LJA Aguascalientes
20/04/2024

 

Siempre ha sido difícil explicar a un niño la narración bíblica de Los Santos Inocentes. Primero a mis hijos, a mis sobrinos y ahora a mis nietos les resulta incomprensible ¿Por qué razón un adulto piensa, decide y lleva a cabo una masacre de criaturas indefensas? Y si nos extendemos en cuestionamientos, ¿por qué razón una sociedad lo permite? En el relato histórico no se menciona cual fue la reacción de los padres de familia. No hay ni una sola manifestación de resistencia o contraofensiva. Si bien es cierto fueron los soldados quienes acataron la orden de la máxima autoridad, en ese caso el Rey Herodes, ¿cómo es que ninguno de los hombres de la casa tomó una espada y defendió a sus pequeños? No eran los tiempos de ahora, en los cuales el armamento está controlado. En la Judea de hace dos mil años todo mundo tenía una arma al alcance de la mano. Además, aún cuando el Rey que era bien conocido por su crueldad dispusiera tamaño desacierto, ¿pues que no había un Sanedrín que le pusiera un alto? El consejo de sabios que estaba formado por 70 destacados personajes entre religiosos y civiles, tenía manera de oponerse e impedir el asesinato masivo de inocentes. Sobre todo tomando en cuenta, que la leyenda dice que fueron asesinados todos los niños menores de dos años, entre los cuales seguramente habría hijos o nietos de los integrantes de ese consejo ciudadano. Desde hace 2015 años nos siguen impactando la maldad de varios adultos (gobernante y esbirros) y la pasividad de un pueblo (padres de familia y concejales). Solo que la historia no ha concluido. Al día de hoy seguimos teniendo niños inocentes, vulnerados en su integridad por adultos trastornados. El maltrato infantil y el abuso sexual a menores todavía no ha pasado íntegramente de las páginas rojas de los diarios o de los noticiarios televisivos a las instituciones dedicadas a proteger a las familias. Los medios de comunicación llevan puntualmente un conteo macabro del número de suicidios, homicidios y asaltos que se cometen en nuestra ciudad, pero ¿se ha dado cuenta de que no ocurre lo mismo con el abuso sexual hacia los niños? Las notas periodísticas sobre este tema no ocupan mucho espacio ni trascienden más allá de una mera información. Aunque, como quiera que sea, los medios cumplen con avisarnos del problema ¿Y cual es la respuesta a nivel institucional? o mejor aún, ¿Cuál es la respuesta a nivel social? ¿Cuantas y cuales son las dependencias del gobierno estatal o municipal que se encargan específicamente de prevenir el abuso a menores? ¿Quién atiende psicológicamente a los niños víctimas y a sus familias? ¿Quién se encarga de los victimarios? Porque este suele ser el elemento olvidado, ya que enviar a la cárcel al violador o golpeador de niños no resuelve el conflicto de ninguna manera. El abusador es un enfermo mental y además de la pena corporal o aislamiento que es necesario, es imprescindible que también reciba psicoterapia. Ya que como decía el eminente criminólogo Alfonso Quiroz Cuarón “…castigo sin terapia no es justicia, es venganza..” Cada día nuestra sociedad se hace más compleja, las ciudades tienen más habitantes, la calidad de vida se reduce y las redes sociales difunden la conflictiva social, más como propaganda que como advertencia. Todo ello contribuye a que el grave problema de la violencia hacia los niños crezca. El problema no es nuevo, está repitiéndose desde hace más de dos mil años, solo que ahora tenemos una sociedad más madura, civilizada, juiciosa, humanizada y culta. ¿No será este un buen momento para prevenir y atender el problema de una manera definitiva?

[email protected]

 


Show Full Content
Previous La Antinavidad / Cinefilia con Derecho
Next Actas de Nacimiento podrán solicitarse vía internet
Close

NEXT STORY

Close

Protección de datos, principal reto de Facebook en su evolución a Meta  

06/01/2022
Close