Reflexio semanero / José Abel Sánchez Garibay en LJA - LJA Aguascalientes
18/10/2021

Habré de inaugurar este espacio siempre agradecido con el señor director de este importante medio de comunicación en Aguascalientes, estimado licenciado Francisco Aguirre Arias, un millón de gracias por permitir que un humilde servidor pueda dejar en  este espacio para tus caros lectores una participación que, espero, logre colocarse en el gusto de quienes se informan en La Jornada Aguascalientes, sobre todo porque es en estos tiempos tan difíciles poder estar a la altura de las reflexiones y participaciones de tus importantes y vastos colaboradores, que con su opinión nos dejan una constante enseñanza en nuestros diarios quehaceres.

Hoy quisiera reflexionar sobre las ya muy habladas candidaturas independientes próximas a inaugurarse en el actual proceso electoral que estamos viviendo en la tierra de la gente buena, como consejero electoral en el IEE representante de Movimiento Ciudadano, me gustaría primeramente dejar en claro que desde que se aprobó el actual código electoral en nuestro estado advertí que sería muy difícil lograr reunir los requisitos para quienes aspiran a gobernar desde el Poder Ejecutivo el estado, debido a los exagerados requisitos que se impusieron desde los congresos de la Unión y del Estado; no es como suele llamarse un Código Electoral de piso parejo, además de que los tiempos de registro de precandidatos por los partidos locales permiten a los aspirantes a realizar una “precampaña interna” que ni es precampaña, ni mucho menos interna, dando tiempo a más promoción y publicidad a los que se registran por los institutos políticos con registro, aparte de que a los aspirantes independientes se les exige una cantidad de firmas para obtener su registro sin que autoridad electoral revise si estas firmas son de ciudadanos que no militan en partido político alguno, es decir que se presta a manipulaciones, cooptación,  compra y hasta vetos internos.

Situaciones que muchos de los llamados “líderes sociales” aprovechan para vender “su estructura”, esto para que se vean beneficiados ciertos actores políticos; pero ya pagado el favor, estos mismos “líderes” van en busca de encontrar cobijo en los partidos políticos a cambio de favores, prebendas despensas, chamba o dinero; con  estructura que malamente manejan; y los procesos democráticos a los que se aspira con el nuevo código electoral ¿en dónde queda?…

Otra de las muchas desventajas que enfrentan los “broncos independientes” será la de armar una estructura de promoción, activismo y cuidado del voto, es decir la estructura que no sólo los acompañara en la campaña, sino también el día de la jornada electoral y en el recuento de los votos los tres días siguientes del día de la jornada electoral, además de los representantes de casilla, también tendrán que acreditar a los representantes generales y a sus representantes distritales y municipales, aunado a que todos ellos llevan sus respectivos suplentes; para esto quienes aspiran por la vía independiente tendrán que “chutarse” el Código Electoral completo y poner especial atención en el Libro Sexto, Título Primero, Capítulo I y II, en el Título Segundo, Capítulo II, en el Título Tercero, Capítulo II, Título Cuarto Capítulo Único; además de sus 41 artículos con sus respectivos apartados y por último sus diez transitorios…

Se me antoja pensar que es más fácil leer una novela capitulada de Kaliman el hombre increíble y su siempre fiel compañero Solín que entender el reborujo del Código en mención, no quisiera entrar en detalles de cuántas personas tienen que estar dispuestas a aventurarse con su respectivo candidato, esto para no generar desánimo en los que están con la ilusión del triunfo de su independiente, ya que el hecho de tener que contar con el 5% de las firmas del total del padrón electoral, distribuidos en los 18 distritos electorales de los once municipios, haría aún más enredoso el número, con la advertencia de que si el IEE encuentra duplicidad de apoyos en las firmas tendrán que reponer el número impugnado en un lapso de 72 horas, de hecho, amables lectores, con tanto número ya me empezó a doler la cabeza.

Para finalizar sólo retomaría una de mis intervenciones en la mesa de los Árbitros Electorales a finales de año, en la que dejé muy en claro mi pensar en torno a este nuevo Código Electoral que será el que dé sustento legal de quienes ganen y pierdan (o impugnen y judicialicen) el proceso electoral que ya estamos viviendo… “Las reglas de competencia electoral están hechas por políticos para detener el avance democrático de las instituciones electorales y de entorpecer el sano desarrollo de los procesos electorales en nuestro país, y luego esas mismas leyes las tienen que cambiar al verse en desventaja o al no ser favorecidos los partidos políticos, quedando en evidencia que cada día es más difícil entender qué es lo que buscan los políticos al tener códigos electorales enredosos, leguleyos e incumplibles que ni nosotros ni la ciudadanía entienden” …

Show Full Content
Previous 10 de enero de 2016
Next Toma posesión nueva delegada de Profeco
Close

NEXT STORY

Close

Falleció el pintor y muralista mexicano Arturo García Bustos

08/04/2017
Close