De Alba y la pertinaz vocación periodística / Extravíos – LJA Aguascalientes
29/09/2020


 

Desde luego, para Gustavo A. de Alba

 

Recibo hoy una nota de Gustavo A. de Alba, editor de Crisol Plural y cineforever, donde anuncia que a partir del 20 de este mes suspendió la publicación en línea de ambos sitios. Además de razones personales que tiene que ver con su salud, De Alba indica que su decisión se debía también a las restricciones financieras que le supone mantener abiertos ambos foros.

Se trata, entonces, de un par de noticias que hay que lamentar por muchas razones. La primera porque implica el retiro involuntario, y esperemos transitorio, de un periodista y editor que -no en las mejores condiciones económicas, no en el más propicio ambiente social y político- ha sabido mantener vigente por varios años su vocación periodística.

Crisol Plural (primero es su etapa impresa y más tarde en su fase digital) surge en Aguascalientes a finales década de los ochenta del siglo pasado, después de una dilatada trayectoria periodística que De Alba había cursado en el Distrito Federal. La revista portaba, entonces, la experiencia acumulada en las salas de redacción de diversas publicaciones nacionales, pero también las aspiraciones de crear un foro abierto, plural, que ventilara la plaza pública local y que, de paso, mostrara, aquí en Aguascalientes, que el oficio periodístico puede ejercerse con modos y maneras distintos a las acostumbrados en un ambiente singularizado por la mendicidad, mezquindad y mediocridad periodística.

El itinerario de Crisol Plural estuvo, entonces, marcado desde sus primeros años por la tensión que se generó entre el levantamiento de un proyecto periodístico independiente y los usos y costumbres de la vida pública y social de la entidad. Sus aciertos y desaciertos, sus luces y sombras han sido, en mucho, las de su propio tiempo y creo que no es un desatino reconocer en el recorrido de Crisol Plural varios de las tendencias que, en lo local pero también nacional, han redefinido en las últimas décadas no sólo las relaciones entre la prensa y el poder y la opinión pública, sino también el mismo quehacer periodístico dada la acelerada innovación técnica y empresarial en las industrias de la comunicación, la informática y el entretenimiento.

Crisol Plural, en efecto, emprendió su recorrido en medio de tres transiciones convergentes, pero de naturaleza distinta. Inició su recorrido en los últimos años de un régimen político autoritario y lo concluye en una democracia; inicia como una revista impresa con periodicidad incierta y cierra con un sitio en línea que demanda actualización diaria; inicia buscando la interlocución con una comunidad de colaboradores y lectores que, por su perfil generacional, se encontraba en plena madurez en cuanto a sus expectativas políticas, culturales, profesionales y de vida y se despide discretamente en medio de la emergencia de una generación que recién está formando sus expectativas y opciones.

Ante estas tres transiciones, la política, la tecnológica y la generacional, Crisol Plural subsistió bien la primera, pero no las otras dos.

Aun así, debe reconocerse que, más que otras publicaciones con más recursos financieros pero no periodísticos, Crisol Plural fue una zona franca donde los hidrocálidos -nacidos, renegados o adoptados- podíamos mantener, con la libertad exigida, la tan necesaria conversación sobre asuntos públicos de la entidad, el país y el escenario internacional. Algo similar sucedía en torno a la conversación que sosteníamos los cinéfilos- profesionales o amateurs- en cineforever.

En todo caso, como me permití afirmar con motivo de algún aniversario de la edición impresa de Crisol Plural, creo que cualquiera que quisiera conocer realmente lo que se hacía y pensaba en el Aguascalientes de fin de siglo XX y lo transcurrido del XXI, no podía ni debía omitir el revisar y frecuentar Crisol Plural. Apenas si es necesario añadir que, a poco más de treinta años de que se fundara Crisol Plural, y con excepciones como La Jornada Aguascalientes, siguen siendo pocas, muy pocas, las publicaciones o sitios locales -si es que esa expresión tiene sentido en el ámbito digital de hoy- que vale la pena leer y visitar. De pocas publicaciones locales se puede decir lo mismo

Hay, pues, razones para lamentar el cierre de Crisol Plural y cineforever: con ello nuestra plaza pública local se achica y empobrece.

Haber mantenido por tanto tiempo abiertos y en constante animación ambos foros ha sido un magnífico ejemplo de la perseverancia de Gustavo A. de Anda, pero sobre todo de su vocación y visión periodísticas. Como lector y colaborador ocasional echaré de menos a Crisol Plural y cineforever.

 

Breviario sobre el sentido de las cosas

 

Gustavo de Anda tiene la costumbre de, en la semana en que cumple años, hacer una pausa y publicar en Crisol Plural lo que llama “desvaríos” en torno al “sentido de las cosas” y que, en realidad, son unas reflexiones morales. El texto correspondiente al 20 de septiembre de 2014, titulado “Veintiocho”, incluye los siguientes apuntes que son parte de las ideas que, como escribe el mismo De Anda, han “terminado por definir lo que soy, por explicarme y hasta por justificarme.”

 


  • Con el tiempo comprendí que ninguna radicalización por buena o mala que parezca podrá ser acertada, que la obstinación por los blancos y los negros, por los llenos y los vacíos, a menudo termina envenenando a la mente y asfixiando a la razón.

 

  • He visto que la libertad es lo fundamental pero que la igualdad es su presupuesto, que en los ejercicios donde se jerarquiza de forma absoluta uno del otro irremediablemente emerge la injusticia.

 

  • Pensando con el corazón y sintiendo con la mente, concluí que la ciencia siempre tendrá la razón pero que no sólo de razón vive el hombre; que la razón no colma el espíritu, al contrario, lo vuelve terreno firme pero árido, o como el hielo, sólido pero frío.

 

  • Descubrí que la misericordia puede equivocarse y la justicia no, que el temor por lo justo es muestra de hipócrita y convenenciera humanidad, que el hombre que defiende lo justo jamás podrá ser recriminado.

 

  • Encontré que los sentimientos son humanos y que el suprimirlos es lo mismo que suprimirnos. Que el buscar el placer no es ni delito ni pecado, que sacrificar lo que queremos y olvidar lo que somos sólo fortalece el exterior pero debilita el interior.

 

  • Aprendí que la responsabilidad es con uno mismo, con lo que se persigue, con lo que se defiende, que ni se vive de reconocimientos ni se muere de señalamientos.

 

  • Concluí que el enemigo del pensamiento es la soberbia pero también la humildad, que el hablar es igual de importante que el escuchar, que siempre se valdrá dudar y que entre más se estudiará más se ignorará.

 

  • Confirmé que la única y verdadera dignidad se construye de la congruencia entre el pensar y el hacer; que no hay mayor tranquilidad que la transparencia de lo que se es y que no hay peor traición que el aparentar por agradar.

Vídeo Recomendado

Show Full Content
Previous Gloria Estela Lomelí, actriz de los teatristas de Aguascalientes / La escena
Next Bibliótafos / Hombres (y mujeres) que no tuvieron monumento

1 thought on “De Alba y la pertinaz vocación periodística / Extravíos

  1. Estimado Lic. Claudio H. Vargas:

    Sus reflexiones y noticias alrededor de lo que sucede con Gustavo me han motivado a escribirle ya que -como ud. bien señala- es el resultado de nuestros tiempos. Tengo el gusto de haber visto nacer Crisol y haberme distinguido Gustavo con mis modestas y sencillas aportaciones eventuales y mucho antes diría yo, de haber compartido con Gustavo reuniones para promover una truncada asociación de comunicadores de Aguascalientes. Un proyecto que buscaba entendimiento y puntos de coincidencia y respeto a las diferencias entre los que por una trinchera u otra desempeñabamos la comunicación, diría yo, que incluso más allá del oficio meramente periodístico.

    Pienso que ya desde entonces, en aquellas reuniones en la sala de juntas del ICA, Gustavo meditaba su participación más trascendental que el puro reporteo y la reproducción del boletínes que era la salida cómoda de los informadores. Me siento triste porque lo sucedido con un medio que permeó en el mundo cultural y político se va mucho de la expectativa de contar con productores y editores independientes que verdaderamente aportan a la comunicación plural.

    Después de repasar el fracaso en esta materia de establecer un vínculo entre gobiernos de los tres niveles y sus destinatarios a fin de involucralos en el quehacer de dichas políticas gubernamentales, se extrañan los articulos y editoriales de finas plumas que se leían en Crisol. Recuerdo especialmente cuando se acercaban las elecciones y Crisol nos convocaba más que invitaba a leer y darle seguimiento a las facetas de los prismas de los partidos y de sus actores, de los mismos analistas y los espacios gubernamentales.

    Este es el resultado de la ausencia de una política con falta de incentivos a los editores y sin embargo si al apoyo mensual a medios para una supervivencia de un poder simulado que ya no tienen pero que ejercen de facto y que demostraron que su inamovilidad para aportar a la vida pensante y analítica de Aguascalientes, sólo beneficio a dueños que detentaron un poder sobre la mass media (parodiando un poco a los linguistas) que ya no tienen.

    Vale la pena hacer el paréntesis, que la Jornada de Aguascalientes, si cumple con un propósito claro en sus aportaciones culturales y reflexiones políticas, es un medio de consulta plural que incluye con todas la voces, he aqui la muestra con su editorial Licenciado Vargas.

    En algún foro relativo a suplementos culturales y su origen como “El Unicornio” del Sol del Centro expresaba, que si ciertos dueños de diarios y medios radiofónicos no se han dado cuenta que realmente sus diarios ya no pesan en la opinión pública y no son punto de referencia para consulta y análisis. Que simplemente giraran su cabeza a ver el grosor del directorio telefónico y se dieran cuenta que el papel ya no vende, que la noticia ya no se genera en sus diarios, que ya dejaron de ser un medio de consulta, que de hecho son historia cuando aparecen al otro día. Los medios digitales ganan la nota en este mundo global que ya cualquiera se lanza a crear información, que sus diarios sólo hacen tirajes cortos para aparentar su vigencia y buscar congratularse con los gobiernos en turmo.

    De igual manera, se ha dañado el aporte de medios masivos como la radio, donde se exhiben especialmente en una estación, conductores que hacen más gala de su estridentismo de las notas de color en adjetivos, que de sustantivos.

    Ahora la lectura de Crisol destaca por su ausencia, durante un sexenio tuvimos que conformarnos con comunicadores que no lo son, boletineros de diarios más parecidos a fanzzines por su corto tiraje e importancia en la opinión pública, o especialistas en encuestas, que tampoco aportaron gran cosa al quehacer gubernamental y político, tan es así que mostraron su ineficacia para motivar al entendimiento de los afanes de los gobiernos -ahi están las elecciones-.

    La desaparición de Crisol es -insisto- producto de la falta de una coordinación de un programa de apoyos o incentivos a la industria editorial verdaderamente responsable de sus lectores-ciudadanos. Es resultado de políticas comunicativas en manos de autollamados comunicadores que no lo fueron ni lo serán, capaces de organizar un proyecto comunicativo informativo que integrara todas las actividades y todos los actores, ya que no podían visualizarlo por falta de oficio y experiencia.

    No es lo mismo ser reportero o enviado de un encuestador nacionalmente fallido en sus predicciones para Aguascalientes, que un Gustavo de Alba. Un abrazo si me lo permite para Gustavo y a Usted mismo licenciado, ya que sólo confirmé mis propias reflexiones que Aguascalientes dificilmente tendrá otro medio serio y Plural como Crisol y su editor. Se va una época con este producto comunicativo serio y responsable.

    Con aprecio
    Fernando Hernández Delgado

Comments are closed.

Close

NEXT STORY

Close

Actualizar catastros mejora la recaudación del predial en Aguascalientes

05/04/2019
Close