El precio de Morales - LJA Aguascalientes
20/01/2022

El filósofo español Pancracio Celdrán define al insulto como un asalto verbal cuya función es mostrar malquerencia por el otro individuo motivado por un miedo bárbaro e inferior a una idea que no se desea. La sociología del insulto político tiene un fuerte contenido social: la destrucción personal del oponente ante las posiciones políticas encontradas, por lo general el contenido del insulto lleva una carga de odio a quien se le tiene envidia. Ante ello resulta claro que el locutor José Luis Morales -de acuerdo a la ciencia- ha evidenciado una postura política diametralmente opuesta al Partido Acción Nacional y su conducta agresiva hacia actores políticos panistas obedece al temor de ver reducidos sus ingresos económicos provenientes de los gobiernos, así lo habíamos consignado en la colaboración anterior. Ahora podemos confirmar que esta actitud también evidencia la frustración que este comunicador refleja al carecer de argumentos y razones que sustenten sus ataques.

El jueves pasado, quien escribe fue blanco de insultos, calumnias y amenazas por parte del señor Morales Peña como consecuencia de mis acciones jurídicas interpuestas en defensa del PAN, como representante de mi partido ante el Consejo General del Instituto Nacional Electoral derivado de los ataques en materia electoral y penal ante el sistemático e ilegal proceder del comunicador. La actitud ofensiva por parte del grupo de medios que representa él de manera pública en mi contra ha sido evidente pero ineficaz, lo único que he recibido han sido muestras de solidaridad y respaldo por parte de ciudadanos en los lugares públicos a los cuales he asistido con mi familia en estos días. En las redes sociales han brotado elementos de prueba de la brutal dependencia económica de sus negocios con los gobiernos emanados del PRI. Es claro y contundente que los ingresos económicos de este locutor no subsistirían sin el cobijo y amparo del sistema PRI-GOBIERNO.

Jamás utilizaré este espacio ni cualquier otro para responder ataques hacia mi condición de persona, no es ni mi labor ni mi misión, lo que sí haré y hasta que mis facultades como: padre de familia, ciudadano, legislador y representante de mi partido me permitan, será seguir combatiendo la corrupción y la colusión de sistemas que pretenden asumir el poder para mantener privilegios económicos a costa de los ciudadanos antes que resolverles sus problemas. La encrucijada es muy clara, el camino del silencio cómplice o la ruta de la lucha frontal y abierta en contra del abuso del poder, lo tengo claro y así lo asumiré con toda la fuerza de mis convicciones, ni Aguascalientes ni México merecen estar sometidos al yugo del chantaje mediático ni económico, José Luis Morales se puede quedar con sus insultos para que los reparta a quien se los acepte en su casa. Los más de 70 millones que le pagó Lorena Martínez en su gestión como alcaldesa y que están documentados en los contratos existentes serán públicos en los próximos días, ese es el precio del señor Morales, yo, estimado ciudadano, no tengo precio ni vendo el futuro de mis hijos.

 

@JorgeLópez_M


Show Full Content
Previous Mitos geniales: el valor del peso
Next Realiza INE Foro sobre Distritación Electoral y mesa informativa con comunidades indígenas

1 thought on “El precio de Morales

  1. Lo que lo observar es una enorme impunidad.
    Si PAN logra ganar la gobernadora y la presidencia municipal, se van a quedar muchos zánganos del PRI sin trabajo, que no supieron realizar correctamente.
    Y con ello se les vino todo abajo, aparte de elegir las personas NO idóneas para ser candidatos.

Comments are closed.

Close

NEXT STORY

Close

Acusan dirigentes de Morena de corrupción entre la militancia

23/11/2016
Close