La Purísima Grilla

La Purísima… Grilla: Lo prometido es deuda

Nunca cambies… Nada mal le está yendo a Jorge López Martín, de la oficina ejecutiva con que lo cobijó Antonio Martín del Campo una vez que dejó la dirigencia del PAN en la entidad a la Cámara de Diputados, el panista está haciendo la tarea y el coordinador de los legisladores, Marko Antonio Cortés Mendoza, se lo está reconociendo; en septiembre del año pasado lo nombraron vicecoordinador de Comunicación, Difusión y Mensaje de la bancada blanquiazul; y ayer se difundió que López Martín fue designado consejero del Poder Legislativo del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional ante el Consejo General del Instituto Nacional Electoral; sin duda, la estrategia de cuestionamientos a la administración federal le está dando resultados al diputado por el Distrito III, digamos que, al menos ha sido oportuna y suele tirar con un ojo al gato y otro al garabato, pues no deja de estar en contacto con lo que sucede en Aguascalientes, así, un día señala que propondrá una iniciativa con proyecto de decreto que reforma la Ley de Aviación Civil para reducir los abusos y altos costos de operación ocasionados por las aerolíneas y con ello detener el encarecimiento de las tarifas aéreas, y cuando Enrique Peña Nieto visita la entidad publica una serie de cuestionamientos sobre el incumplimiento del titular de la administración federal con los compromisos notariados que tiene con Aguascalientes.

Lo prometido es deuda… literal, aunque no tenga desperdicio como ejemplo de argumentación el discurso de Luis Fernando Muñoz López durante la clausura del primer periodo ordinario de sesiones del tercer año de ejercicio constitucional de la LXII Legislatura del Congreso del Estado, lo cierto es que nada abate el rezago legislativo y, a pesar de que en su alocución el presidente de la mesa directiva destacó la actividad que se había realizado en este periodo, todavía quedan mucho a deber. Muñoz López subrayó que gracias al trabajo de los diputados se presentaron 30 Iniciativas; se aprobaron 14 Puntos de Acuerdo; se expidieron 91 Decretos y se realizaron 71 dictámenes y cerró con broche de oro prometiendo que ya merito entregará el Congreso una nueva Ley de Transparencia, muy de vanguardia… pues sí, pero esa es su obligación, no es un favor que nos hagan, la armonización con la nueva Ley General de Transparencia y Acceso a la Información que el Congreso de la Unión publicó en mayo del año pasado es un compromiso al que no pueden faltar los locales, de hecho, tienen hasta mayo de este año para esa armonización y cuando inició el periodo ordinario de sesiones, los integrantes de la mesa directiva saliente (Mario Álvarez Michaus, Jesús Rangel de Lira, Lourdes Dávila Castañeda y Salvador Dávila Castañeda, además de Luis Fernando Muñoz) se comprometieron a abatir el rezago y presumieron que estaban realizando reuniones para “identificar los asuntos prioritarios”; en ese entonces, Jorge Varona Rodríguez, presidente de la Comisión de Gobierno, declaró que le había solicitado a cada coordinador de bancada que priorizara cuáles eran las iniciativas que debían sacar adelante, para que fueran analizadas, dictaminadas y votadas en el pleno durante el periodo que ayer clausuraron. El tamaño de la tarea pendiente no es menor, al iniciar este periodo, el Congreso pendientes 207 propuestas, las 30 resueltas que alardea Muñoz López ni siquiera son más que las que se recibieron durante el periodo de receso anterior (un total de 47).

Sigue siendo deuda. Ayer se designó también a quienes estarán en la mesa directiva para el periodo de receso: Ulises Ruiz Esparza de Alba, presidente; Verónica Sánchez Alejandre, vicepresidente; Oswaldo Rodríguez García, primer secretario; Juan Antonio Esparza Alonso, segundo secretario; Norma Adela Guel Saldívar, prosecretaria; y Fernando Díaz de León González, Martha Cecilia Márquez Alvarado y Jorge Varona Rodríguez como suplentes. Como era una ceremonia solemne y toda la cosa, nadie se comprometió a otra cosa que no fuera “refrendar su compromiso para el trabajo de la LXII”, promesa hueca que bien vista no es otra cosa que cumplir para con lo que fueron contratados. El rezago ahí está, y junto a los números de iniciativas que duermen el sueño injusto, habrá que valorar el compromiso de quienes piden licencia para atender la campaña y dejan sus propias propuestas a la mitad, como Jesús Rangel de Lira, o quienes tienen permiso para postularse como candidatos; eso señala las prioridades de quienes están en el Congreso.

PRImero lo primero. Y entre lo importante para los diputados está meterse de lleno a las campañas, como María de los Ángeles Aguilera Ramírez, a quien ya no le alcanzó para que la nominaran, de nueva cuenta, como candidata, pero sabe que puede aportar su granito de arena y ayer aprovechó para acusar ante Antonio Martín del Campo a los empleados del Ayuntamiento capital que asistieron a la caótica conferencia de Margarita Zavala, que porque quién sabe si todas ellas tenían permiso para dejar su puesto durante dos horas para asistir a una actividad abiertamente proselitista; ¿es relevante?, para la diputada Aguilera Ramírez sí, claro, porque según la priista, esta legislatura ha sido una de las más productivas y lamenta que los amigos de la prensa no seamos certeros y claridosos con el uso de algunos términos, que porque “Lo que llaman rezagos, en realidad son pendientes que tenemos que iremos sacando y dando cuentas claras a la ciudadanía”… erh, bueno, lamentamos acudir al diccionario, pero un rezago es un atraso, algo que está por resolverse o terminarse, sí, exactamente: pendiente. De nada.

La del estribo. “Era desmadre”, justificó Xóchitl Gálvez, delegada de la Miguel Hidalgo, a manera de disculpa con Diego Fernández de Cevallos por haber realizado la transmisión en Periscope de la fiesta de cumpleaños de excandidato presidencial, “Era desmadre”, se defendió la funcionaria en el mejor estilo vacilador de su exjefe Vicente Fox, y profundizó en su actitud chocarrera señalando que lamentaba que por esa exhibición de los invitados a una fiesta privada ya no la vayan a invitar más a los reventones; en estos días, el Instituto de Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales de la Ciudad de México (InfoDF) estará presentando un protocolo de atención para funcionarios en el uso de redes sociales, de acuerdo a Mauricio Israel Hernández Guerrero, comisionado presidente de ese organismo, trabajan en una serie de instrucciones para que los empleados de gobierno “fortalezcan” la función pública a través del uso de las nuevas tecnologías, nomás que entre esas medidas de fortalecimiento está el que no se puedan difundir algunas actividades en tiempo real… Ahí nos tiene el “Era desmadre” de Xóchitl Gálvez, la jefa de Arne Aus den Ruthen Haag, city manager delegacional, quien comenzó esta discusión sobre lo que sí y lo que no se puede difundir a través de redes, y que ahora tendrá como resultado un manual hecho al vapor como primer ejemplo de lo que se puede y no hacer con las nuevas tecnologías, sí, para funcionarios, sí, para los de la Ciudad de México, pero estando como están en materia legislativa el resto de las entidades federativas y la defensa ignorante que se hace de las leyes, cuando un servidor público intente impedir a un ciudadano la grabación de un hecho con el pretexto de que no se vulneren derechos fundamentales como el de la privacidad, bueno, ahí se verá qué pasa cuando se omite la necesaria discusión para establecer una ley. Al tiempo.

 

@PurisimaGrilla

The Author

La Purísima Grilla

La Purísima Grilla

No Comment

¡Participa!