Fernando Benítez, una vida dedicada al quehacer periodístico - LJA Aguascalientes
27/05/2022

 

  • En el 104 aniversario de su natalicio del llamado  “padre de los suplementos culturales”
  • logró reunir los trabajos de Alfonso Reyes, Agustín Yáñez, Juan Rulfo, Octavio Paz, Juan José Arreola, Carlos Fuentes y escritores de otras latitudes como Jorge Luis Borges, Pablo Neruda y Jean Paul Sartre, entre muchos otros

 

Fernando Benítez (Ciudad de México, 16 de enero, 1912- Ibid, 21 de febrero, 2000) fue uno de los grandes protagonistas del periodismo cultural en México, ideó y organizó los más importantes suplementos en este ámbito y dio espacio a las nuevas generaciones de escritores.

El periodista, cronista y escritor vivió en una época de grandes transformaciones sociopolíticas que lo llevaron a formar una aguda vista y sentido de los temas de actualidad. En sus primeros años se inclinó por la abogacía pero siguiendo su vocación llegó al periodismo al que se dedicó por casi 70 años.

Su trabajo es referente del quehacer periodístico y comprende una labor de ensayista, narrador y dramaturgo, fue además profesor de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales en la Universidad Nacional Autónoma de México y realizó labor diplomática y de investigación.

Comenzó a escribir en periódicos antes de cumplir los 20 años, inició como reportero en el periódico El Nacional del que después sería director. El por muchos conocido como “padre de los suplementos culturales” se desempeñó como reportero y editorialista de Revista de Revistas, director de El Nacional, Daily News y Diario de la Tarde. Hombre visionario y promotor de los primeros suplementos culturales como ediciones dedicadas específicamente al registro y análisis de la vida artística y cultural.

Fundó y dirigió la Revista Mexicana de Cultura, los suplementos México en la Cultura, La Cultura en México, Sábado y La Jornada Semanal. Fernando Benítez percibía que ya había sectores de la sociedad, intelectuales sobre todo, que requerían un espacio de expresión más amplio (…) sabía del vacío cultural en nuestra prensa diaria”, apunta Víctor Manuel Camposeco en el título México en la Cultura (1949-1961). Renovación literaria y testimonio crítico de la colección Periodismo Cultural de la Secretaría de Cultura del gobierno federal.

México en la Cultura  de Novedades, dirigido por él,  fue considerado el mejor suplemento del mundo en habla castellana y mostró semana a semana los avances del arte, la ciencia, la literatura, la música, etc. Aunque siempre se inclinó por la literatura supo mantener la balanza entre los temas más relevantes de la vida cultural. Sus colaboradores reconocieron su capacidad de dirección y su ánimo de dar siempre todo al lector y no guardarse nada bajo la manga, como él decía “echar toda la carne al asador”.

Por sus páginas pasaron los escritores, poetas, ensayistas y críticos mexicanos más importantes de cinco generaciones, a mediados del siglo XX. “Benítez abriría una generosa avenida para la difusión de la cultura, gracias a la cual se enriqueció intelectualmente un amplio sector de nuestra sociedad”, refiere  apunta Víctor Manuel Camposeco.


Aglutinador y líder de un grupo de colaboradores inigualable desde entonces, logró reunir los trabajos de Alfonso Reyes, Agustín Yáñez, Juan Rulfo, Octavio Paz, Juan José Arreola, Carlos Fuentes y escritores de otras latitudes como Jorge Luis Borges, Pablo Neruda y Jean Paul Sartre, entre muchos otros.

Fernando Benítez fue blanco de críticas por estar al frente de la llamada Mafia, como se conocía al grupo de intelectuales y escritores que colaboraban con él, pero lo cierto es que los mejores escritores de su época y muchos de nuestros días se iniciaron con él. Acogió a las nuevas generaciones y abrió camino a estudiantes o recién egresados, como José Emilio Pacheco, Elena Poniatowska, Carlos Monsiváis, Emmanuel Carballo y Raquel Tibol, entre otros.

 

Fue un buscador y descubridor de talentos que incluyó en el concepto de cultura el quehacer histórico social, las relaciones de poder, la política, el arte y el conocimiento científico. “Su nombre es inseparable de los nombres de la cultura mexicana, de sus publicaciones, de sus noticias, de sus esperanzas. Sin él, todos seríamos más pobres”, sostuvo Carlos Fuentes al respecto.

Por su parte José Emilio Pacheco lo recordaba como “uno de los fundadores de lo que a partir de 1966 llamamos nuevo periodismo, es decir, aquel que respondió al triunfo de la televisión subrayando los elementos literarios que estaban en su origen y en su comienzo. Es decir, el periodismo que incorporó las estrategias narrativas del cuento y la novela”.

Aunque es más conocido por su labor periodística también destaca su trabajo como  antropólogo e historiador. En su producción encontramos trabajos como Viaje al centro de MéxicoUn Indio zapoteco llamado Benito Juárez, De la Conquista a la Independencia, En la tierra mágica del peyote, Los indios de México, El rey viejo, entre otros. Sus obras han sido traducidas al inglés, francés, italiano, ruso, polaco y ucraniano.

Para los interesados en conocer más sobre su trabajo pueden aproximarse a México en la cultura (1949-1961), publicado en la colección Periodismo Cultural, en él se explora la labor de Benítez al frente del suplemento del que estuvo a cargo por más de diez años.
Con información de la Secretaría de Cultura


Show Full Content
Previous Reducción de más del 50% en el costo de la esterilización felina y canina
Next Lluvias del 2015 alcanzan para regar cultivos por tres años
Close

NEXT STORY

Close

Inaugura López Obrador el Congreso Internacional de Innovación Educativa 2019  

17/12/2019
Close