Sociedad y Justicia

Deben niños recibir educación sexual en las escuelas

  • Lamentable que la ignorancia avance en el estado: CEDH
  • Martín Jáuregui expresa que la comunidad debe educarse

 

En opinión de Jesús Eduardo Martín Jáuregui, presidente de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH); los niños deben recibir educación sexual desde la educación temprana para evitar que los temas sexuales no sean considerados tabúes cubiertos de ignorancia.

Lo anterior en el marco de las protestas de grupos conservadores que –entre otras cosas, como no permitir el matrimonio entre personas del mismo sexo– pugnan porque impartir educación sexual a los niños sea deber únicamente de los padres y no del estado. El ombudsman lamentó que la ignorancia siga avanzando en Aguascalientes, pretendiendo crear seres aislados del conocimiento: “Hay un juego de mesa en donde cuando pasan cosas como éstas se dice que avanza la ignorancia, es lamentable que avance la ignorancia en Aguascalientes, porque nuestra preparación,  nuestra cultura, el nivel de educación, de instrucción del estado tendría que ser suficiente para que se entendiera que el conocimiento de cualquier tipo de funciones del ser humano, incluyendo por supuesto las funciones sexuales, no tienen por qué verse como un tabú, eso demuestra simplemente una corteza cerebral muy dura, un poco visión y desde luego están o pretenden crear seres aislados, seres al margen de la cultura, seres al margen de la educación, seres al margen del conocimiento”.

Agregó que las nuevas tecnologías y el cada vez más fácil acceso al Internet, permite que los niños puedan alimentarse de cualquier tipo de información, en muchas ocasiones equivocada; por lo que es preferible que estos temas se impartan en las escuelas y sean parte de los planes de estudio.

“No se les debe aislar, eso no se puede hacer, cualquier joven y cualquier niño ahora tiene en sus manos un instrumento extraordinario que son los teléfonos inteligentes, a través de esos pueden tener toda la información, entonces qué mejor que ésta información se les diera de manera estructurada, ordenada y progresiva para que lo entiendan, lo asimilen y lo conozcan. Lamento mucho que avance la ignorancia.”

–Piden que los padres sean los únicos que le den este tipo de educación a sus hijos.

–Por supuesto que así no debe de ser, vivimos en comunidad y toda la comunidad tiene la obligación de participar en la preparación, en la cultura y en el desarrollo. Nadie podría sólo preparar a sus hijos para la vida moderna, eso sería una utopía.

Durante las últimas protestas de grupos conservadores en el Congreso del Estado, quienes comulgan con dichas ideas, han portado pancartas manifestando que “la educación en la correcta sexualidad corresponde a los papás, no al Estado”.

The Author

Mónica Cerbón

Mónica Cerbón

1 Comment

  1. JuanCamaney
    20/06/2016 at 15:04 — Responder

    De acuerdo con la educación sexual en niños: disminución de embarazos en adolescentes, disminución de la población productiva, disminución de la escolaridad de la población, menor carga económica por costos de salud en el trato de mujeres embarazadas y sus complicaciones maternas y neonatales, etc, etc.
    Pero una cosa es educación sexual y otra es “promoción homosexual”
    Claro que México es un país católico (lo que muchos dirían retrasado, cuadrado, inflexible, no evolucionado en el pensamiento, no liberal, conservador, etc), lo que no se permite es que les digan a los niños que ellos pueden ser lo que quieran, que los inviten a ser niñas (a los niños) o niños (a las niñas) ya que no hay diferencias entre ambos.
    Biológicamente hablando existen diferencias: cerebros anatómicamente y fisiológicamente diferentes (por lo que no puedes esperar que un niño y una niña ven el mundo de la misma manera, razonen igual, …), sistemas hormonales diferentes (que a su vez afectan el funcionamiento cerebral y viceversa), caracteres sexuales primarios (ovarios-testículos) y secundarios (pene-clítoris, escroto-labios mayores y menores, vagina, útero, próstata, gl. seminales, gl. accesorias); y cada estructura con su respectiva función que oviamente no son iguales en niños y en niñas (tampoco en adultos, para aclarar!!)
    Una cosa es respetar los gustos y preferencias, sean sexuales o de cualquier índole, y otra es promover a que todos seamos iguales, ser “LIBRES” de escoger lo que se nos antoje, pero entonces donde quedan los derechos de los padres para escoger cómo educar a sus hijos si quieren IMPONER sus ideas de “libertad de pensamiento”, “libertad de elección de género”
    Pues sí, la ignoracia crece pero creo que la ignorancia es tanto de las autoridades imcompententes municipales, estatales y federales a promover adecuadamente los verdaderos derechos humanos

¡Participa!