Sociedad y Justicia

Enfrentará juicio en libertad acusado de homicidio de Luis Fernando Ferra Aguilar

 

  • Se le imputó una multa de 60 mil pesos, que no es la reparación del daño
  • No podrá salir del estado hasta la resolución final del juicio

 

El inculpado del fallecimiento de Luis Fernando Ferra Aguilar el 25 de junio durante la marcha por el Orgullo Gay en Aguascalientes –cuyo nombre se reserva acatando las prohibiciones de ley– podrá enfrentar su juicio en libertad con tres medidas cautelares: la presentación cada viernes a firmar en el juzgado de control del primer partido judicial, la prohibición para salir del estado durante el tiempo de deliberación del juicio, y el pago de una garantía por 60 mil pesos (cantidad que no representa el pago por la reparación del daño). El joven está acusado de homicidio culposo y omisión de auxilio por la Fiscalía General del Estado.

Lo anterior fue determinado por Ricardo Santoyo Medrano Navarro, juez de control del primer partido judicial con sede en Aguascalientes; a la luz de los lineamientos establecidos por el nuevo Sistema Penal Acusatorio y el Código Nacional de Procedimientos Penales.

Al inculpado se le dictó medida cautelar de prisión preventiva el 28 de junio, lo que responde a un análisis de riesgo realizado por la Fiscalía General del Estado y la defensa legal de los familiares de Ferra Aguilar; quienes argumentaron la posibilidad de que éste saliera del estado o incluso del país, para evadir sus responsabilidades judiciales.

La audiencia dio inicio a las trece horas con cuatro minutos del día de ayer, con la presencia de la hermana de Ferra Aguilar, su abogado y los Ministerios Públicos encargados del caso; y el inculpado, acompañado de sus abogados defensores, y personas cercanas, entre ellos su madre, así como personal de las autoridades de justicia e integrantes de la fundación VIHDA Aguascalientes.

Los abogados del joven solicitaron a la autoridad judicial la revisión de la medida cautelar impuesta, al considerar que ésta había sido excesiva por atender el principio de presunción de inocencia y pro homine; con lo que solicitaron que el imputado enfrentará su juicio en libertad, asegurando que éste no saldría del estado y atendería lo dispuesto por la ley.

Durante la exposición de motivos, la defensa agregó que el ahora acusado de homicidio culposo y omisión de auxilio, por haber impactado fatalmente con su automóvil a Luis Fernando Ferra Aguilar al inicio de la marcha por el Orgullo Gay, y presuntamente tratara de huir del lugar de los hechos, entró “en pánico y shock” tras el impacto, motivo por el cual “no pudo manejar la situación”. Además, aseguraron que el joven se detuvo a voluntad propia unas cuadras adelante, lugar en el que fue alcanzado por un elemento de la Secretaría de Seguridad Pública, quien le comunicó que de haberse detenido, hubiera corrido el riesgo de ser “linchado” o lesionado por las personas asistentes a la marcha. El abogado agregó que al inculpado “ya se le estigmatiza, se habla de él como un responsable” aún y cuando la investigación se sigue integrando. Aunado a esto agregó que “no se sabe el daño o la presión sicológica a la que será sometido”.

El cuerpo jurídico del imputado presentó documentos que comprueban su residencia y permanencia en el estado, tales como acta de nacimiento, comprobante de domicilio, comprobante de estudios (a punto de retomar la licenciatura), cartas que avalan el buen comportamiento del joven antes de los hechos por los que enfrenta juicio legal, y una carta de referencia laboral.

Agregaron que cuenta con una póliza de seguro contra responsabilidad civil hasta por cinco millones de pesos, misma que está vigente hasta el 15 de octubre del 2016.

Por su parte, los Ministerios Públicos y el abogado de la familia Ferra Aguilar trataron de demostrar al juez primero de control que los documentos anexados por la defensa del imputado no aseguraban que éste no tratara de salir del país, incluso se hizo alusión a su comportamiento luego de que impactó a Luis Fernando Ferra Aguilar, al argumentar que en ningún momento tuvo la intención de alentar el curso del automóvil y que fue detenido a una velocidad de 120 km/h, según declaraciones del elemento que lo detuvo.

“Que se ponderen los derechos de la víctima, la medida cautelar no es para reparar el daño, sino para garantizar que el inculpado no saldrá del estado”, solicitó el personal de la Fiscalía, agregando además que los documentos presentados por la defensa del inculpado no demostraban que éste no fuera a salir del estado, del país, o se escondiera en otro domicilio diferente al suyo y que eran subjetivos. Para lo anterior señalaron que el imputado tiene familiares en Estados Unidos y en la Ciudad de México. Agregaron que el delito que se le imputa tiene como sanción de tres a siete años de prisión.

El riesgo de ser linchado o estigmatizado, fue calificado por los Ministerios Públicos como meramente especulativo.

Como única participación durante la audiencia, misma que tuvo una duración cercana a las dos horas, la hermana de Luis Fernando Ferra Aguilar solicitó únicamente que se aclarará el hecho y que la justicia hiciera su trabajo respetando los derechos de la víctima. Mientras que el inculpado prometió entregar los documentos necesarios para probar que no trataría de evadir la justicia.

Durante la audiencia, la defensa del imputado presentó el pasaporte del joven, documento que estaba vencido; y solicitó la participación de su madre. Tras la aprobación del juez, ésta explicó que el familiar que reside en Estados Unidos es su tío, con quien hace aproximadamente veinte años no tiene ninguna relación, incluso presumió que –debido a su avanzada edad– este podría haber ya fallecido. Agregó que tiene un primo en la Ciudad de México, quien envió los documentos necesarios para ser localizado en caso de ser necesario. La madre del inculpado aseguró que su hijo está arraigado en el estado y que lo ocurrido fue meramente un accidente, apuntando que él no sabía que había una manifestación en el lugar de los hechos (Héroe de Nacozari esq. con Madero). “No hay razón para que sea tratado de esta manera”, añadió.

Atendiendo lo dispuesto en los artículos 155, fracción I, y II y el Artículo 173, fracción V; Ricardo Santoyo Medrano decidió dictar las tres medidas cautelares antes dispuestas al imputado, al considerar que no había riesgo de que éste tratara de evadir sus responsabilidades de ley y que no se vulneran los derechos de la víctima si el imputado enfrenta su proceso en libertad y advirtió que de no cumplir con cualquiera de las tres, se expedirá una orden de aprehensión en su contra. El pago de garantía por 60 mil pesos deberá ser expuesto ante la autoridad a más tardar tres días hábiles después del lunes próximo.

Aunque en medios de comunicación se corrió el rumor de que el accidente pudo haber sido causado por motivos de homofobia, durante la audiencia no se mencionó dicho asunto por ninguna de las partes.

The Author

Mónica Cerbón

Mónica Cerbón

No Comment

¡Participa!