El odio convertido en mandamiento / Un cuarto propio - LJA Aguascalientes
05/12/2022

Doloroso y triste han sido estos últimos días en que ocurrió el ataque del homofóbico fundamentalista Omar Meteen quien asesinó a decenas de personas de la comunidad lésbico, gay, bisexual, transexual, transgénero, travesti e intersexual en el bar Pulse ubicado en Orlando, Florida, en los Estados Unidos.

Sumamente lamentable la violencia desatada por la religión, por el fundamentalismo de quienes predican “la verdad y la palabra de dios” ese dios de muerte, de agravios y conquistas, vengativo, autoritario personificado en esos cuerpos rabiosos que destellan tanta fobia, así como al pueblo judío, como afrodescendientes, como los pueblos originarios, así fueron cayendo en ese bar un manojo de cuerpos que se negaron al mandato divino de la heterosexualidad.

La derecha ultraconservadora no hace otra cosa más que promover el odio hacía distintos grupos sociales. Donald Trump es uno de sus más fervientes exponentes, no hace falta investigar mucho para ver el incremento de agresiones y cacería de migrantes a raíz de sus mensajes racistas y xenofóbicos. Aunque por seguro uno de los aspirantes por el partido republicano de los Estados Unidos cada mañana diga su oración y se santigüe pidiéndole a dios que saque de su tierra a esa bola de criminales y violadores que llegan a su país. Dios lo sabe, él actúa bajo su mandato y enseñanza.



 

Estimadas lectoras y lectores, me he tomado el tiempo y espacio para describir la injusticia, el prejuicio y el odio bajo el que nos miran a quienes provenimos de México una parte del pueblo estadounidense porque creo que eso explica perfectamente lo ocurrido en Orlando, la masacre contra la diversidad sexual. Lo no heterosexual, el “derecho y deber” que cree tener alguien para señalar e imponer al resto de las personas su idea religiosa y moral sin dar tregua, sin ser consensuada, sino aplicarla como un dictado de dios, un mandato.

Precisamente por eso, en el caso de México surgió la necesidad del estado laico dejando atrás lo confesional. Pero el clero y los grupos conservadores incluyendo a los constituidos en partidos políticos como el PAN frecuentemente hacen caso omiso y por el contrario una y otra vez actúan contra el derecho de la mayoría de la población, el derecho a la igualdad y la dignidad. Desde luego que como todos los fundamentalismos están cargados de hipocresía pues mientras vigilan la casa de enfrente en la suya hacen aquelarre. Así es la doble moral.

Para el caso específico de Aguascalientes, un buen número de organizaciones sociales que hoy se agrupan en el Frente para los Derechos Humanos de la Diversidad Sexual han venido denunciando desde hace varios años lo que está ocurriendo. Tan así es de grave el caso que en el reciente proceso electoral quienes se postularon a distintos cargos de elección pública han reconocido el peso que tiene la Iglesia católica en la vida política del estado. De forma inconsecuente las autoridades como gobernación y los institutos electorales omitieron hacer el llamado a que se respetara el derecho y que la iglesia se abstuviera de participar en la vida política de nuestro estado. Los costos de esa omisión y de la terquedad de la jerarquía católica local ya los estamos pagando y seguro es que más adelante nos pasaran la cuenta de la tibieza de las autoridades y los excesos del clero. A ver de cuánto sale la factura.

Una vez más hago un llamado para poner atención en el discurso y los actos de intolerancia que este sector conservador continúa haciendo contra la comunidad LGBTTTI. Durante los días anteriores se repartió propaganda discriminatoria que de forma irresponsable sanciona la homosexualidad, el día martes 14 de junio hicieron presencia en el congreso grupos conservadores en supuesta defensa de la familia tradicional, maquillando la presión que estos ejercen para que partidos como Acción Nacional apoyen políticas excluyentes y nieguen el acceso a la justicia e igualdad a la población de la diversidad sexual que hoy tiene a debate el reconocimiento de matrimonio igualitario.

De nada vale que a estas alturas salga la jauría panista a decir que no tienen ninguna relación con la iglesia católica, de hecho casi todos los partidos se arrodillaron a besar el anillo del obispo, a jurarle fidelidad aunque su amasiato los lleve a un barranco sin salida. Pero esos son sus costos políticos y allá ellos, que con su PAN se lo coman.

Lo peligroso realmente es que por la hambruna de poder clerical su injerencia en la vida política ha desatado mayor intolerancia hacia la comunidad LGBTTTI en Aguascalientes, no sólo lo digo sino que lo vivimos mi compañera de vida y yo, pues en esta semana dos veces hemos tenido roces con dos hombres por agresión a nuestro visible lesbianismo. ¿Y el estado y sus instituciones qué esperan? ¿Que pase lo que en Orlando un ataque de odio por un fundamentalista católico o prefieren que mejor sea en casos individuales y “aislados” irnos amontonando para decir que fueron asuntos pasionales?   


La discusión, estimada lectora y lector, no es sobre matrimonio sí, matrimonio no. La discusión es entender que somos personas y que queremos los mismos derechos que toda la demás población, la discusión es sobre los derechos humanos, no queremos derechos especiales, no más pero tampoco menos.

[email protected]

@Chuytinoco


Show Full Content
Previous Orlando más allá de la masacre / Punto crítico
Next Comienza pavimentación en Tapias Viejas

1 thought on “El odio convertido en mandamiento / Un cuarto propio

Comments are closed.

Close

NEXT STORY

Close

Se reúne el gobernador con la nueva presidente del Supremo Tribunal de Justicia de Aguascalientes

02/08/2018
Close