Sociedad y Justicia

Repunta el consumo de cristal en jóvenes aguascalentenses

 

  • Esta sustancia desata conductas violentas en sus consumidores
  • La marihuana aún es la droga ilegal más utilizada

 

 



Notable incremento en el consumo de cristal ha registrado el Instituto de Servicios de Salud del Estado de Aguascalientes (Issea), cuyo director de Salud Mental y Adicciones, Gerardo Macías López, explicó que el uso de dicha metanfetamina ha sido detectado en jóvenes que llegan a recibir atención en el Centro de Atención para la Rehabilitación de Adicciones (Capra).

“Se ha incrementado mucho el consumo de cristal, es una droga muy tóxica que altera mucho a los jóvenes, los hace muy agresivos y puede haber consecuencias negativas; se han tenido muchos problemas de gente que llega intoxicada por cristal, se ha dado en parte del estado y a donde llegan más es a Capra, que es el lugar donde se atienden por intoxicaciones muy fuertes y llegan con mucha ansiedad y mucha agresividad, es una droga estimulante del sistema nervioso central”, indicó el funcionario de salud.

Gerardo Macías llamó a los padres de familia a mantenerse en alerta ante cualquier conducta que pudiera denotar el uso de dicha sustancia sicoactiva: “Deben de estar atentos de qué hacen, a dónde van, con quién se juntan, verlo cuando llegue a su casa, si una persona consumió mucho estimulante va a llegar agresivo, irritado, molesto, no encuentra su lugar, pueden llegar a la violencia física”.

El director de Salud Mental y Adicciones explicó que pese al repunte en el consumo de esta sustancia, aún es la marihuana el estupefaciente ilegal de mayor consumo en Aguascalientes, cuyas consecuencias están lejos de las provocadas por el consumo desmedido de bebidas embriagantes, mismo que se ha llegado a detectar en niños desde los once años de edad: “La droga legal que más se consume es el alcohol como uso nocivo, no como algo que las personas puedan consumir responsablemente, porque el alcohol que se consume responsablemente no es problema, una persona consume hasta cuatro copas por ocasión, no más de una por hora y no más de 12 por semana, no juntarlas todas, no va a pasar nada, siempre y cuando tampoco conduzcan cuando se bebe”.

Explicó el funcionario estatal que durante la época vacacional es recomendable dirigir a los jóvenes a realizar actividades recreativas para alejarlos del ocio que -aseguró- pudiera derivar en conductas de ansiedad, las cuales fácilmente pueden ser el origen de actos violentos por parte de los jóvenes: “La ansiedad es algo que se deba de saber manejar, se deben dar herramientas a los jóvenes, es el manejo de impulsos; debido a la ansiedad que tienen algunos jóvenes y adultos es donde brota la agresividad, donde hay mucha violencia y puede haber violencia dentro de la familia o los amigos. Por eso el manejo de toda esa energía debe de canalizarse sobre todo en la actividad deportiva”.

The Author

Juan Sergio Alba Carrillo

Juan Sergio Alba Carrillo

No Comment

¡Participa!