La industria del entretenimiento se desmorona / Vale al Paraíso - LJA Aguascalientes
28/02/2024

 

Los ejercicios demoscópicos deben ser considerados como un novedoso segmento de la industria del entretenimiento electoral, en lugar de aquella valiosa herramienta que utilizó George Gallup en 1933, al dirigir la primera encuesta política en Estados Unidos.

Algunas empresas, negocios patito y partidos políticos se han encargado de prostituirlas para su mutuo beneficio, propiciando la pérdida de influencia en el electorado y la merma de credibilidad, por la alteración de los números y la tripulación tendenciosa de los resultados en los medios informativos.

Las encuestas preelectorales fallaron en 2010, 2012, 2015 y la del Bronco, gobernador de Nuevo León. En 2016, el grado de efectividad de los trabajos publicados llegó apenas al 66 por ciento, reconoció Ulises Beltrán en La Mesa de los Encuestadores de Leo Zuckermann.

El naufragio es oceánico. Está cubierto por el nubarrón de la corrupción, de acuerdo a las declaraciones recientes de un destacado miembro de la industria.

De mi archivo electrónico recupero una nota publicada por La Jornada Aguascalientes, el jueves 4 de julio de 2013, para exhibir la reiterada ineptitud -¿y venta de conciencia?- de la empresa que hace de Aguascalientes el territorio para hacer rentable negocio, a costa de su honorabilidad profesional:

De las Heras Demotecnia, fundada por la desaparecida María de las Heras, dio como ganador al candidato priista a la alcaldía capitalina Paco Chávez con 44 por ciento, por encima del candidato panista Toño Martín del Campo con 37 por ciento; el dato erróneo se difundió a cuatro días de la elección.

Tres años más tarde, en este 2016, el despacho dirigido por Rodrigo Galván (hijo de la recordada señora de las Heras) informó en su página electrónica, el lunes 30 de mayo, que “realizó mil 200 entrevistas en el estado de Aguascalientes con el fin de medir las preferencias electorales rumbo a los comicios de junio.

“Los resultados arrojaron que, si la elección fuera hoy,  Lorena Martínez, candidata de la coalición de los partidos PRI-PVEM-PT-Nueva Alianza, estaría a la cabeza de las preferencias electorales con el 47 por ciento, seguida por el abanderado del PAN, Martín Orozco Sandoval con un 43 por ciento; la encuesta fue reproducida el mismo día por El Sol del Centro.


Hoy, la industria del entretenimiento electoral está golpeada por el escándalo. En entrevista publicada en Proceso, Federico Berrueto, director del Gabinete de Comunicación Estratégica (GCE), denuncia:

“De una vez por todas, para empezar, que los encuestadores den la cara, que expliquen por qué las encuestas son erráticas. Que se olviden un poquito del dinero y se comprometan con el oficio”.

Sobre la manipulación y falsificación de encuestas pone un ejemplo: en Ciudad Juárez, Chihuahua, el candidato independiente a presidente municipal, Armando Cabada, le encargó una encuesta a GCE; los resultados, al 8 de abril, le fueron favorables con 43 por ciento de los sufragios.

Los números oficiales confirmaron el triunfo del independiente, quien logró 48 por ciento de los votos.

Sin embargo, una encuesta de Consulta Mitofsky, empresa dirigida por Roy Campos, levantada entre el 16 y el 18 de abril, decía que Cabadas sólo obtenía cinco por ciento de los votos.

“Estas no son fallas técnicas. Éste es un problema de integridad. Es una encuesta falsa. O el encuestador se puso en manos de un campero que le dio información falsa o los datos se alteraron de manera deliberada”, asegura Berrueto, quien advierte que los encuestadores también tienen la práctica deshonesta de “borrar su historial”.

–Si es problema de integridad, ¿es un problema de corrupción?

–¡Sin duda, sin duda!, (Proceso, “Los encuestadores, inmersos en la corrupción”, lunes 13 junio de 2016).

Hasta el momento, Roy Campos no ha respondido a los señalamientos.

Por su parte, el periodista Pablo Hiriart le recuerda a Federico Berrueto: “Para tener lengua larga hay que tener cola corta”, después de comparar los resultados oficiales contra los estimados de preferencias preelectorales difundidos por el GCE, que daban al PRI como el gran ganador en la mayoría de las gubernaturas en juego este año, incluida Aguascalientes (El Financiero, 16/06/2016).

Aunque, para tener la película completa del fiasco de la industria, debe recordarse que las encuestas de salida difundidas por El Financiero Bloomberg Televisión se fueron en banda, al enterarse que el PRI triunfaba en algunos estados donde finalmente sucumbió, como fue el caso de Aguascalientes.

El encuestador de El Financiero, Alejandro Moreno, quien en épocas anteriores prestó sus servicios a Reforma, ofreció una amplia explicación por errores cometidos.

Por eso y más, desde hace una década dejé de creer en las encuestas.

Porque alguien debe de escribirlo: El diputado Enrique Juárez Ramírez se le va encima al presidente Peña Nieto, al escribir en su muro de Twitter, el sábado 18: “Ojalá también se tome el tiempo para fortalecer su trabajo político de la mano del partido que lo llevó al poder”.

No sé si la demanda sea justa, pero a simple vista parece incongruente; en su calidad de jefe político en el distrito XIII, Juárez Ramírez hizo perder a su muy amiga y candidata Lorena Martínez, por el nulo trabajo realizado a favor del PRI. Dos años y medio le fueron suficientes para marchitar esa rosa tricolor del emblemático jardín ubicado al oriente de la ciudad, donde también fue sacrificado su correligionario Luis Gonzalo Llamas Esparza, joven candidato a diputado.

El cirujano recomienda no moverse mientras la herida está abierta. En política priva la misma indicación, supongo.

[email protected]

 


Show Full Content
Previous Socialdemencia / Economía de palabras
Next Estudiantes de la UAA obtienen el 40% de las becas para programas de movilidad a EU
Close

NEXT STORY

Close

Del Mitote al Reventón conmemora el Día Internacional de la Danza

30/04/2014
Close